1. Articles
  2. La Sunnah en Nuestras Vidas
  3. La intercesión (Shafa’a) del Profeta Muhammad saaws-

La intercesión (Shafa’a) del Profeta Muhammad saaws-

Under category : La Sunnah en Nuestras Vidas
1646 2012/09/02 2020/09/19
Article translated to : English

La intercesión (Shafa’a) del Profeta Muhammad saaws-

 

 

Quien se aparte de él, llevará una gran carga [de pecados] el Día del Juicio, y nunca podrá librarse de ella. ¡Qué pésima carga tendrán que soportar el Día de la Resurrección! Ese día, cuando la trompeta sea soplada, reuniremos a los pecadores, y sus miradas estarán ensombrecidas. Se susurrarán unos a otros, y algunos dirán: Sólo hemos permanecido [en la vida mundanal] diez días. Y otros, los más sensatos, dirán: Sólo hemos permanecido un día. Y por cierto que Nosotros bien sabemos lo que dicen. Te preguntan [¡Oh, Mujámmad!] qué ocurrirá con las montañas [el Día del Juicio]. Diles: Mi Señor las reducirá a polvo, y las convertirá en inmensas llanuras. No habrá valles ni colinas. Ese día todos los hombres acudirán al llamado del [ángel] pregonero, y nadie errará el camino; y las voces callarán ante el Misericordioso, y sólo se oirá el sonido de sus pasos. Entonces, ninguna intercesión será aceptada, salvo la de quien el Misericordioso quiera, y sus palabras le sean aceptadas. Alá bien conoce el pasado y el futuro, y los hombres nunca podrán alcanzar este conocimiento”. (20:101-110)

 


La intercesión, en su significado lingüístico cotidiano entre la gente se refiere a cuando una persona habla en favor de alguien para conseguirle un bien o librarlo de un mal.

En la teología islámica la intercesión se refiere al hecho de aquellas personas a las que Allah permitirá hablar a favor de otras el Día del Juicio Final, para que sean ingresadas al paraíso, o les sea perdonado o disminuido su castigo. 

AbuHurairanarró que el Mensajero de Allahr dijo: “Yo seré señor entre la gente en el Día de la Resurrección. ¿Sabéis por qué? Allah reunirá a (todos los hombres) los primeros y a los últimos en una sola planicie, de manera que un heraldo pueda hacerles oír su voz y los capte la vista. El sol se acercará tanto a la gente que sufrirán tanta incomodidad y problemas que no podrán tolerar ni aguantar. La gente dirá: ‘¿Acaso no veis el estado en que estáis? ¿por qué no veis quien interceda por vosotros ante vuestro Señor?’ Algunos dirán a otros: ‘¡Vamos por Adán!’ y llegan hasta Adán, la Paz sea con él, y le dicen: ‘¡Tú eres el padre de la humanidad! Allah te hizo con Su mano; te insufló de Su espíritu y ordenó a los ángeles (prosternarse), quienes se prosternaron ante ti. ¿No ves lo que estamos pasando? ¿No ves a lo que hemos llegado?’ Adán dirá: ‘Hoy mi señor se ha enfurecido como nunca antes se enfureció y nunca se enfurecerá ¡Él me prohibió comer del árbol y le desobedecí! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! Id a otro; id a Noé’. La gente irá ante Noé y le dicen: ‘¡Noé! Tú fuiste el primero de los enviados a la gente de la tierra. Allah te llamó: ‘Siervo agradecido’; intercede por nosotros ante tu Señor ¿No ves en lo que estamos?’

 

Noé dice: ‘Hoy mi Señor se ha enfurecido como nunca antes se enfureció y nunca se enfurecerá. Yo tuve el derecho de hacer una invocación que sea aceptada ¡Y la hice contra mi pueblo! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! Id a otro; id a Abraham’. La gente va ante Abraham y dicen: ‘¡Abraham! Tú eres profeta de Allah y su amigo íntimo de entre la gente de la tierra ¡Intercede por nosotros ante tu Señor! ¿No ves en lo que estamos?’; él dice: ‘Hoy mi Señor se ha enfurecido como nunca antes se enfureció y nunca se enfurecerá. Yo mentí tres veces ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! Id a otro; id a Moisés’. La gente irá ante Moisés y le dicen: ‘¡Moisés! Tú eres Enviado de Allah; Allah te agració con Su mensaje y con Su palabra a la gente. ¡Intercede por nosotros ante tu Señor! ¿No ves en lo que estamos?’ Moisés dice: ‘Hoy mi Señor se ha enfurecido como nunca antes se enfureció y nunca se enfurecerá. Yo maté a un ser que no se me ordenó matar ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! Id a otro; id a Jesús. La gente irá ante Jesús y le dicen: ‘¡Jesús! Tú eres enviado de Allah; Su palabra otorgada a María y un espíritu proveniente Él; hablaste a la gente desde la cuna ¡intercede por nosotros ante tu Señor! ¿No ves en lo que estamos?’ Jesús dice: ‘Hoy mi Señor se ha enfurecido como nunca antes se enfureció y nunca se enfurecerá. ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! ¡Ay de mí! Id a otro; id a Muhammad’. La gente va ante Muhammad y le dicen: ‘¡Muhammad! Tú eres enviado de Allah y el último de los profetas; Allah te ha perdonado tus pecados iniciales y tus pecados finales ¡Intercede por nosotros ante tu Señor! ¿Acaso no ves en lo que estamos?’ Entonces yo iré bajo el Trono, y caeré prosternado para mi Señor, Exaltado y Glorificado sea.

 

Luego Allah me inspira de Sus alabanzas y del más bello elogio para Él como nunca se inspiró a nadie antes que a mí. Luego se dirá: ‘¡Muhammad! ¡Levanta tu cabeza! ¡Pide y se te dará! ¡Intercede y tu intercesión será aceptada!’ Yo levanto mi cabeza y digo: ‘¡Mi nación Señor! ¡Mi nación Señor! ¡Mi nación Señor!’ se me dirá: ‘Vé y saca del Fuego a los que tengan el peso de un grano de cebada de fe’ y yo voy y lo hago. Luego vuelvo y lo elogiaré con esas alabanzas y me prosternaré ante Él. Se dirá, entonces: ‘¡Muhammad! ¡Levanta tu cabeza y di, que se te escuchará! ¡Pide y se te dará! ¡Intercede que tu intercesión será atendida!’ Yo diré: ‘¡Señor mío! ¡Mi nación! ¡Mi nación!’ se me dirá: ‘Vé y saca del Fuego a los que tengan el peso de un átomo o un grano de mostaza de fe’; yo voy y lo hago. Luego vuelvo y lo elogiaré con esas alabanzas y me lanzaré en prosternación ante Él. Se dirá, entonces: ‘¡Muhammad! ¡Levanta tu cabeza y di, que se te escuchará! ¡Pide y se te dará! ¡Intercede que tu intercesión será atendida!’ Yo diré: ‘¡Señor mío! ¡Mi nación! ¡Mi nación!’ se me dirá: ‘Vé y saca del Fuego a los que tengan menos que el peso de un grano de mostaza de fe’ y yo voy y lo hago’. ‘Luego lo elogiaré con esas alabanzas y me lanzaré en prosternación ante Él. Se dirá, entonces: ‘¡Muhammad! ¡Levanta tu cabeza y di, que se te escuchará! ¡Pide y se te dará! ¡Intercede que tu intercesión será atendida!’ Yo diré: ‘¡Señor mío! ¡Permíteme (sacar) a los que hayan dicho: ‘No hay Allah sino Allah’!’ (Allah) dirá: ‘¡Por Mi gloria! ¡Por mi magnificencia! ¡Por mi Grandeza! Sacaré de ahí (del Fuego) a los que hayan dicho: ‘No hay Allah sino Allah’. (Bujari, juntando todas las narraciones)

 


Así será la intercesión del Profeta Muhammadr, quiera Allah hacernos de aquellos que se benefician de ella.

Allah menciona la intercesión en el Corán, así como menciona sus condiciones:

  1. “Di: A Allah pertenece toda intercesión” (39:44). Esta aleya evidencia que la intercesión es posesión de Allah, y por lo tanto que debe pedirse solamente a Él. Es decir, es lícito decir: “Oh Allah concédeme que el Profeta Muhammad interceda por mí el día del Juicio Final”. Pero es ilícito decir: “Oh Muhammad intercede por mí el Día del Juicio Final”. Esto evidencia el error y desvío de quienes piden la intercesión a los santos y las vírgenes, o a los sheijs o walis.
  2. “¿Quién podrá interceder ante Él sino con Su anuencia?” (2:255). Esta aleya evidencia que toda intercesión requiere de la anuencia o permiso de Allah. Nadie puede interceder si Allah no lo aprueba.
  3. “No se beneficiará de la intercesión sino a quien se lo permita el Misericordioso, y le fueren aceptadas sus palabras” (20:109). Este versículo indica que toda intercesión necesita que Allah se complazca del intercesor y también de sus palabras.
  4. “¡Cuántos Ángeles hay en los cielos cuya intercesión no servirá de nada, salvo que Allah lo permita en favor de quien Él quiera y se complazca!” (53:26). Este versículo evidencia que Allah tiene que estar complacido con la persona a favor de quien se hace la intercesión.

Ahora que conocemos el significado de la intercesión, cómo será y cuáles son sus condiciones, observemos en la Sunnah donde el Profetar nos enseña qué podemos hacer para obtenerla de él el Día del Juicio Final.

  1. Pedir a Allah por el Profetar luego de escuchar el llamado a la oración. Ÿabirbin ‘Abdullah relató que el Mensajero de Allah dijo: “Quién dice después del Adhán: ¡Oh Señor! Señor de esteperfecto llamado y de esta oración que se realizará;dale a Muhammad el derecho a intercesión yla superioridad; y envíale al mejor y más elevadolugar (en el Paraíso) que le has prometido) (veráque) se me permitirá interceder por él en el Díade la Resurrección”. (Muslim)
  2. Creer con firmeza y sinceridad en que nada merece ser adorado salvo Allah (la ilaha illa Allah). AbuHuraira relató: ‘Dije: ‘¡Mensajero de Allah! ¿Quién será la persona más afortunada que cuente con tu intercesión el Día de la Resurrección?’ El Mensajero de Allah dijo: “AbuHuraira, supuse que nadie me preguntaría eso antes que tú pues conozco tu dedicación para el relato de las nuevas. La persona más afortunada que contará con mi intercesión el Día de la Resurrección será aquél que dijo sinceramente desde el fondo de su corazón: No hay deidad (que merezca adoración) sino Allah”’. (Bujari)
  3. Hacer muchas oraciones (prosternaciones). Se narra que el Profetar le dijo a un sirviente: “¿Cómo puedo servirte?” y este le respondió: “Mi única necesidad es que intercedas por mí el Día del Juicio Final”. El Profeta le respondió: “Ayúdame con eso haciendo muchas oraciones (prosternaciones)”. (Ahmad)

Pero así como hay obras que nos acercan a la intercesión, hay otras obras que nos alejan de ella:

  1. Maldecir con frecuencia.Narró Abu Ad Darda' que el Mensajero de Allahr dijo:“A quienes maldigan con frecuencia no se les aceptará su intercesión ni su tes­timonio el Día del Juicio”. (Muslim)
  2. Los gobernantes tiranos y los corruptos que roban del tesoro público. Dijo el ProfetaMuhammad r: “Hay dos clases de personas de mi comunidad que no recibirán mi intercesión: El gobernante tirano que engañe (a su pueblo) y el corrupto que robe del tesoro público”. (At-Tabarani, Sahih según Al-Albani)

 

Quiera Allah aumentar nuestro amor por el Profeta Muhammad y acceder a su intercesión el Día del Juicio Final.

Quiera Allah perdonar a todos los musulmanes y musulmanas, y guiar a los que han perdido el camino.

 

 

Previous article Next article
El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day