Los Derechos de los Familiares

El Islam urge a cuidar y ayudar a los parientes, financieramente, satisfaciendo sus necesidades a través de la caridad obligatoria o voluntaria; y moralmente, interesándonos en su bienestar, tratándolos con benevolencia y simpatía, y compartiendo sus alegrías y sus penas. Dios dijo:

“Teman a Dios, en Cuyo nombre se reclaman sus derechos, y respeten los lazos de parentesco” (Corán 4:1).


El Islam urge a los musulmanes a tratar con benevolencia a los parientes cercanos aún si ellos no los tratan con benevolencia. Nos incentiva a que uno los perdone si ellos nos han maltratado, y ser amigables con ellos aún si ellos no son amigables con nosotros. El Profeta dijo:

“Mantener los lazos de parentesco no es hacer eso si ellos también lo hacen, sino que significa mantener los lazos con ellos aún si ellos cortan la relación” (al-Bujari).


El Islam también nos ha advertido contra cortar los lazos de parentesco y lo ha considerado uno de los grandes pecados. El Mensajero de Dios r dijo:

“Dios originó la creación y cuando terminó, el útero permaneció esperando algo. Dios le preguntó: “¿Qué te sucede?”. Y él respondió: “Busco refugio en Ti de la ruptura de los lazos familiares”. Él respondió: “¿Acaso no estás conforme con que mantenga los lazos con aquellos que lo mantienen contigo (lazos con el útero significa lazos de parentesco)?”. El útero respondió: “Por supuesto lo estoy, Oh Señor”. Dios le dijo: “Eso es para ti” (luego abu Hurairah recitó el versículo Coránico): “Si no obedecen, corromperán la Tierra y cortarán los lazos familiares”[1] (al-Bujari).




[1] Capítulo: Muhámmad 47:22.

Previous article Next article

Articles in the same category