عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

objetivos de la pagina web


Los Objetivos de este Sitio

Los objetivos de este sitio “Rasoulallah” (El Profeta de Allah, la paz y las bendiciones sean con él) no son sólo volver a contar la Biografía del Profeta desde un punto de vista histórico, sino también renovar nuestro amor por nuestro Profeta, quien con seguridad todos amamos, y seguimos su ejemplo en nuestras vidas, como fue mencionado en el Sagrado Corán: “Verdaderamente en el Mensajero de Allah (Muhammad) ustedes tienen un buen ejemplo a seguir.” Sura Al Ahzab (de Los Coligados): 21.

El tercer objetivo de este sitio es imitar la moral y ética del Profeta al representar al Islam, en todos nuestros diálogos y discusiones con los demás.

Amor

Como dijimos, nuestro primer objetivo es – no encontrar el amor dentro de nosotros mismos hacia el Profeta, sino – refrescar este amor escondido dentro de nosotros, porque no puede haber Musulmán – quien crea en Allah y crea que Muhammad es el último Profeta enviado – que no ame a nuestro Profeta (la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “En verdad que os ha llegado un Mensajero(Muhammad) salido de vosotros mismos (i.e. quien ustedes conocen bien); es penoso para él (Muhammad) que sufráis algún mal, anhela vuestro bien (que sean correctamente guiados, que entren al Paraíso y sean salvados del castigo del Infierno), está empeñado en vosotros (los creyentes) y con los creyentes es benévolo y compasivo.”  Sura At Tawba (del Arrepentimiento): 128

¿Cómo es posible que un creyente Musulmán no ame a Allah Todopoderoso y a Su Profeta Muhammad?

Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Nadie puede ser un verdadero creyente si no me ama más que a su propia fortuna, a sus hijos y a todas las personas.” Narrado por Al Bujari.

El Profeta no dijo esto con arrogancia, sino porque Allah le ordenó decirlo.

Allah Todopoderoso ordenó a Su Profeta a enseñarnos que nuestro amor hacia el Profeta es una parte importante de nuestra fe y creencia en Allah. “¡Mensajero! (Muhammad) Comunica la Revelación que has recibido de tu Señor. Y si no lo haces del todo, entonces no habrás transmitido Su mensaje. Allah te protegerá de los hombres. Es cierto que Allah no guía a la gente infiel.” Sura Al Ma´ida (de la Mesa Servida): 67.

Tú tienes que sentir el amor por el Profeta profundamente en tu corazón, y debes saber que es la verdadera cura para la mayoría de los problemas espirituales que ocurren en nuestras vidas por estos días.

Este amor es la verdadera medicina para nuestros corazones y almas. Por supuesto que nosotros no vimos al Profeta (la paz y bendiciones de Allah sean con él) y él tampoco nos vio, pero nos amó…

Cuando antes de su muerte, el Profeta visito Al Bakki´(un cementerio en Medina cerca de la Mezquita del Profeta), le dijo a sus compañeros: “Desearía poder ver a mis hermanos.” Ellos contestaron: “¿No somos nosotros tus hermanos?” El Profeta dijo: “No, ustedes son mis compañeros, mis hermanos son los que sin verme me seguirán y creerán en mi. Yo esperaré por ellos en Al Hawdh (éste es el lugar donde el Profeta dará agua a todos los sobrevivientes con sus nobles manos, y que hará que nunca más estén sedientos después de ese día – el Día del Juicio Final – y esto será justo antes de entrar al Paraíso).”

Nuestro Profeta nos añoraba…entonces, ¿cómo no añorarlo?

Nuestro Profeta nos amaba…entonces, ¿cómo no amarlo?

Creo que necesitamos renovar el amor por nuestro Profeta dentro de nosotros mismos, este amor que es una parte de nuestro gran amor hacia nuestro Señor y Creador, hacia Allah Todopoderoso.

¿Cómo podría alguien tener sentimientos más grandes que nuestro amor hacia el Profeta?

Al Bujari y muchos otros estudiosos,  narraron acerca de tres leños cerca de los cuales el Profeta solía pararse cuando hablaba en la Mezquita. Los leños fueron sacados hacia un lugar alejado del Profeta, y un púlpito fue puesto en su lugar para que el Profeta pudiera pararse cuando mantenía el diálogo. La primera vez que el Profeta se paró en el púlpito, todos en la Mezquita pudieron oír los quejidos de los leños. ¡Lo creas o no! Un leño – que nosotros pensamos que no tiene sentimientos como nosotros – estaba totalmente afectado porque estaba lejos del Profeta…Así que, ¿qué hay de nosotros?, ¿cómo nos deberíamos sentir?

Luego el Profeta bajó del púlpito y posó sus nobles manos en el leño, hasta que dejó de quejarse.

El leño no pudo soportar estar lejos del Profeta…

¿Cómo podemos escuchar una historia como ésta y no sentirnos avergonzados de nosotros mismos?

Deberíamos sentirnos como se sintió ese leño; deberíamos tener los mismos sentimientos de amor hacia el Profeta como los que poseía el leño…Nosotros deberíamos ser los que necesitemos la cercanía del Profeta.

Estar cerca de él después de todos estos años, es amarlo y seguir sus enseñanzas y moral en todo.

Mira dentro de tu corazón, y si amas a tu familia, riqueza y tu vida más que al Profeta, estás en un verdadero problema. El Profeta dijo: “El verdadero creyente es quien me ama más que a su riqueza, a su familia y a todo el mundo.”

Nuestro segundo objetivo en este sitio es seguir las enseñanzas del Profeta:

“Di (Muhammad a la humanidad): Si amáis a Allah, seguidme (i.e. acepta el Monoteísmo del Islam, sigue el Corán y la Sunnah), que Allah os amará y perdonará vuestros pecados. Allah es Perdonador y Misericordioso.” Sura Al Imraan (la Familia de Imran): 31.

Nota esta relación: Allah Todopoderoso dijo: “…si tú Me (Allah) amas, pruébalo siguiendo las enseñanzas del Profeta, porque estas enseñanzas son enviadas a él por Mí.”

“Quien obedece al Mensajero (Muhammad) está obedeciendo a Allah. Y quien le da la espalda…No te hemos enviado (Muhammad) a ellos para que seas su guardián.” Sura An Nissa´ (de Las Mujeres): 80.

No olvides la Sunnah de tu Profeta; no seas un perdedor.

Ahora volvamos al Hadiz previo, donde el Profeta le dijo a sus compañeros que esperará por nosotros cerca de Al Hawdh. Los compañeros del Profeta le preguntaron cómo nos reconocería. El Profeta contestó: por sus blancas frentes y muñecas, debido a su Wudu´ (el acto de purificación y limpieza realizado antes de rezar).

Así que sean cuidadosos, no dejen este buen camino (el camino del Profeta). Debes ser paciente, es un camino arduo, pero pídele ayuda a Allah hasta que te encuentres con el Profeta en Al Hawdh y bebas de sus nobles manos el agua más pura.

La mejor cualidad que Allah le dio a Su Profeta fue su alta moral: “Y verdaderamente, tu (Muhammad) eres de eminente carácter.” Sura Al Qalam (del Cálamo): 4

Esta aleya muestra el gran amor de Allah por Su Profeta.

Muhammad (la paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Fui enviado para completar la ética.”

La Ética

Allah Todopoderoso – nuestro creador – es el Único que sabe qué hace a sus criaturas buenas y rectas. Son las enseñanzas Islámicas; fe y moral. Éstas son las únicas vías de ganarse el amor de los otros.

Como dijo el Profeta, tú no puedes ganar a las personas con tu dinero,  pero sí con tu moral y tu sonrisa.

Allah dijo en el Sagrado Corán: “Verdaderamente en el Mensajero de Allah (Muhammad) ustedes tienen un buen ejemplo a seguir, quien tenga esperanza en (encontrarse con) Allah y en el Último Día y recuerde mucho a Allah.”

La buena moral es la mejor arma que uno puede usar para llamar a las personas hacia el Islam y para representar al Islam a los demás.

La alta moral fue la única vía empleada para extender el Islam al mundo entero. Fue la llave empleada en la conquista del Oriente y Occidente, hasta que el Islam llegó a sur oeste Asiático.

¿Cómo pudo el Islam llegar a todos estos países?

Es la moral del Islam…y mira a los Musulmanes en estos países, cuánto aman al Islam. Su amor hacia el Islam es por la gran ética de los conquistadores, quienes representaron al Islam con un camino recto, con todas sus maravillosas enseñanzas. Ellos demuestran su amor, bondad, conducta…etc.

Todo esto porque ellos siguieron las enseñanzas del Islam.

El Islam se extendió con el poder del amor y la ética, no con el poder de la espada, como algunos dicen.

Ahora es nuestro turno para corregir la mala imagen que tiene tanta gente sobre el Islam, ésa imagen que ha sido deformada en las mentes de muchas personas.

Pero, ¿cómo corregir esa imagen? ¿Sosteniendo diálogos o advertencias, o con dinero?

Por supuesto que hay una manera más fácil de hacerlo; tenemos que representar el Islam a través de nosotros mismos; nuestra moral deberá ser el arma que muestre al mundo la verdad del Islam.

Tenemos que seguir a nuestro Profeta en su moral, bondad, modestia y amor, nuestro Profeta que influenciaba a cualquiera que lo veía.

Mira este ejemplo:

Un hombre Beduino un día entró en una Mezquita e hizo algunas acciones incorrectamente. Algunos de los compañeros del profeta reaccionaron violentamente, pero el Profeta se sentó cerca de él y le dijo de forma educada y amable lo que debía hacer y lo que no. El hombre se conmovió por la manera en que le habló el Profeta, y dijo: “Que Allah me bendiga y también a Muhammad.”

Éste es nuestro Profeta (la paz y bendiciones sean con él), sigue su ejemplo en todo, sé la luz que guía a todas las personas hacia el camino correcto, el camino del Profeta, el camino de Allah. Y todo esto lo puedes lograr sólo con tu moral.

Muéstrale al mundo tu moral, tu amor por los otros, olvida las diferencias y altercados y pon tus manos sobre las manos de tus hermanos por el bien del Islam.

Simplemente sigue a Muhammad (la paz y bendiciones sean con él) en todas sus enseñanzas, y sobrevivirás y serás la luz que guía al mundo hacia el buen camino, el camino del Islam.

Renueva tu amor por nuestro Profeta, déjalo ser la persona más importante a seguir en tu vida.

Apúrate, antes del Día del Juicio Final.

Apúrate, para ganar lo más preciado en tu vida, para beber de las manos del Profeta el agua que hará que no sientas sed.

Continúa, y serás el ganador al conocer a Muhammad cerca de Al Hawdh, In Sha´ Allah (Si Dios quiere).





You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا