عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

Under category 24 HORAS EN LA VIDA DE UN MUSULMÁN
Creation date 2009-07-24 14:41:46
Article translated to
العربية    English    Deutsch   
Hits 8569
Envíe esta página a un amigo
العربية    English    Deutsch   
Envíe esta página a un amigo Imprimir Download article Word format Share Compaign Bookmark and Share

   

son varias las dificultades con las que una persona puede encontrarse a lo largo del día, pero no importa el número, un creyente se pone en manos de dios y piensa: “dios nos pone a prueba a través de todo lo que hacemos y pensamos en esta vida terrenal. éste es un hecho muy importante que nunca debemos perder de vista. por tanto, cuando nos encontramos con alguna dificultad en lo que hacemos, o pensamos que las cosas no nos están saliendo bien, no debemos olvidar que nuestro señor la ha puesto en nuestro camino para comprobar nuestra reacción.”

en el corán, dios dice que es él quien decreta cualquier dificultad a la que nos enfrentemos:

di: “¡nada nos puede sobrevenir salvo lo que dios ha decretado! él es nuestro señor supremo; y ¡que en dios pongan los creyentes toda su confianza!" (sura el arrepentimiento 9: 51)

todo cuanto experimentamos a lo largo de nuestra vida lo ha decretado dios y es beneficioso para los creyentes no sólo en este mundo y sino también en el que está por venir; esto está claro para cualquiera que observe con fe (para más información, véase viendo el bien en todas las cosas, de harun yahya, islamic book service, 2003). por ejemplo, el que un creyente pierda alguna posesión que quería es algo muy favorable. exteriormente, parece ser una desgracia pero puede ser el modo en que dicho creyente se dé cuenta de sus errores, tenga mayor conciencia y comprenda que debe ser más precavido en algunos aspectos. otro aspecto positivo de este tipo de desgracia es que nos recuerda que nada nos pertenece, que dios es el que todo lo posee.

lo dicho es válido para cualquier contingencia, grande o pequeña, que ocurre en nuestra vida cotidiana. por ejemplo, como resultado de un malentendido o del descuido de alguien, puede que se efectúe mal un pago; un trabajo que alguien ha estado haciendo en el ordenador durante horas puede que se pierda en un momento por culpa de un fallo eléctrico; un estudiante puede caer enfermo y perderse los exámenes de selectividad para los que se ha estado preparando durante tanto tiempo; debido a algunas transacciones burocráticas, una persona puede estar esperando durante días; puede que unos documentos nunca se firmen, causando así los consabidos atrasos; una persona que tiene una cita importante puede perder su autobús o avión… todos estos son la clase de sucesos que pueden ocurrir en la vida de cualquiera y que parecen ser auténticos reveses.

sin embargo, desde el punto de vista de alguien que tiene fe, existe una gran perfección en estos hechos. sobre todo, un creyente tiene en mente que dios pone a prueba su conducta y su firmeza, que morirá y que darle vueltas a las dificultades es una pérdida de tiempo puesto que va a dar cuenta de ello en la otra vida. sabe que existe un resquicio de esperanza en todas las cosas que ocurren. nunca se descorazona, sino que reza para que dios haga fácil su trabajo y que todo le salga bien. y cuando el alivio llega después de la dificultad, le da gracias por haber aceptado y respondido a sus oraciones.

una persona que comienza el día con esto en mente raramente perderá la esperanza, no importa lo que le ocurra, ni se angustiará, ni tendrá miedo, ni se desesperará, y si, momentáneamente, olvida, recordará de nuevo y volverá a dios. sabe que él creó todas estas cosas con un propósito bueno y beneficioso. y no pensará así sólo cuando le vaya a suceder algo grave sino, como hemos dicho antes, ante cualquier contingencia grande o pequeña que le ocurra en su vida cotidiana.

por ejemplo, imagina a una persona que no consigue realizar una tarea tan rápido como deseaba; en el último minuto, justo cuando está a punto de acabarla, tropieza con un serio problema. esta persona estalla de rabia, se angustia, abate y tiene otra serie de reacciones negativas. sin embargo, alguien que cree que todo tiene su lado bueno, intentará hallar lo que dios le quiere decir a través de lo que le ha sucedido. puede pensar que intenta llamar su atención para que tome más precauciones en este asunto. las tomará y le dará gracias, porque probablemente ha evitado un mal mayor.

si pierde el autobús, pensará que llegar tarde o no haber cogido ese autobús le evitará tener un accidente u otro desastre. éstos son sólo algunos ejemplos. puede que reflexione sobre la existencia de otras razones ocultas. dichos ejemplos se pueden multiplicar muchas veces a lo largo de la vida de una persona, pero lo importante es esto: los planes no siempre salen como uno desea. puede que nos encontremos en un entorno completamente diferente del que habíamos pensado, pero que resulta beneficioso para quien se pone en manos de dios y por tanto intenta encontrar un propósito divino para todo lo que le ocurre. en el corán, dios revela lo siguiente:

…puede ser que os desagrade algo y sea bueno para vosotros, y puede ser que améis algo y sea malo para vosotros: dios sabe y vosotros no. (sura la vaca 2: 216)

como dios dice, no sabemos lo que es beneficioso o dañino, pero él sí lo sabe. una persona debe trabar amistad con dios y someterse a él, el más misericordioso y el benévolo.

en esta vida terrenal, una persona puede perder todo lo que tiene en un momento. puede perder su casa en un fuego, sus inversiones en una crisis económica o sus posesiones más valiosas en un accidente. dios dice en el corán que la gente pasará por este tipo de pruebas:

y ciertamente os pondremos a prueba por medio del peligro, del hambre, de la pérdida de bienes, de vidas y de frutos [del trabajo]. pero da buenas nuevas a los que son pacientes en la adversidad. (sura la vaca 2: 155)

dios dice a la gente que pasarán por varios tipos de prueba y que recibirán una buena recompensa por su paciencia en circunstancias difíciles. por ejemplo, una persona pierde algo que le pertenece y no lo encuentra; la paciencia que dios describe en el corán consiste en que se pone por completo en manos de dios y se somete a su voluntad desde el momento en que sabe que su posesión, ya sea grande o pequeña, se ha extraviado. no pierde de vista el hecho de que dios lo ha creado todo y no deja que su actitud o comportamiento le trastornen.

una persona puede incluso sufrir mayores pérdidas en el transcurso del día. por ejemplo, si alguien pierde una fuente de ingresos en la que ha invertido la mayor parte del día, se convierte en una tragedia para alguien que cree que su futuro depende de ello. a mucha gente se la ha educado desde su infancia con la idea de conseguir un buen trabajo. pasan cada momento de sus vidas deseando un trabajo mejor o un ascenso o promoción en su trabajo. por tanto, si lo pierden, se vuelven depresivos y se angustian y sus vidas, como vulgarmente se dice, dan un vuelco.

por otro lado, un creyente sabe que es dios quien le proporciona su sustento diario y que sus fuentes de ingresos obedecen únicamente a este propósito. es decir, para un creyente, las bendiciones que dios le ha otorgado son sólo un medio. por este motivo, si una persona que tiene fe pierde sus fuentes de ingresos, aceptará este hecho con paciencia y sumisión. en tales circunstancias, será constante, rezará y se pondrá en manos de dios. no olvidará nunca que dios le procura su sustento diario y que se lo puede quitar en el momento que desee.

una persona que tiene el corán como guía tomará inmediatamente las riendas de sus pensamientos y se hará dueño de sus acciones si pierde su fuente de ingresos, si sufre algún daño, si no puede estudiar en el sitio que ha elegido o si le sucede alguna otra circunstancia similar. considerará si su comportamiento agrada a dios o no y pensamientos como los que enunciamos a continuación pasarán por su mente:

- ¿he dado gracias suficientes por los bienes, posesiones y propiedades que he perdido?

- ¿he sido tacaño o desagradecido con las bendiciones que se me han otorgado?

- ¿me he olvidado de dios y de la vida del más allá, apegándome demasiado a mis propiedades y posesiones?

- ¿he sido arrogante o altivo a causa de mis posesiones y me he alejado del camino de dios y de las enseñanzas del corán?

- ¿he intentado obtener la admiración de los demás en vez de buscar la aprobación de dios y he buscado satisfacer mis propios deseos?

un creyente responderá honesta y francamente a estas preguntas. de acuerdo con sus respuestas, intentará corregir el comportamiento que no agrade a dios y rezará para que él le ayude. se acercará a dios con sinceridad. se refugiará en él de las cosas equivocadas que ha hecho por olvido o por mala conducta. en el corán, dios describe el modo de rezar que tienen los que creen:

… “¡oh sustentador nuestro! ¡no nos culpes si olvidamos o erramos, sin querer! ¡oh sustentador nuestro! ¡no nos impongas una carga como la que impusiste sobre los que nos precedieron! ¡oh sustentador nuestro! ¡no nos hagas llevar una carga que no podamos soportar! ¡y borra nuestras faltas, perdónanos y concédenos tu misericordia! ¡tú eres nuestro supremo señor!… (sura la vaca 2: 286)

al ser puesta a prueba, una persona puede sufrir grandes pérdidas, una tras otra. pero una persona que tiene una fe profunda sabe que existe una razón para su sufrimiento. una de las razones más importantes es el entrenamiento espiritual que viene con la dificultad:

…por eso, él os pagó en aflicción, la aflicción [que causasteis al enviado], para que no os lamentarais [sólo] por lo que se os había escapado, ni por lo que os había ocurrido: pues dios está bien informado de lo que hacéis. (sura la casa de imrán 3: 153)

no ocurre calamidad alguna en la tierra, o en vosotros mismos, que no esté [registrada] en nuestro decreto antes de que la causemos: realmente, todo esto es fácil para dios. ¡[recordad esto,] para que no desesperéis por lo [bueno] que se os ha escapado ni os alegréis [en exceso] por lo [bueno] que os ha llegado: pues dios no ama a los que, por vanidad, actúan de forma jactanciosa! (sura el hierro 57: 22-23)

para un creyente, las situaciones difíciles que le ocurren, una tras otra, durante el día son el medio a través del cual recuerda que se encuentra en un lugar de prueba para acercarse más a dios, para madurar y para abrazar las enseñanzas del corán. es consciente de que dios le está poniendo a prueba y le está preparando para las bendiciones sin fin de la vida que está por venir.




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا