عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

Under category 24 HORAS EN LA VIDA DE UN MUSULMÁN
Creation date 2009-01-19 14:12:19
Article translated to
العربية    English    Deutsch   
Hits 8390
Envíe esta página a un amigo
العربية    English    Deutsch   
Envíe esta página a un amigo Imprimir Download article Word format Share Compaign Bookmark and Share

   

la mayoría de las personas adultas dedican gran parte de su tiempo a trabajar, pero los que actúan según las enseñanzas del corán son notablemente diferentes de sus colegas, que comparten una moral común. para un creyente, no importa lo urgente que pueda ser su trabajo, es más importante cumplir su deber y rendir culto a dios. dios así lo revela en el corán:

… di: “¡lo que hay junto a dios es mucho mejor que cualquier distracción y que cualquier ganancia! ¡y dios es el mejor de los proveedores! (sura la congregación 62: 11)

un creyente es consciente de esto y ningún trabajo impedirá que se acuerde de pronunciar el nombre de dios o de rendirle culto; no descuidará ni pospondrá ninguna obligación religiosa por el mero hacho de obtener un beneficio material. nuestro señor llama nuestra atención sobre esto en una aleya del corán:

en las casas [de adoración] que dios ha permitido que se erijan para que se recuerde en ellas su nombre, [hay quienes] proclaman su infinita gloria, mañana y tarde – gentes a las que ni el comercio [mundano] ni la búsqueda de beneficio consiguen distraer del recuerdo de dios, de ser constantes e la oración, y de la caridad: [gentes] que se llenan de temor [ante la idea] del día en que los corazones y los ojos se desencajarán. (sura la luz 24: 36-37)

el motivo de resaltar el comercio en este versículo es que el deseo de obtener un beneficio material es una de las mayores flaquezas del ser humano. algunas personas están dispuestas a descuidar los preceptos del din (modo de vida islámico) por el mero hecho de ganar más dinero, conseguir más propiedades u ostentar más poder. por ejemplo, no rezan ni cumplen ninguna otra obligación, ni muestran la calidad de su carácter incluso aunque puedan hacerlo.

hay una serie de beneficios que estas personas esperan como recompensa a su esfuerzo. quieren una buena vida en este mundo, ser prósperos, obtener una posición y respeto, ser honrados en la sociedad, hacer un buen matrimonio y tener hijos dignos de elogio, etc. estas son algunas de las cosas que los que se apartan de los valores del corán eligen en vez de la otra vida. de hecho, todas estas cosas suponen dones legítimos para quien aspira a ganar la aprobación de dios y lograr la vida futura. sin embargo, estos últimos cuentan con unas cualidades que los diferencian de los demás: trabajan para agradar a dios, emplean su dinero del modo en que dios les ha aconsejado hacerlo y, tanto en sus negocios como en cualquier otro asunto, se muestran meticulosos a la hora de seguir los mandatos divinos.

en una aleya del corán, dios resalta los peligros de ver el comercio como algo preferible al din (modo de vida islámico):

di: “si vuestros padres, vuestros hijos, vuestros hermanos, vuestras esposas, vuestro clan, los bienes que habéis adquirido, los negocios por cuyas pérdidas teméis y las viviendas en las que os complacéis – [si todo eso] os es más querido que dios, su enviado y la lucha por su causa, entonces esperad a que dios haga manifiesta su voluntad; y [sabed que] dios no guía a la gente perversa.” (sura el arrepentimiento 9: 24)

un creyente que tenga una fe profunda hará todo lo posible para evitar caer en esta tentación. dios espera nobleza de carácter en los creyentes y que la demuestren sin importar el trabajo que tengan entre manos. a la hora de hacer negocios, son honestos, sinceros, sacrificados, trabajadores, justos y modestos. toda su atención se dirige a lograr la aprobación de dios y a mantener los límites que él ha impuesto entre lo que es legal y lo que no lo es. dios ha ordenado a los creyentes que, cuando hagan negocios, no abusen de los derechos de los demás, que midan y pesen con equidad y que no disminuyan el valor de los bienes de otros. (sura hud 11: 85)

en unas cuantas aleyas, dios ha revelado la importancia de ser honesto en los negocios, de tratar justamente a los demás y, al hacerlo de este modo, mostrar las cualidades que los adornan y ganar su aprobación:

y dad la medida completa cuando midáis, y pesad con una balanza justa: esto será [por vuestro propio] bien, y lo mejor en definitiva. (sura el viaje nocturno 17: 35)

¡sopesad, pues, [vuestras acciones] con equidad, y no os quedéis cortos en la medida! (sura el más misericordioso 55: 9)

en el corán, dios explica cómo se debe comportar la gente en los negocios y en el comercio. en primer lugar, dios ha prohibido claramente la usura: "… así que dios ha hecho lícito el comercio y ha prohibido la usura." (sura la vaca 2: 275). otra cosa que dios ha revelado es cómo tratar los negocios y las deudas. dios ordena que, al hacer cualquier tipo de negocio, cuando una persona acepta que se le pague una deuda después de un plazo determinado, debería ponerlo por escrito. si la persona que ha contraído la deuda resulta ser incompetente o débil de mente o cuerpo o incapaz de dictar, será su tutor el que dicte. y dos hombres deben ser los testigos. (sura la vaca 2: 282)

otra cosa a la que los creyentes deberían prestar atención mientras trabajan es consultar la opinión de otras personas cuando toman decisiones, inician un negocio y mejoran su funcionamiento. dios dice en el corán que ésta es una cualidad del creyente.

como en todas las esferas, también en el negocio y el comercio, el corán nos dice lo que es mejor, más fácil y correcto para nuestra vida. de este modo, ayuda a la gente a liberarse del estrés y la depresión y hace posible que se trabaje en un ambiente saludable y pacífico en donde pueden someterse a dios, tomar las decisiones adecuadas y consultarlas con otros.

además de esto, un creyente mantiene la mente abierta en su trabajo y hace planes a corto y largo plazo, planificando las diversas etapas. y después de comenzar su trabajo, calculará definitivamente las etapas posteriores, las medidas que le aseguren el éxito con el tiempo y las alternativas posibles. y tomará todas las precauciones que dios le ha mostrado en el corán para asegurarse de que una medida que piensa será beneficiosa poner en práctica no resultará ser perjudicial a la larga. mientras realiza su trabajo, rezará a dios con todo su corazón, le pedirá que se lo facilite y considerará que ninguna iniciativa tendrá éxito a menos que dios así lo desee. espera que el trabajo que realice sea una manera de ganar el favor de dios.

en la época en que vivimos, han tenido lugar nuevos descubrimientos y avances científicos que la gente de épocas pasadas no podría ni siquiera haber imaginado. el corán nos enseña a dar gracias por estas incomparables oportunidades. por ejemplo, la ciencia, la tecnología, los modernos medios de transporte y comunicación han llegado a un alto grado de desarrollo. gracias a los ordenadores y a internet, las personas de todo el mundo se pueden comunicar unos con otros en cuestión de segundos, intercambiar información y establecer contacto. ciertamente, se trata de dones sobre los que se debe meditar profundamente. los profetas que dios ha puesto como ejemplo en el corán siempre se acercaban a él con sinceridad, y siempre pensaban en él y le daban las gracias cuando trabajaban. en el sura saba’, dios dice:

hacían para él cuanto quería: santuarios, estatuas, pilas [grandes] como estanques y calderas fijadas al suelo. [y dijimos:] “¡trabajad, oh pueblo de david, en agradecimiento [a mí] – y [recordad que] pocos son los realmente agradecidos [aun] entre mis siervos!” (sura saba' 34: 13




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا