1. Articles
  2. Kit para el Nuevo Musulmán
  3. El Beneficio de las Súplicas

El Beneficio de las Súplicas

Under category : Kit para el Nuevo Musulmán
1267 2014/08/21 2020/05/28

 

                 El Beneficio de las Súplicas


Cuando se realiza duaa debe hacerse de acuerdo a la realidad y naturaleza de la súplica tal como se ha descrito arriba. Si se realiza de esta forma enseguida se comprende la eficacia y beneficio del duaa. El baraka del duaa no significa necesariamente que cualquier cosa que se pida será concedida. En muchas ocasiones el mismo objeto que se persigue se consigue; por ejemplo, cuando se pide algo para la vida última, pues cualquier favor para la última vida es pura bondad hacia el siervo.

Para conseguir la Recompensa de la última vida son necesarias la Fe (iman) y la obediencia (itaat). Sin estas condiciones no se consiguen las bendiciones de la última vida. En ocasiones, el objeto que se pide no se consigue. Esto ocurre porque a veces, el objeto mundanal por el que se pide no es beneficioso para nosotros. Así, Allah lo retira del siervo del mismo modo que un padre quitaría a su hijo cualquier objeto que pudiera causarle daño.

 

El significado del beneficio o baraka en este contexto es que Allah -ensalzado sea- dirige su atención a su siervo. Así, si debido a alguna razón que Allah conoce, y aquello por lo que se pide no se concede, el siervo debe sentirse igualmente satisfecho, y no debe dejarse invadir por sentimientos de frustración y debilidad. La fuerza espiritual con que se llena el corazón es el efecto de la atención especial que nos dirige Allah como resultado de nuestra súplica. Y constituye, de hecho, un gran tesoro. Cualquier otra recompensa resulta insignificante en comparación. Es esta atención la que debe luchar por conseguir el siervo. Y esta sensación agradable de paz en esta vida y en la última. Por tanto, aquél que hace súplica siempre tiene una recompensa y el beneficio inherente a la súplica.

 

Citas del Corán sobre la súplica:

 En el Corán encontramos numerosas referencias sobre los que realizan súplicas a Allah, ensalzado sea; he aquí algunas:

(Vuestro Señor ha dicho: «¡Invocadme y os escucharé! Los que, llevados de su altivez, no Me sirvan entrarán, humillados, en la gehena») (Sagrado Corán, 40:60)
 

(¡Invocad a vuestro Señor humilde y secretamente! Él no ama a quienes violan la ley.) (Sagrado Corán, 7:55)


 (Cuando Mis siervos te pregunten por Mí, estoy cerca y respondo a la oración de quien invoca cuando Me invoca. ¡Que Me escuchen y crean en Mí! Quizás, así, sean bien dirigidos) (Sagrado Corán, 2:186)

  (¿Quién, si no, escucha la invocación del necesitado, quita el mal y hace de vosotros sucesores en la tierra? ¿Hay un dios junto con Allah? ¡Qué poco os dejáis amonestar! ) (Sagrado Corán, 27:62)

 

Algunos hadices confirman la importancia de la súplica:

Relató Abu Hurairah que el Mensajero de Allahe dijo: "La súplica del siervo se acepta siempre que no pida nada ilícito o algo desagradable para sus parientes; y siempre y cuando no sea impaciente". Alguien le preguntó: "Oh, mensajero de Allah ¿Cuál es el significado de "ser impaciente"?". "Significa decir: "He suplicado una y otra vez, pero mi súplica no ha sido respondida". Diciendo esto, se pierde la súplica". (lo recopiló Muslim)

Este hadiz nos enseña que debemos insistir en nuestras súplicas aunque parezca que no son aceptadas.

Narró Abu Huraira que el Mensajero de Allah dijo: "Nada es más apreciado por Allah que la súplica" (Lo recopilaron Tirmizi e Ibn Majah)

Ibn Umar narró que el Mensajero de Allah dijo: "La súplica es beneficiosa en todo. Es eficaz en protegernos de las desgracias que ya han ocurrido asó como de las que van a ocurrir. Por tanto, los siervos de Allah deben ser insistentes en sus súplicas" (Recopilado por Tirmizi y Ahmad).

Abu Hurairah narró que el Mensajero de Allah dijo: "Allah se disgusta con aquél que se abstiene de hacer súplica".

Abu Hurairah refiere que el Mensajero de Allah dijo: "Debéis hacer súplicas constantemente y creer firmemente que Allah las acepta. Allah, ensalzado sea, no acepta la súplica de aquél cuyo corazón es descuidado" (Recopilado por Tirmiz)

La súplica debe realizarse con la mayor honestidad y concentración del cuerpo y la mente y al tiempo se ha de estar en la firme creencia de que la súplica es aceptada por Allah. Que no se consiga aquello que se ha pedido no quiere decir que la súplica no ha sido escuchada. Ciertamente, la súplica ha sido escuchada, pero la consecución de aquello que se ha pedido depende de la sabiduría de Allah, como se ha explicado anteriormente.

Abu Said Khudri narró que el Mensajero de Allah dijo: "Todo musulmán que realiza una súplica que no contiene una petición de algo ilícito o que perjudique los lazos familiares, Allah le concede una de estas tres cosas con la mayor seguridad: o bien lo que ha pedido se le concede inmediatamente, o bien lo que ha pedido se le reserva como un tesoro para la vida última, o bien Allah lo aparta de alguna calamidad derivada de la consecución de lo que ha pedido". Los Compañeros del Profeta (sahaabah) dijeron que realizarían súplicas en abundancia. El Mensajero de Allah dijo que para Allah todas las cosas se daban en abundancia. Así pues, ninguna súplica tiene una respuesta vacía.

Anas narró que el Mensajero de Allah dijo: "Todos debería suplicar al Creador por cada una de sus necesidades". En la narración de Thaabit se dice: "Todos deberían suplicar a su Creador por cada una de sus necesidades, aunque sea por sal o por un cordón de sus zapatos cuando se rompe". (Compilado por Tirmizi).

 

 

Previous article Next article
El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day