عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

Under category Varios
Creation date 2009-03-01 14:46:33
Article translated to
English   
Hits 7059
Envíe esta página a un amigo
English   
Envíe esta página a un amigo Imprimir Download article Word format Share Compaign Bookmark and Share

   

el estatus de la mujer en el islam (iii).

 

d.   la igualdad social entre hombres y mujeres en el islam.

 

en el islam, la igualdad espiritual, religiosa e intelectual entre hombres y mujeres es reflejada en la equidad social a todos los niveles. el profeta muhammad (la paz sea con él) dijo: “las mujeres son las mitad gemela de los hombres”, y consecuentemente ha rechazado toda forma de discriminación entre los niños y las niñas diciendo: “si yo tuviera que tener alguna preferencia, sería para las mujeres”. en consecuencia, la jurisprudencia del islam determina la equidad entre hombres y mujeres. los derechos y obligaciones son destinados para las mujeres como lo son para los hombres, excepto en cuestiones relacionadas con las diferencias físicas específicas de alguno de los dos sexos.

el extremo cuidado hacia las niñas y adolescentes, y el énfasis islámico acerca de tratarlas con justicia y amabilidad queda demostrado en los dichos del profeta (la paz sea con él):

“quien tenga una hija y no la entierre viva, no la insulte, y no favorezca a su hijo por sobre ella, allah lo dejará entrar en el paraíso.” (ibn hanbal número 1957).

“quien mantenga a dos hijas (o dos hermanas) hasta su madurez, él y yo vendremos en el día del juicio final de esta manera (y colocó dos dedos juntos).” (ibn hanbal número 2104).

estos dichos del profeta (la paz sea con él) se realizaron cuando el infanticidio femenino era una práctica común entre muchas tribus paganas. el noble corán descendió con la instrucción definitiva de detener estos crueles crímenes:

“cuando la niña enterrada viva sea preguntada ¿por qué crimen te mataron?” sura at takwir (del arrollamiento): 8 – 9.

el noble corán también condena el injusto rechazo hacia las niñas por sus padres paganos:

“y cuando a alguno de ellos se le anuncia el nacimiento de una niña su rostro se ensombrece y tiene que contener la ira. se esconde de la gente a causa del mal de lo que se le anunció pensando si se quedará con ello a pesar de la vergüenza o lo enterrará. ¿acaso no es malo lo que juzgan?” sura an nahl (de la abeja): 58 – 59.

a pesar de la guía del corán, la preferencia por los hijos varones persiste en muchas sociedades, tanto es así que el aborto de los fetos femeninos es actualmente practicado entre los hindúes de la india moderna y los budistas de la china moderna.

el islam categóricamente condena toda forma de discriminación entre los fetos femeninos y masculinos. el nacimiento de hombres y mujeres es una decisión divina que nunca debería estar interrumpida por el hombre. mantiene una proporción casi igual de hombres y mujeres, y cualquier interferencia humana puede inclinar esa balanza, y por lo tanto, pude generar tristes consecuencias. de esta manera, el nacimiento de niños y niñas es igualmente importante para el balance de la sociedad humana, y un gran regalo de allah para los padres y para su sociedad, y por ambos tienen que estar agradecidos.

el islam fomenta un sentimiento alegre y positivo acerca de las hijas y su buena crianza. el profeta muhammad (la paz sea con él) dijo:

“quien se someta a la prueba de cuidar a tres hijas y las trate con generosidad, este acto lo protegerá del fuego del infierno.” un hombre de la audiencia preguntó: “¡oh mensajero de allah! ¿también si fueran dos?” el profeta contestó: “sí” y el hombre continúo preguntando: “¿aún si fuera una?”, y la respuesta del profeta fue nuevamente afirmativa. (al bujari).

el islam exhorta a los musulmanes a proporcionar a sus hijas la mejor formación posible, educación y aprendizaje, y verlas casadas con un buen musulmán, y continuar con su preocupación sobre su propia existencia aún después del casamiento sin demasiada interferencia con sus vidas privadas a menos que sea necesario. el profeta (la paz sea con él) dijo:

“quien alimenta a tres hijas, las educa y forma, se preocupa por su casamiento (y luego) les ofrece amabilidad, tendrá un lugar reservado en el paraíso.” (hakim).

como parte de la sumisión espiritual entre los padres y sus hijas, el islam ha hecho la manutención de las hijas una obligación legal por parte de su padre (o su pariente más cercano) hasta su casamiento. después del matrimonio, su manutención es únicamente la responsabilidad de su esposo. si él muere o se divorcia, y ella carece de los medios financieros adecuados, la responsabilidad pasa a sus hijos. si no tiene hijos, la responsabilidad vuelve a su familiar más cercano, empezando por su padre, abuelo, hermanos, tíos, etc. si ella vuelve a casarse la totalidad de su manutención será de su nuevo esposo. el profeta muhammad (la paz sea con él) dijo:

“¿no debería mostrarte cuál es la más grandiosa caridad? es el ser agradecido con tu hija quien (después de enviudar o divorciarse) vuelve hacia ti, y no hay nadie más excepto tú, quien pueda ser su soporte financiero.”

como esposa, el islam mantiene en la mujer su igualdad espiritual, religiosa e intelectual en una relación de interdependencia con su marido, gobernado por amor y misericordia. esta relación íntima no infringe la dignidad, honor y la libre voluntad de la esposa, con la aceptación del esposo como cabeza de familia.

ambos, esposo y esposa tienen iguales derechos y reivindicaciones uno sobre el otro, pero la familia necesita el liderazgo que es dado al esposo en vista de sus características fisiológicas y psicológicas.

en el corán leemos:

“y parte de sus signos es que os creó esposas sacadas de vosotros mismos para que encontrarais sosiego en ellas y puso entre vosotros amor y misericordia; realmente en eso hay signos para gente que reflexiona.” sura ar rum (de los romanos): 21.

en el islam, la mujer no puede ser obligada a casarse con quien ella no de su consentimiento. en el momento de aceptar el matrimonio, la novia tiene todo el derecho de su “mahre” que es un regalo matrimonial que simboliza el amor y el afecto, no una adquisición de dinero como se suele ser visto. es dado por el novio e incluido en el contrato de casamiento.

en el corán leemos:

“los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas. las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que allah manda guardar. pero aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, percutidlas; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. allah es siempre excelso, grande.” sura an nisa (de las mujeres): 34.

“las divorciadas deberán esperar tres menstruaciones para estar en disposición de volverse a casar y no es lícito que oculten lo que allah haya creado en sus vientres si creen en allah y en el último día. sus esposos tienen más derecho a volver con ellas dentro de este plazo, si quieren rectificar. los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido; pero los hombres tienen un grado (de responsabilidad) sobre ellas. allah es poderoso y sabio:” sura al baqarah (de la vaca): 228.

este grado al cual se refiere, es la responsabilidad de su manutención y protección. no implica superioridad o ventaja, sino que deriva de las diferencias naturales entre ambos sexos que da derecho al sexo débil a ser cuidado y protegido. esto no implica (de ningún modo) que el esposo deba decidir todo en los asuntos familiares, el islam enfatiza la importancia de la consulta y el común acuerdo en las decisiones familiares. el matrimonio en el islam es un proceso de intercambio entre esposo y esposa. se basa en el amor y la misericordia, y entre muchos de sus objetivos encontramos la tranquilidad, la estabilidad emocional y la buena compañía y la perpetuación de la vida humana. ambos, esposo y esposa, se espera que encuentren tranquilidad en la compañía del otro y estén comprometidos el uno con el otro con amor y misericordia. esto comprende el cuidado mutuo, la consideración, respeto y afecto. aún si se desarrolla un sentido de desagrado como el resultado del contacto diario, tanto el noble corán como las tradiciones del profeta (la paz sea con él) recomendaron fuertemente el trato amable y el compañerismo honesto.

en el noble corán encontramos:

“¡vosotros que creéis! no os está permitido heredar las mujeres por la fuerza ni que les pongáis impedimentos para llevaros parte de los que les disteis; excepto que hayan cometido un acto probado de indecencia. convivid con ellas según lo reconocido y si os disgustan, tal vez os esté disgustando algo en lo que allah ha puesto mucho bien.” sura an nisa (de las mujeres): 19.

el profeta muhammad (la paz sea con él) dijo:

“el mejor de ustedes es el mejor con su familia, y yo soy el mejor de entre ustedes con mi familia.”

“los creyentes más perfectos son los mejores en conducta, y los mejores de ustedes son los que tratan mejor a sus esposas.”

una vez más, en la medida en que el consentimiento de la mujer para el casamiento es obligatorio en el islam, su derecho a buscar el fin de un matrimonio no exitoso también está concedido. sin embargo, debido a la naturaleza relativamente más emocional de la mujer, debe ser presentada una razón convincente para el divorcio. no sólo esto, sino que la esposa puede divorciarse por ella misma si este derecho está estipulado en el contrato nupcial, o si lo puede hacer sin los derechos financieros de su esposo (al jula).

el noble corán refiere:

“el divorcio son dos veces. y, o bien la vuelve a tomar según lo reconocido, o la deja ir en buenos términos. y no os está permitido quedaros con nada de lo que hayáis dado (a sus esposas). a menos que ambos teman no cumplir los límites de allah. y si teméis no cumplir los límites de allah, no hay falta para ninguno de los dos si ella ofrece alguna compensación. estos son los límites de allah, no los traspaséis. quien traspase los límites de allah…esos son los injustos.” sura al baqarah (de la vaca): 229.

“y si divorciáis a las mujeres y llegan al final de su plazo de espera, o bien las conserváis según la forma reconocida de hacerlo, o bien las dejáis del mismo modo; pero no las retengáis a la fuerza transgrediendo los límites. quien lo haga, habrá sido injusto consigo mismo. no toméis a burla los signos de allah. y recordad los favores de allah con vosotros y la parte del libro y de la sabiduría que os reveló para que con ello tuvierais presente lo que se debe cumplir y lo que se debe evitar. temed a allah y sabed que allah tiene conocimiento de todas las cosas.” sura al baqarah (de la vaca): 231.

“¡vosotros que creéis! cuando desposéis a las creyentes y luego las divorciéis antes de haberlas tocado, no tenéis que contar ningún período de espera. dadles algo de provecho y dejadlas ir con delicadeza.” sura al ahzab (de los coligados): 49.

como madre, el islam asigna el más alto rango en la familia. a pesar de las exhortaciones excesivas de ser tan amables como sea posible con los padres, usualmente la madre se presenta antes que el padre. el noble corán considera la amabilidad hacia los padres junto a la adoración de allah. el corán dice:

“tu señor ha ordenado que sólo lo adoréis a él y que hagáis el bien con los padres. y si a alguno de ellos, o a los dos juntos, les llega la vejez junto a ti, no les digas ‘uff’ ni  los rechaces, sino que háblales con buenas palabras. baja sobre ellos el ala de la humildad que viene de la misericordia y di: ¡señor mío! ten piedad de ellos, al igual que ellos me criaron cuando era pequeño.” sura al isra (del viaje nocturno): 23 – 24.

“hemos encomendado al hombre que trate bien a sus padres. su madre lo llevó en el vientre fatiga tras fatiga y fue destetado a los dos años. sé agradecido conmigo y con tus padres. a mí has de volver. pero si se empeñan en que me asocies algo de lo que no tienes conocimiento, entonces no los obedezcas. pero acompáñalos en este mundo como es debido. y sigue el camino de los que se vuelven a mí en todo. después habréis de volver a mí y os haré saber lo que hacíais.” sura luqman (de luqman): 14 – 15.

“y le hemos encomendado al hombre que haga el bien a sus padres. su madre lo llevó en el vientre con fatiga, y con fatiga lo parió, durando su embarazo y la lactancia treinta meses. y al alcanzar la madurez, tras haber llegado a los cuarenta años, dice: ¡señor mío! infunde en mí que te agradezca el beneficio con el que me has favorecido a mí y a mis padres y que lleve a cabo buenas acciones que sean de tu agrado; y haz mi descendencia recta. en verdad a ti me vuelvo y soy de los sometidos.” sura al ahqaf (de las dunas): 15.

“hemos encomendado al hombre tratar con bondad a sus padres, pero si luchan contra ti para que asocies conmigo algo de lo que no tienes conocimiento, entonces no los obedezcas. habréis de volver a mí y os haré saber lo que hayáis hecho.” sura al ankabut (de la araña): 8.

un hombre fue donde se encontraba el profeta (la paz sea con él) y le dijo: “oh mensajero de allah, ¿quién entre las personas es el más merecedor de mi buena compañía?” el profeta contestó: “tu madre”; el hombre agregó: “¿y luego quién más?”; el profeta respondió: “tu madre”; entonces el hombre dijo: “¿y luego quién más?”; y el profeta nuevamente contestó: “tu madre”; el hombre preguntó: ¿y luego quién más?”; en ese momento el profeta dijo: “tu padre”. (al bujari y muslim).

el profeta (la paz sea con él) dijo repetidamente:

“el paraíso yace bajo los pies de las madres.” (al aasaiy, ibn majah, ahmad).

el profeta (la paz sea con él) fue preguntado por su esposa aisha (allah esté complacido con ella): “¡oh mensajero de allah! ¿quién tiene el mayor derecho sobre un hombre?” el profeta contestó: “su madre”.

la desobediencia e ingratitud para con los padres está incluida en la categoría de los mayores pecados, como repetidamente fue mencionado por el profeta (la paz sea con él). y esto es aún más pecaminoso si está dirigido hacia las madres, como el profeta mencionó:

“allah te ha prohibido ser desobediente con tu madre…”

 

e.    la igualdad económica entre el hombre y la mujer en el islam.

 

el islam establece la igualdad de derechos de propiedad independiente tanto para el hombre como para la mujer, un derecho del cual las mujeres habían estado privadas en otros sistemas en el pasado y en el presente.

por ejemplo en francia, la elegibilidad de las mujeres a realizar contratos no fue concedido hasta 1938 e.c., con esto una mujer casada necesitaba obtener el permiso de su esposo antes de que ella pudiera disponer de su propiedad.

contrariamente a esta disposición injusta, hace más de 14 siglos atrás la ley islámica, ha reconocido plenamente los derechos de las mujeres a poseer su riqueza (ya sea en forma de oro, plata o joyas, dinero en efectivo, bienes inmuebles y otras propiedades) y la libre voluntad de disponerlos en forma que ella considere mejor (a través de la venta, alquiler, intercambio, o donando parte de ellos, etc.). este derecho no cambia, sea ella casada o soltera, y se aplica antes y después del matrimonio. en el islam, la mujer no puede ser considerada como una menor de edad sólo por ser mujer, como ha sido erróneamente practicado en muchas otras constituciones.

como el derecho de las mujeres a buscar empleo, el islam no lo objeta cuando hay una necesidad de él, y siempre que el empleo se ajuste a su naturaleza y no la fuerce a situaciones prohibidas por allah. sin embargo, el islam coloca el rol femenino en la sociedad como esposa y madre, como sus más sagradas y esenciales obligaciones. el islam (más de 14 siglos atrás) restituyó el derecho de la herencia de la mujer, luego de que ellas mismas fueran objeto de herencia en muchas sociedades y culturas.

el corán dice:

“a los hombres les pertenece una parte de lo que dejen los padres y los parientes, y a las mujeres les pertenece una parte de lo que dejen los padres y los parientes, sea poco o mucho. es una parte preceptiva.” sura an nisa (de las mujeres): 7.

su parte (en algunos casos) puede ser menos que la parte de su equivalente masculino, sin la más mínima implicación de inferioridad. esta variación en los derechos de la herencia, cuando ocurren entre hombres y mujeres está sólo en consonancia con sus responsabilidades generacionales y financieras, como fue detallado en la jurisprudencia islámica. estas leyes islámicas mantienen al hombre responsable de la manutención de su esposa e hijos, y en algunos casos sus familiares necesitados, especialmente las mujeres. a esta responsabilidad no se renuncia ni se la reduce bajo ninguna circunstancia.

consecuentemente, las mujeres están más seguras financieramente, y son menos agobiadas ante cualquier reclamación. las posesiones de la esposa no se transfieren a su marido, mientras que ella recibe su dote de él como una posesión privada de ella. no tiene obligación de gastar en su familia. si se divorcia, tiene derecho a una pensión alimenticia, y si enviuda hereda las posesiones de su difunto esposo. si la herencia no es suficiente para otorgarle una vida digna, sus hijos deberán ayudarla, o su padre si aún sigue vivo, o sus hermanos, o el familiar hombre más cercano.

 

f.    igualdad política entre hombres y mujeres en el islam.

 

la igualdad entre hombres y mujeres en sus derechos políticos y en sus derechos a participar en cargos públicos está claramente demostrado por muchos ejemplos en el noble corán, en las tradiciones del profeta muhammad (la paz sea con él) y la historia de la comunidad (umma) musulmana. esto incluye tanto el derecho a la elección como al nombramiento para cargos políticos.

(1) “allah ha escuchado las palabras de la que recurrió a ti para defenderse de su esposo y en su queja suplicaba a allah; y allah escuchaba vuestra discusión. realmente allah es quien oye y quien ve. aquellos de vosotros que repudien a sus mujeres (diciéndoles: tú eres para mí como lo espalda de mi madre…). ellas no son vuestras madres. sus madres son las que los parieron y en verdad que lo que dicen es digno de repulsa y es una falsedad. es cierto que allah es indulgente, perdonador. quienes repudien así a sus mujeres pero luego se retracten de lo que dijeron, deberán liberar a un esclavo antes de volver a tener relación con ellas. así se os exhorta y allah sabe perfectamente lo que hacéis. y quien no encuentre, que ayune dos meses consecutivos (2) antes de tener relación, y quien no pueda que dé de comer a sesenta pobres. esto es para que creáis en allah y en su mensajero. esos son los límites de allah. los incrédulos tendrán un castigo doloroso.” sura al mujadilh (de la discusión): 1 – 4.

“¡vosotros que creéis! cuando vengan a vosotros las creyentes después de haber emigrado, comprobad su situación; allah conoce su creencia, de manera que si verificáis que son creyentes no las devolváis a los incrédulos. ellas no son lícitas para ellos ni ellos lo son para ellas. dadles a ellos lo que gastaron y no hay impedimento en que os caséis con ellas, siempre que les hagáis entrega de una dote. no mantengáis los lazos conyugales con las no creyentes. pedid lo que hayáis gastado y que ellos pidan lo que hayan gastado. este es el juicio que allah decide entre vosotros. allah es conocedor y sabio. y si alguna de vuestras esposas huye hacia los incrédulos y conseguís algún botín, dadles a aquéllos cuyas esposas se marcharon algo similar a lo que gastaron (en sus dotes). y temed a allah en quien creéis. ¡profeta! cuando vengan a ti las creyentes para jurarte fidelidad en los términos de no asociar nada a allah, no robar, no cometer adulterio, no matar a sus hijos, no inventar ninguna falsedad sobre su situación y no desobedecerte en nada de lo reconocido como bueno, acéptales el juramento y pide perdón por ellas. es cierto que allah es perdonador, compasivo.” sura al mumtahanah (de la examinada): 10 – 12.

 

resumen y conclusiones.

este clemente y digno estatus de la mujer en el islam es decretado por nuestro creador y detallado tanto en el noble corán como en las tradiciones del profeta muhammad (la paz sea con él). ha sido practicado durante toda la historia del islam, y ha demostrado ser la solución para la excesiva batalla entre los dos sexos, y sus numerosas injusticias. contrariamente a la guía divina, las mujeres han sido dominadas, maltratadas, oprimidas y explotadas por los hombres más fuertes.

esto siempre ha tenido lugar en ausencia de la adecuada guía de la orientación divina, pero con el advenimiento del profeta muhammad (la paz sea con él) hace más de 14 siglos, el islam devolvió a las mujeres su lugar natural en la sociedad humana, y les regresó su honor, dignidad y derechos humanos.

a través de la historia, el rol de la mujer musulmana (como esposas, madres, hijas, hermanas, profesionales y políticas) ha sido siempre objeto de admiración por los observadores imparciales. su conocimiento, el compromiso islámico, la castidad, la modestia y la reputación de los roles maternos son ejemplos a imitar por las mujeres de nuestro tiempo. hoy en día, las aclamaciones por la emancipación de las mujeres y la explotación de su feminismo están siendo vociferadas día tras día.

la observación del estatus compasivo y digno de la mujer en el islam es por sí mismo una obligación religiosa. cualquier desviación que se le produzca es una violación islámica. es completamente diferente de los movimientos de liberación femenina del siglo 20, los cuales empezaron como respuesta a las terribles injusticias y humillaciones a las cuales la mitad femenina de la raza humana ha sido sometida a lo largo de la historia de la humanidad como rebeldía a la orientación divina.

el decreto divino de los derechos de la mujer han sido detallados tanto en el noble corán como en las tradiciones del profeta muhammad (la paz sea con él), y no pueden ser manipulados por ningún hombre en cualquier intento de reducir, distorsionar o cancelar tales derechos. esto es completamente diferente de lo que los movimientos de liberación femenina del siglo 20 han conseguido luego de luchas y muchos sacrificios. los derechos islámicos de las mujeres son concedidos voluntariamente por el hombre como un acto de adoración, mientras que otros derechos son arrebatados por las mujeres en la desafiante batalla que los hombres sienten haber perdido. una de las tristes consecuencias de esta batalla entre los dos sexos es la prisa de las mujeres modernas por el otro extremo bajo el incorrecto lema de emancipación, liberación y total igualdad con los hombres. los resultados de esta llamada desequilibrada son más explotación y degradación de las mujeres en todas las formas de medios de comunicación, más corrupción de las generaciones jóvenes, más disrupciones en las familias y destrucción de la bondad de la familia y el reemplazo del matrimonio por la cohabitación, más desviaciones y perversiones en el comportamiento de ambos (hombres y mujeres) (por ejemplo la homosexualidad) y más destrucción del hombre.

estas oleadas de desviaciones humanas necesitan volver a la divina sentencia de los derechos de las mujeres, como fue detallado en el noble corán y en las tradiciones del profeta muhammad (la paz sea con él) como la única forma de guía divina para el hombre, que aún sigue conservado en el mismo idioma en que fue revelado (árabe).

 

 

 

 

 

 

 

1 – estas aleyas descendieron acerca de una mujer a la que su marido había divorciado con un procedimiento de divorcio llamado dhihar, que consistía en decirles “tú eres para mí como la espalda de mi madre”. este divorcio era practicado en la época pre islámica y suponía que la mujer no volvía jamás a ser lícita para el hombre. así pues, la mujer fue a ver al profeta (la paz sea con él), y le dijo: “ausa (que era el nombre de su marido) ha consumido mi juventud y le he dado hijos y ahora que he envejecido y mi familia ha muerto me ha repudiado con el dhihar”; y el profeta le dijo: “no veo sino que has pasado a ser ilícita para él”. y ella le dijo: “no lo hagas, oh mensajero de allah, estoy sola y no tengo más familia que él”; y entonces descendieron estas aleyas, y el profeta hizo que su marido la volviera a aceptar.

2 – el ayuno en el islam se efectúa desde antes del amanecer (antes de la oración al fayer) hasta después de la puesta de sol, correspondiente a la oración de la tardecita (al maghreb) de cada día.




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا