عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

   

Sobre las características de la Fitrah, dejar crecer la barba y cambiar las canas - Parte 1

Sheij Muhammad ibn Salih Al-Uzaimin

 

 

Primer Jutba:

Alabado sea Al-lah que creó a los seres humanos con la predisposición natural por aquello que la razón encuentra encomiable, lo reafirmó con aquello que le reveló al Mensajero, fueron creados por Al-lah con esta predisposición natural, y también fueron ordenados a tenerla como acto de adoración. Y atestiguo que no hay nada ni nadie con derecho a ser adorado excepto Al-lah, Único, sin socio alguno, las mentes son incapaces de conocer la sabiduría de Sus actos, todas las dificultades se someten ante Su poderío e inmensidad, y atestiguo que Muhammad es Su siervo y Mensajero, aquel que fue enviado con la religión monoteísta de Abraham, a quien Su señor escogió y lo guió al camino recto, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, con su familia y compañeros, y con todos aquellos que sigan su método firme.

 

Procediendo:

¡Hermanos musulmanes! Teman a Al-lah, Glorificado sea, sean firmes en esta religión, sean monoteístas apegados a esta predisposición natural en la que han sido creados, y esto lo conseguirán purificando el interior y el exterior. En cuanto al interior: purificar el corazón de adorar a otros junto a Al-lah, y adorarle solamente a Él y obrar rectamente; y en cuanto a purificar el exterior, es parte de ello lo que se reporta en Sahih Muslim de ‘Aisha, que Al-lah esté complacido con ella, que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo:

 

“Diez asuntos son parte de la Fitra (predisposición natural en la que Al-lah ha creado al ser humano): recortarse el bigote, dejar crecer la barba, usar el Siwak (cepillo de dientes hecho de las ramitas del árbol Arak; en la actualidad el cepillo de dientes convencional cumple con esta misma función), aspirar agua con la nariz (para limpiarla), cortarse las uñas, lavarse entre los dedos, depilarse las axilas, afeitarse el pubis y lavarse las partes privadas con agua”

 

Dijo el transmisor de este hadiz: “Y olvidé la décima, pero puede haber sido enjuagarse la boca”. Y en el hadiz que reporta Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, se menciona que la circuncisión es también parte de la Fitra.

Como vemos, todos estos asuntos son parte de la limpieza e higiene personal que la predisposición natural y toda mente racional aprueban, y la Ley Islámica también incita a ello.

 

Recortarse el bigote: dejarlo crecer propiciaría la retención de suciedades que salen de la nariz, y por ende cada vez que bebiera algo las transmitiría a la bebida, de ahí que la Ley Islámica y la Fitra ordenen recortarlo.

 

En cuanto a dejar crecer la barba y no recortarla ni afeitarla ni depilarla, es porque Al-lah la ha creado como una importante distinción entre hombres y mujeres, además de ser un signo de hombría y fuerza, por eso empieza a crecer cuando la persona está llegando a la pubertad y se va haciendo más fuerte, cuando se requiere de él mucha entereza, cuando empieza a cargar con responsabilidades en la vida; en cambio, cuando todavía es un niño no le crece, puesto que todavía no carga con ninguna dificultad, pero debido al decreto de Al-lah, Su ley y la Fitra, la barba es signo característico de los hombres y ha ordenado dejarla crecer. Del mismo modo, el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, al

decir:

 “Sean diferentes de los idólatras; recórtense el bigote y dejen crecer sus barbas”

Por ello, tanto el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, como sus compañeros fueron guiados a la Fitra, se dejaban crecer sus barbas; y la mejor guía es la guía del Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y sus compañeros, pues ellos fueron los que fielmente lo siguieron y estaban en el camino recto. Por tanto, afeitarse la barba es ilícito, se considera una desviación de la predisposición natural en la que Al-lah nos ha creado, supone desviarse del camino del Mensajero y sus seguidores, para en su lugar asemejarse a los idólatras y cambiar la creación de Al-lah, Alabado sea, sin Su permiso.


Y esta orden no es algo simple y sin ninguna importancia –como creen algunas personas–, por el contrario, es un acto de adoración más que nos ha ordenado el Mensajero de Al-lah, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y el principio básico con respecto a las órdenes del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, es que implican obligatoriedad y son actos de adoración, en tanto que no haya alguna prueba que indique que no sea obligatorio. Dijo Al-lah, Glorificado sea:

{No tratéis al Mensajero con el mismo trato que entre vosotros, y sabed que ciertamente Al-lah conoce a quienes de vosotros se retiran con disimulo [sin pedir permiso]. Y que aquellos que desobedezcan las órdenes del Mensajero de Al-lah [y rechacen su Mensaje] estén precavidos, no sea que les sobrevenga una desgracia o los azote un severo castigo} [Corán 24:63]

La “desgracia” mencionada en el versículo hace referencia a la desgracia en la religión, es decir, que la persona rechace seguir la orden del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y debido a ello su corazón albergue desvío que sea la causa de su destrucción. El Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, ha ordenado dejarse crecer la barba y diferenciarse de los idólatras; y aunque haya idólatras que también se dejen crecer la barba, nosotros no abandonamos la orden del Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, puesto que son ellos quienes nos están imitando, y no nosotros a ellos.

 

Igualmente, es parte de la Fitra el uso del Siwak, puesto que con ello se limpian los dientes y se purifica la boca, y se hace muy recomendable a la hora de hacer la ablución, antes de cada oración, al despertarse, al entrar a casa, ya que el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, lo primero que hacía al entrar a casa era cepillarse sus dientes.

También es parte de la Fitra el aspirar agua con la nariz, puesto que así se limpia; cortarse las uñas, ya que si son largas retienen mucha suciedad que acabaría dañando a la persona; lavarse entre los dedos es otra característica de la Fitra, porque es una parte donde se acumula la suciedad y por ello hay que limpiarla.


Asimismo, depilarse las axilas es parte de la Fitra, de lo contrario desprendería muy malos olores, por ello se recomienda la depilación, para elimina el bello o lo rebajarlo considerablemente; quien no lo depile, que se lo afeite completamente. Afeitarse el pubis es beneficioso para la vejiga, y no afeitarlo podría causar la acumulación de suciedad, lo cual podría provocar diversas infecciones.

Y el intervalo de tiempo que ha establecido el Profeta, que la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, para recortarse el bigote, cortarse las uñas, depilarse las axilas y afeitarse el pubis, es que no sobrepase las cuarenta noches (lógicamente, esto se entiende como lo máximo, siendo lo recomendable hacerlo mucho antes).

 

En cuanto a lavarse las partes privadas, es también parte de la Fitra, puesto que limpia e higieniza los lugares de donde salen la orina y las heces; asimismo, la circuncisión es parte de la Fitra, ya que de esta forma es más completa la purificación, y se recomienda hacerla cuando todavía se es un niño. Me refugio en Al-lah de Satanás, el lapidado. Dijo Al-lah en el Corán:

 {Conságrate [¡Oh, Muhammad!] al monoteísmo, que ello es la inclinación natural con la que Al-lah creó a los hombres. La religión de Al-lah es inalterable y ésta es la forma de adoración verdadera, pero la mayoría de los hombres lo ignoran. Arrepentíos ante Al-lah, temedle, haced la oración y no seáis de los que Le atribuyen copartícipes, Pues éstos alteraron su religión y formaron sectas; y cada una de ellas está conforme con lo que cree}[Corán 30:30-32].


 

Que Al-lah, Glorificado sea, nos bendiga con lo que leamos y entendamos del Corán, y nos beneficie con la compresión de Sus sabios signos.

          Le pido a Al-lah, Glorificado sea, perdón por nuestras faltas. Háganlo ustedes también.

 


 

www.islamhouse.com

 




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا