عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

Under category Varios
Creation date 2008-12-16 03:21:24
Article translated to
English   
Hits 6909
Envíe esta página a un amigo
English   
Envíe esta página a un amigo Imprimir Download article Word format Share Compaign Bookmark and Share

   

el estatus de la mujer en el islam (i).

 

en términos generales, las mujeres representan física, psicológica y emocionalmente la mitad débil de la raza humana. esta debilidad física es compensada por numerosos instintos de los que suelen carecer los hombres. sin embargo, esta mitad de la humanidad ha sido siempre dominada, maltratada, oprimida y explotada por la mitad más fuerte en ausencia de la apropiada forma de orientación divina. este hecho puede ser claramente demostrado al realizar una mirada fiel al estatus de la mujer a través de la historia.

la mujer en las civilizaciones pre islámicas y sus tradiciones.

1.     en la antigua civilización china, las mujeres eran consideradas como una minoría descalificada, nada era considerado más inferior que la mujer. las leyes chinas presumían que “las mujeres fueron creadas y colocadas en el punto más inferior de la raza humana, y debían recibir el más miserable trabajo”. partiendo de esto, las mujeres no tenían derechos. (will durant, “civilización china”).

 

2.     en la antigua civilización india, las leyes de manu enfatizaban el sometimiento de la mujer como un principio fundamental; referían que las mujeres eran impuras y que debían excluirse de las herencias. en uno de sus artículos (número 148) se lee: “en la infancia, una niña debe someterse a su padre, y más tarde a su marido. cuando su señor muera, ella se someterá a sus hijos o a sus familiares; una mujer nunca debe ser independiente.” y agrega “no hay criatura más inmoral que una mujer.”

 

el “rito de sati” establece que las viudas hindúes deben quemarse a sí mismas en la pira de su difunto esposo; esto fue practicado hasta en el siglo 18, pero en algunas partes de india aún hoy se practica.

 

recientemente, fue reportado que más de cinco millones de viudas estaban sin hogar debido a la expulsión por parte de las familias de sus esposos, o expulsadas por su propia familia.

 

3.     en la antigua civilización griega, las mujeres eran consideradas como seres inferiores, sujetas al control masculino; su nombre así como su cuerpo debía ser ocultado detrás de las puertas de su casa, y su consentimiento acerca del matrimonio en general se consideraba innecesario.

 

4.     en la antigua roma, se consideraba que las mujeres no tenían derechos, ni poder ni voluntad. una esposa romana fue descrita como: “un bebé, un ser inferior, una persona incapaz de hacer nada o de actuar acorde a su propio saber, una persona continuamente bajo la tutela y la guarda de su esposo.” (allen, 1889, volumen 3, página 550).

 

las mujeres generalmente eran despreciadas, como mueles traficados, y eran tratadas como esclavas o sirvientas. consideradas inferiores que los hombres, la esposa tenía que sentarse en el piso en presencia de su esposo, y seguirlo a pie mientras él cabalgaba. (will durant, “historia del mundo”). en las leyes de la antigua roma, la mujer era completamente dependiente de algún hombre. si se casaba, ella y su propiedad pasarían al poder de su esposo. la mujer era considerada una propiedad adquirida por su esposo, y como una esclava, era sólo adquirida para el beneficio del hombre. una mujer nunca podría ejercer ningún cargo público o civil, nunca podría ser una testigo, una garantía, una tutor, una guardiana; nunca podría hacer un testamento o firmar un contrato.

 

en la ley romana, las mujeres eran despreciadas como seres incapaces, como los niños o como dementes. la minoría de edad, la demencia y la femineidad eran las principales razones para descalificar a una persona. tanto las niñas como las esposas no tenían un estatus independiente durante toda la vida de sus tutores, quienes tenían la plena autoridad sobre ellas, incluidos los derechos de venderlas, expulsarlas, torturarlas, encarcelarlas, e incluso matarlas.

 

5.     en la vieja ley escandinava, las mujeres estaban bajo perpetuo tutelaje, fueran casadas o solteras. si la mujer se casaba sin el consentimiento de su tutor, él tenía el derecho de administrar y usufructuar sus propiedades durante toda su vida. (enciclopedia británica, volumen 28, página 783).

 

6.     según la antigua ley inglesa: “todos los bienes inmuebles que la esposa posea en el momento de su matrimonio, pasan a ser posesión de su marido. él tiene derecho a la renta de su terreno, y a todo beneficio que pudiera surgir de esos bienes durante la vida en común de los cónyuges”. con el paso del tiempo, los tribunales ingleses idearon medios para prohibir la transferencia de los bienes inmuebles por parte de los esposos sin el consentimiento de la esposa, pero él seguía teniendo el derecho de administrarlos y de recibir el dinero que ellos produjeran. en lo que respecta a la propiedad personal de la esposa, el esposo tenía el poder completo. él tenía el derecho de gastarlo como considerara oportuno.

 

sólo a fines del siglo 19 “la ley de la propiedad de las mujeres casadas” que se realizó en 1870 e.c. y fue enmendada en 1882 e.c. y en 1887 e.c., les dio a las mujeres casadas el derecho a tener su propiedad y de realizar contratos a la par con solteras, viudas y divorciadas. (enciclopedia británica, 11va edición, 1986. volumen 23, página 624).

 

bajo el título “el sometimiento de la mujer”, john stuart mill escribió: “…mientras tanto, la mujer es la esclava de su marido, no menos que los esclavos.”

 

7.     la enciclopedia bíblica (1902, volumen 3, páginas 2942 – 2947) refiere: “casarse con una mujer significa simplemente adquirirla en posesión al realizar el pago de la compra; el casarse es comprar una mujer de quien el dinero ha sido pagado…el consentimiento de la mujer es innecesario, y la necesidad de él no está sugerido en ninguna parte en la ley…la mujer, es la propiedad del hombre, su derecho de divorciarse de ella es algo natural…”

 

8.     en la tradición judía, las mujeres tenían un estatus inferior, siendo consideradas impuras e intocables durante sus períodos menstruales. tanto las hijas como la esposa no tenían derecho a recibir herencia si había algún descendiente hombre del difunto padre o esposo.

 

más aún, la mujer podía ser heredada tanto por el padre, hermano, marido o cualquier hombre de la familia. siguiendo el libro del éxodo, los judíos egipcios tenían el siguiente artículo en sus leyes civiles (artículo 36): “en ausencia de descendencia masculina, la viuda deberá casarse con el hermano de su difunto esposo, y con nadie más, a menos que él disuelva este matrimonio.”

 

9.     el nuevo testamento está totalmente desprovisto de requerimientos judiciales sobre la vida familiar, pero las primeras tradiciones cristianas no sólo siguieron a los judíos en la afirmación de un estatus inferior de la mujer, sino que las privaron de numerosos derechos legales de los que habían gozado previamente.

 

en su libro titulado “matrimonio, este y oeste”, david y vera mace (1960, páginas 80 y 81) escribieron: “sería difícil encontrar en alguna parte referencias más degradantes para el sexo femenino que las proporcionadas por los padres de la iglesia primitiva.” estos dos autores citan a lecky, el famoso historiador, cuando habla de “estos feroces incentivos, que forman tan conspicuas y grotescas porciones de las escrituras de los padres” en sus propias palabras como sigue: “la mujer ha representado la puerta del infierno, como la madre de todas las enfermedades humanas. ella debería estar avergonzada con el pensamiento de que ella es una mujer. debería vivir en una continua penitencia como consecuencia de las maldiciones que le ha provocado al mundo. debería estar avergonzada de su vestimenta, que es el recordatorio de su descenso. debería estar especialmente avergonzada de su belleza, porque es el más potente instrumento del diablo.”

 

david y vera mace también citan a tertuliano en su ataque a las mujeres, donde escribió refiriéndose a ellas: “¿saben que cada una de ustedes es una eva? la sentencia de dios sobre el sexo de sus vidas en esta edad; la culpa debe – necesariamente – vivir también. ustedes son las puertas del diablo; son las que abrieron el camino al árbol prohibido; son las primeras desertoras de la ley divina; ustedes son las que persuaden al hombre a quien el diablo no ha sido lo suficientemente valiente para atacar. ustedes destruyeron tan fácilmente la imagen de dios…”

 

10. en la arabia pagana las mujeres no tenían ningún derecho. solían ser vistas como artículos para comprar o heredar. por ese valor tan bajo asignado a la mujer, la espantosa costumbre de enterrar vivas a las bebés fue difundido en algunas tribus por miedo a la vergüenza. este infanticidio femenino es un cruel asesinato que refleja las actitudes de algunos padres que detestaban y rechazaban a sus hijas, y retrata la imagen del estatus de la mujer en esos días de ignorancia (denominado en árabe: yahiliyyah, que corresponde al tiempo y sociedades previas al surgimiento de muhammad; “edad de la ignorancia”). entre otros malos hábitos de los árabes paganos, las viudas eran sujetas ellas mismas a ser heredadas junto con las propiedades de su difunto esposo.

la mujer en el islam.

el glorioso corán fue revelado hace más de 14 siglos atrás, con un claro énfasis acerca de que los primeros seres de la raza humana, adán y eva (allah esté complacido con ellos) fueron creados de una sola alma.

“¡hombres! temed a vuestro señor que os creó a partir de un solo ser, creando de él a su pareja y generando a partir de ambos muchos hombres y mujeres. y temed a allah, por quien os pedís unos a otros, y respetad los lazos de sangre. realmente allah os está observando.” sura an nisa (de las mujeres): 1.

“él es quien os creó a partir de un solo ser del que hizo a su pareja para que encontrara sosiego e intimidad en ella. y después de cubrirla, quedó embarazada de una carga ligera que llevó adelante hasta que se hizo pesada y entonces ambos pidieron a allah, su señor: ‘si nos das un hijo recto estaremos siempre agradecidos’.” sura al araf: 189.

y allah os ha dado esposas nacidas de vosotros. y de vuestras esposas, hijos y nietos. os provee también con cosas buenas. ¿es que van a creer en lo falso negando las bendiciones de allah?” sura an nahl (de la abeja): 72.

“el originador de los cielos y de la tierra, os ha dado, de vosotros mismos, esposas y ha hecho a los animales de rebaño también en parejas, así es como os multiplica. no hay nada como él; él es quien todo lo oye, quien todo lo ve.” sura ash shura (de la consulta): 11.

el noble corán también descendió con el énfasis de que eva (allah esté complacido con ella) no es la única culpable del primer pecado de adán. ambos fueron culpables de la desobediencia de la orden divina, ambos reconocieron su error y se arrepintieron, y ambos fueron perdonados.

“pero el shaytán (satán) les hizo caer a causa de él, sacándolos de donde estaban. dijimos: ¡descended!: unos seréis enemigos de otros (adán y eva en relación al shaytán). tendréis temporalmente en la tierra un lugar de asentamiento y bienes de los que disfrutar.” sura al baqarah (de la vaca): 36.

“el shaytán les susurró, por lo que se les hizo manifiesto lo que estaba oculto de sus vergüenzas, diciéndoles: ‘vuestro señor os ha prohibido este árbol sólo para evitar que seáis ángeles o que no muráis nunca’. les aseguró jurándoles: ‘realmente soy un consejero para vosotros’. y los sedujo con engaños, y una vez hubieron probado del árbol, se les hicieron manifiestas sus vergüenzas y comenzaron a cubrirlas con hojas del jardín. entonces su señor les llamó: ‘¿no os había dicho que el shaytán era para vosotros un enemigo declarado?’ dijeron: ‘¡señor nuestro! hemos sido injustos con nosotros mismos y si no nos perdonas y no tienes misericordia de nosotros, estaremos entre los perdidos’. dijo: ‘descended todos. seréis mutuos enemigos (adán y eva y el shaytán). tendréis morada en la tierra y posesiones en disfrute por un tiempo’.” sura al araf: 20 – 24.

de hecho, adán fue específica y únicamente culpado, al menos en una aleya (verso) del corán: “y ambos comieron de él. entonces se les mostraron sus partes pudendas y comenzaron a taparse con hojas del jardín. adán desobedeció a su señor y malogró (lo que tenía).” sura ta ha: 121.

el corán declara en numerosas aleyas el hecho de que los hombres y las mujeres están integrados, y son mitades iguales de la raza humana. son iguales en su naturaleza humana, derechos y obligaciones, a pesar de sus diferencias físicas, fisiológicas, psicológicas y emocionales, las cuales son esenciales para la realización y continuidad de la vida equilibrada de la raza humana. estas marcadas e indiscutibles diferencias entre hombres y mujeres, no implica la supremacía de uno de los dos sexos sobre el otro, sino que sólo reflejan los roles integrales y complementarios en la vida.

de hecho, tanto el corán como las tradiciones del profeta muhammad (la paz sea con él) han enfatizado la equidad espiritual, religiosa, intelectual, social, económica y política entre hombres y mujeres, elevando a las mujeres a su posición natural en la sociedad humana, y devolviéndoles su honor y dignidad que habían estado perdidos en ausencia de la verdadera forma de orientación divina.

basta mencionar que una de las más largas suras del sagrado corán es la sura an nisa (de las mujeres). esta sura del corán cubre parámetros sociales como las mujeres y su relación con el otro sexo, el matrimonio, los derechos familiares y las obligaciones de cada uno, los huérfanos, la herencia, los arreglos de las disputas familiares, y los desafíos de la familia y la sociedad en general. enfatiza la necesidad de la guía divina en estos temas donde las personas nunca podrían realizar un juicio justo.

otra larga sura del corán es la llamada sura al imran (de la familia de imran) el padre de maría, madre de jesús (allah esté complacido con ambos). la 19º sura es titulada maryam (maría), la madre de jesús. la 58º sura es llamada al muyadilah (de la discusión); la sura número 60 es titulada al mumtahanah (de la examinada). tanto la sura 65 (at talaq: del divorcio), como la 66 (at tahrim: de la prohibición) tratan asuntos familiares y sociales como el divorcio y su necesidad como último recurso, cuando todas las formas posibles de reconciliación fallaron (el islam no obliga a las parejas infelices a permanecer juntas) y las precauciones necesarias. de hecho, la incompatibilidad de ciertos individuos y la debilidad de la naturaleza humana requieren ciertas salidas y resguardos para que la santidad del matrimonio no sea realizado como un amuleto, en detrimento de la vida humana. estas dos suras explican en qué medida la oposición de un sexo contra el otro, la falta de armonía entre los dos sexos, o la perversión de estas relaciones pueden ser altamente perjudiciales para los más altos intereses de los individuos, sus familias y la  sociedad en general.

basta mencionar que las dos figuras más altamente elogiadas en el noble corán son maría, la madre de jesús (la paz sea con ellos) y asia, la esposa del faraón del tiempo de moisés (la paz sea con él).

el profeta muhammad (la paz sea con él) dijo:

“entre ustedes, los más generosos (en carácter) son quienes son amables con las mujeres, y los inmorales son los que las insultan.”

en su peregrinación de despedida, el profeta muhammad (la paz sea con él) dijo:

“yo les ordené que trataran a las mujeres de forma justa, ya que son la mitad gemela de los hombres.”

 




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا