1. Artículos
  2. Las Enseñanzas de Muhammad
  3. Sus enseñanzas sobre la ablución menor (Wudhu')

Sus enseñanzas sobre la ablución menor (Wudhu')

Auther : Dr. Ahmad bin Uzman al-Mazyad
25 2022/04/26 2022/07/05
Article translated to : العربية English Português Indonesia


  • Usualmente hacía la ablución para cada oración, aunque en ocasiones podía hacer muchas oraciones con una sola ablución.
  • Para la ablución, usaba una medida[2] de agua o dos tercios de ella o a veces levemente más.
  • Usaba el agua de la ablución con mucho cuidado y advertía a sus seguidores de no derrochar agua.
  • Solía lavarse sus extremidades a veces una vez, a veces dos o tres veces, pero nunca más de tres veces.
  • Solía lavarse su boca y nariz con una mano de agua y a veces dos o tres, y se lavaba su boca y nariz juntas.
  • Usaba su mano derecha para tomar el agua y su mano izquierda para expulsarla.
  • Nunca hizo ablución sin lavarse la boca y la nariz.
  • Solía enjugar toda su cabeza, moviendo con frecuencia sus manos para atrás y adelante.
  • Cuando frotaba su frente, incluía su turbante.
  • Frotaba las partes internas y externas de sus orejas junto con su cabeza.
  • Lavaba sus pies cuando no estaba vistiendo botas o medias.
  • Su ablución era en secuencia e ininterrumpida.
  • Empezaba su ablución diciendo “Bismillah” y la concluía diciendo: “Atestiguo que no hay divinidad sino Allah, solo, sin socio, y atestiguo que Muhámmad es Su servidor y mensajero. Oh Allah, hazme de aquellos que continuamente se arrepienten y de aquellos que continuamente se purifican”.[3] También decía: “Oh Allah, Tú eres merecedor de toda glorificación y alabanza. Atestiguo que no hay dios sino Tu. Busco Tu perdón y me arrepiento ante Ti”.
  • Ni él ni sus compañeros decían al comenzar: “Tengo la intención de remover la impureza para hacer la oración.”[4]
  • Nunca se lavó arriba de los codos y los tobillos.
  • No era su costumbre secarse luego de la ablución.
  • Algunas veces frotaba el agua dentro de su barba, pero no siempre.
  • Con frecuencia se lavaba entre los dedos de los pies, pero no siempre.
  • No esperaba que alguien le derramara agua mientras hacía la ablución; usualmente él mismo se la derramaba, pero algunas veces otro le ayudaría.

[1] Zadul-Ma`ad (1/184).

[2] De aproximadamente un litro.

[3] At-Tirmidhi.

[4] Es decir que no pronunciaba la intención en voz alta.


Previous article Next article

Articles in the same category

El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day