عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

Under category ¿Por qué estudiamos la biografía del Profeta?
Auther Yehya Ibrahim ElYehya
Creation date 2007-10-29 23:09:22
Article translated to
العربية    English    Français    Deutsch    Italiano    Indonesia    Русский    עברית    日本の   
Hits 80896
Envíe esta página a un amigo
العربية    English    Français    Deutsch    Italiano    Indonesia    Русский    עברית    日本の   
Envíe esta página a un amigo Imprimir Download article Word format Share Compaign Bookmark and Share

   

 Él es la Imagen Práctica del Islam 

 

 

El Mensajero de Al-lâh (la paz y las bendiciones sean con él) es el modelo de esta religión, no puedes conocer el islam sin haber conocido al Mensajero de Al-lâh (la paz y las bendiciones sean con él), su guía, trabajo, órdenes y prohibiciones.

 

Él hizo la paz y luchó, se estableció en un lugar y viajó, vendió y compró, tomó y dio. Él nunca vivió solo ni viajó solo. Los musulmanes se dañaron a sí mismos sólo a causa de haber perdido su modelo y guía. Al-lâh todopoderoso dice: “realmente en el Mensajero tenéis un hermoso ejemplo a seguir para los que creen en el encuentro con Al-lâh y en el último día, y recuerdan mucho a Al-lâh”.

 

Algunos musulmanes se conforman con leer su biografía en celebraciones y foros, sin seguir su guía. Otros la leen para obtener la bendición, para saber sobre los acontecimientos y los hechos ocurridos, o para memorizar las conquistas, las misiones y las batallas.

 

Esto se debe a: la ignorancia y  falta de conocimiento acerca de cómo seguir su guía y modelo, no sabiendo que esto es necesario para lograr su amor; o a la falla en la preservación de puntos de vista de su biografía, ya sea a un debilitamiento en su capacidad de conclusión, o a la carencia de conocimiento y estudio.

 

La biografía del Profeta no es para ser enseñada sólo por el placer de la lectura, ni para el conocimiento de un determinado período histórico, ni tampoco por el amor de estudiar biografías de los grandes y de los héroes.

Este tipo de estudio superficial es realizado por no musulmanes. Un musulmán debería tener varios objetivos para el estudio de la biografía del Profeta, por ejemplo:

 

Primero:

El Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) es el ejemplo para todos los musulmanes, y él es el que debe ser seguido, es el legislador que nosotros estamos instruidos a seguir, Al-lâh dice:

 

“Realmente en el Mensajero tenéis un hermoso ejemplo para quien tenga esperanza en Al-lâh y en el último día y recuerde mucho a Al-lâh”. 

(Sura de los Coligados: 21)

“Si lo obedeces, estarás en el camino correcto”. (Sura de la Luz: 54)

“Quien obedece al Mensajero está obedeciendo a Al-lâh”. (Sura de las Mujeres: 80)

 

“Di: si amáis a Al-lâh, seguidme, que Al-lâh os amará y perdonará vuestras faltas. Al-lâh es perdonador y compasivo”. (Sura de la familia de Imran: 31)

 

Él es la imagen del islam, sin él, no podríamos saber cómo adorar y obedecer a Al-lâh todopoderoso.

Los estudiosos del islam estudiaron las técnicas y fases del llamado islámico por el estudio de su biografía. También reconocieron el gran esfuerzo realizado por el Profeta de Al-lâh (la paz y las bendiciones sean con él) para defender la palabra de Al-lâh, y su comportamiento ante los obstáculos y las dificultades; ellos reconocen la correcta actitud ante las adversidades y las tentaciones.

 

De su biografía, los educadores aprenden los métodos y técnicas de la educación.

 

De su biografía, los líderes aprenden a obtener sistemas y metodologías de liderazgo.

 

De su biografía, los comerciantes aprenden los propósitos, reglamentos y métodos del comercio.

 

De su biografía, los aquejados aprenden el más alto grado de la paciencia y persistencia. De esta manera su determinación se fortalece y ellos aumentan su confianza en Al-lâh, en que el resultado finalmente los beneficiará. 

 

De su biografía, los estudiosos del islam aprenden el conocimiento necesario para entender mejor el libro de Al-lâh (el Corán)  y obtienen de ella el correcto conocimiento de las distintas ciencias del islam; con ella pueden conocer las aleyas (versos del Corán) derogadas y no derogadas, y las razones de estos hechos.

 

De su biografía, toda la nación aprende sobre la moral, los modales y los méritos.

 

Por esto, Ibn Kazeer dijo: “esto es un arte que debe ser cuidado, y debemos prepararnos para él, como Muhammad Bin Omar Alwaqadi narró de Abdullah Bin Ali Bin Omar de su padre: he oído Ali Bin Al-Hussein decir: sabíamos las batallas (Maghazi) del Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), como sabemos las suras (capítulos) del Corán.” Alwaqadi dijo: “he oído a Muhammad Bin Abdullah decir: he oído a mi tío Al-Zahry decir: “en la ciencia de las batallas, yace la ciencia de la vida mundana y de la última vida.”

 

Ismail Bin Mohammed Bin Saad Bin Abi Waqas dijo: “mi padre nos enseñaba las batallas (Maghazi) del Profeta (la paz y las bendiciones sean con él), y las repetía diciendo: “estos son los éxitos de tus padres, no los olvides”.

 

La historia ha dejado muchos reyes, líderes, poetas y filósofos, pero ¿quién de ellos ha dejado una biografía y un modelo a seguir como los del Profeta? La historia olvidó sus conquistas, y lo único que queda son algunos de sus nombres.

 

Muchas de las biografías de los grandes se han convertido en burlas para los seres humanos a lo largo de la historia, ¿dónde está Nimrod? Quien dijo al profeta Abraham (la bendición de Al-lâh sea con él): “yo doy la vida y doy la muerte”. (Sura de la Vaca: 258)

¿Dónde está el faraón y su alta posición?, quien dijo: “yo soy vuestro señor supremo”. (Sura de los que Arrancan: 24), y ¿cuál fue su destino?, él, que también dijo: “no sé que tengas otro dios aparte de mi.” (Sura del Relato: 38)

 

 

Esos fueron grandes en su tiempo, pero hoy son burlas para los pequeños y los grandes, los para los científicos y los ignorantes. Ellos podían engañar a su pueblo en su tiempo, y buscando el punto débil de su pueblo, así los obedecían,  pero, se han revelado después de la muerte, y la gente los ha ironizado a lo largo de la historia.

 

La biografía del Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él), llegó para sacar el pueblo de la oscuridad del politeísmo, de la corrupción del culto; para brindarles la luz del monoteísmo, de creer en Al-lâh todopoderoso, quien dijo: “¡oh Profeta! Es verdad que te hemos enviado como testigo, como anunciador de buenas nuevas y advertidor, y para llamar hacia Al-lâh con su permiso, como una lámpara luminosa.” (Sura al Ahzab: 45 - 46)

 

 

 

Segundo:

Estudiamos su biografía para aumentar nuestra creencia en su honestidad;  aprender los milagros y los signos de su profecía aumentan nuestra fe y la certeza de su honestidad. El estudio de su maravillosa biografía y de sus grandiosas actitudes, que han registrado los libros, sólo demuestran su perfección, nobleza y honestidad.

 

Tercero:

Estudiamos la biografía del Profeta (las bendiciones y la paz de Al-lâh sean con él) para guardar su amor en nuestros corazones, pues su biografía contiene su virtuosa moral, su dignidad, su gran preocupación para guiar a las personas hacia el buen camino, el sacrificio con su alma y su dinero para sacar a la gente de las tinieblas, y de la miseria a la felicidad, y su protección ante cualquier adversidad que pueda ocurrirle a su nación.

 

 

 

 





                      Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا