Normas de la oración de al-Eid para la mujer

Article translated to : English

Normas de la oración de al-Eid para la mujer


 

Alabado sea Allah.

Es mejor para la mujer que acuda a la oración del ‘Id. Esto fue encomendado por el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él).


Al-Bujari (324) y Muslim (890) narraron que Umm ‘Atíyah (que Allah esté complacido con ella) dijo: “El Mensajero de Dios (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) nos ordenó traerlas (a las mujeres) durante (‘Id) al-Fítr e (‘Id) al-Ad ha, y traer a las adolescentes, a las mujeres menstruantes y las vírgenes, pero las mujeres menstruantes se quedaron aparte de la oración, aunque fueron testigos de la bondad y la reunión de los musulmanes. Le dije: “Mensajero de Dios, ¿qué si una de nosotras no tiene vestimenta apropiada? Él me respondió: “Que una de sus hermanas le preste una”.


Al-Háfiz dijo:

“Esto muestra que es recomendable para la mujer salir y acudir a las oraciones, ya sea que sean jóvenes o no”.

Ash-Shawkani dijo:

“Esto y otros reportes similares indican que está prescripto en la ley islámica que la mujer acuda al lugar de la oración, sin diferencia entre las vírgenes y las no vírgenes, las jóvenes o las ancianas, las menstruantes o las no menstruantes, en tanto no estén en su período de ‘íddah (el que sigue al divorcio o la muerte de su marido), ni que su salida sea una causa de tentaciones o tengan una excusa para no hacerlo”.

Le preguntaron al Shéij Muhámmed ibn ‘Uzaimín: “¿Qué es mejor para la mujer, acudir a la oración del ‘Id, o quedarse en su casa?”

Él respondió:

“Es mejor para ellas que acudan a la oración del ‘Id, porque el Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) encomendó a las mujeres que salieran para el ‘Id, aún a las adolescentes y a las vírgenes, es decir a las mujeres que ordinariamente no salen. Entonces, la mujer menstruante debe acudir junto con las otras mujeres a la festividad de ‘Id al-Fítr, pero no deben ingresar en el lugar de la oración propiamente dicho, porque dicho lugar es una mezquita y no es permisible para la mujer menstruante permanecer allí, pero sí es permisible que pase a través de ella o tome algo que necesita de su interior, sin quedarse. Basándonos en esto, decimos: a las mujeres se les ha ordenado salir para la oración del ‘Id y unirse a los hombres en esta oración, a causa de la bondad, el recuerdo y las súplicas que pueden compartir allí”.

Maymu' al-Fatáwa Shéij Muhámmed ibn ‘Uzaimín, 16/210.

Él también dijo:

“Pero deben verse decentes, no usar adornos, maquillaje ni perfume, porque eso sería combinar un apego a la tradición profética con una causa de tentación y discordia entre los hombres.

 

Lo que algunas hacen de usar adornos, maquillaje y perfume es a causa de su ignorancia y negligencia por parte de su familia. Esto no anula las normas generales sobre el asunto, que es que a la mujer se le ha ordenado salir y acudir a la oración del ‘Id”.

 

 

 

www.islamqa.com 

Previous article Next article