1. Artículos
  2. ¿CÓMO ABRAZAR EL ISLAM?
  3. Consejo de Hermano

Consejo de Hermano

Under category : ¿CÓMO ABRAZAR EL ISLAM?
441 2019/01/30 2022/08/18

 

1)Debes saber que al haber abrazado el Islam, Allah I ha borrado todos tus pecados y malas acciones previas. El Profeta Muhammad dijo:

“¿No saben que el Islam limpia todo lo hecho con anterioridad?”. (Muslim)

 

Por el contrario, las malas acciones que cometiste antes de entrar al Islam se tornan en buenas por la Gracia de Allah I. Él dice:

 

( Aquellos que no invocan a nada ni a nadie junto con Allah, no matan a nadie que Allah haya   prohibido matar salvo con justo derecho, y no      cometen fornicación ni adulterio. Y [sabed que]  quienes cometan esto recibirán un terrible castigo. El  Día de la Resurrección se les atormentará incesantemente, y permanecerán en el castigo despreciados, salvo quienes se arrepientan, crean, y obren correctamente. A éstos, Allah les perdonará sus   pecados y en su lugar les registrará buenas obras; y            Allah es Absolvedor, Misericordioso. ) (25:68-70)

 

Escucha estas buenas noticias de Dios. Aquellos de la Gente  del Libro que abrazan esta religión tendrán doble recompensa por creer en el Mensajero en que ya creían, y por creer en Muhammad. Allah  dice:

(Quienes recibieron Nuestra revelación anteriormente [judíos y cristianos] creyeron en él [el Corán]. Y cuando se les recitaba [el Corán] decían:  Creemos en él; por cierto que es la Verdad que      proviene de    nuestro Señor. Ya nos habíamos     sometido a Allah antes de esta revelación. Éstos son   quienes recibirán su recompensa duplicada por haber   sido perseverantes, y haber respondido con buenas acciones a aquellos que les trataron de mal modo, y  haber dado en caridad parte de lo que les habíamos  proveído. ) (28:52-54)

 

El Profeta dijo:

“Aquellos de la Gente del los Dos Libros (judíos y cristianos)   que acepten el Islam tendrán doble recompensa. Recibirán los derechos de los que disfrutamos y deben cumplir con las obligaciones con las cuales cumplimos. Y aquellos no creyentes que acepten el Islam tendrán su recompensa, y  recibirán los derechos de los que disfrutamos y deben cumplir con las obligaciones con las cuales cumplimos”. (Ahmad)

 

El registro de tus acciones está limpio, así que no lo tiñas con pecados.

2) Ahora que conoces la verdad, dedica un poco de tu tiempo a aprender tu religión. El Mensajero de Allah dijo:

 

“Si Allah desea el bien para una persona, lo hace versado en la religión”. (Al-Bujari)

 

Busca el conocimiento de la ‘Aqídah (credo, o creencia) y estudia todo lo que necesites en tu vida cotidiana de la religión, como la pureza (Tahara), el Salah (oraciones), y el resto. También debes aprender las reglas del comercio y de aquello a lo que te dedicas, así no caes inintencionadamente en cosas prohibidas. También, haz todo lo posible por memorizar el Libro de Allah.

 

Debes comprender la religión desde las fuentes apropiadas y confiables: el Sagrado Corán y la Sunnah auténtica de Su Mensajero.

 

Muhammad debe ser tu ejemplo; aprende su biografía para poder imitarlo. Haz todo dentro de tus posibilidades para rodearte de sabios y estudiantes del conocimiento que practiquen lo que predican.

 

Ten presente que no todo aquel que dice ser musulmán lo es verdaderamente. Por lo tanto, debes tener cuidado de quién buscas el conocimiento: debes juzgar todo lo que leas o escuches de acuerdo al Corán y la Sunnah del Profeta (la Sunnah misma debe ser entendida a la luz de la sabiduría de los predecesores piadosos). El Profeta dijo:

“Les aconsejo que tengan temor del castigo de Allah, que escuchen y obedezcan incluso a un esclavo etiope con miembros amputados (si fuese su líder), ya que ciertamente quien viva mucho entre vosotros verá grandes discrepancias en la religión; así que sigan mi Sunnah, y la Sunnah de los Califas bien guiados. Aférrense de sus preceptos con los dientes si es necesario, y tengan cuidado de las inventar cosas nuevas (en la religión), porque toda innovación es Bid’ah, y toda Bid’ah es un desvío”. (Sahíh ibn Hibbán y Abu Dâûd)

 

Aquello que sea de acuerdo a la Sunnah tómalo, y lo que va en su contra, déjalo. El Mensajero de Dios dijo:

“Los judíos se dividieron en setenta y un sectas; una está en el Paraíso, y setenta en el Infierno. Los cristianos se dividieron en setenta y dos sectas; setenta y uno están en el Infierno, y una en el Paraíso. Por Allah, mi Ummah (Nación) se dividirá en setenta y tres sectas, una sola entrará al Paraíso y setenta y dos irán al Infierno”. Se dijo entonces: “¡Oh, Mensajero de Allah! ¿quiénes son los   agraciados?”. Respondió: “La Yama’ah[1]”. (Ibn Mâyah)

 

3) Al-Uala y Al-Bara. Debes amar y aliarte con los creyentes, y rechazar a la incredulidad , y nunca tomar a quienes no creen en Allah como aliados en contra de los creyentes . Esto, de todas formas, no significa oprimirlos, transgredir o usurpar sus derechos, tampoco debes despreciarlos por sí mismos, sino dada su incredulidad y la falta de guía. Esto te tiene que motivar a hacer todo lo posible para ayudarlos a que se salven del Fuego. No prefieras a los incrédulos sobre los musulmanes, y no los ayudes en contra de tus hermanos. Allah dice:

 ( Los creyentes y las creyentes son aliados unos de otros… ) (9:71) 

 

4)Debes saber que aquel que abraza el Islam puede tener que soportar oposición, daño, disidencia o indiferencia, especialmente por parte de sus allegados. Debes tener esto en cuenta y saber que si alguien te oprime de cualquier forma, esto igual te eleva en grados, te purifica de pecados, y es una prueba a través de la cual Dios está viendo el verdadero alcance de tu sinceridad y firmeza en la religión. Allah I dice:

( ¿Acaso piensan los hombres que se les dejará decir: ¡Creemos! sin ser puestos a prueba? Por  cierto que probamos a quienes les precedieron, y Allah bien sabe quiénes son los sinceros y quiénes los mentirosos. ) (29:2-3) 

 

También le preguntaron al Profeta Muhammad: “¿Cuál es la gente a la que Dios más prueba? Respondió: “Primero los Profetas, después los piadosos, luego los que les siguen, y luego los que les siguen en la fe. A cada persona se la prueba de acuerdo a la firmeza en la religión; si su fe es fuerte, la prueba es mayor, y si su fe es débil, su prueba disminuye. Se prueba a una persona con desgracias hasta que camine por la tierra totalmente libre de pecados (que serán eliminados por medio éstas)”. (Ahmad).

 

Ten en cuenta que muchos tratarán de poner dudas en tu mente sobre el Islam, y te insistirán constantemente. Consulta a la gente de conocimiento para poder encontrar una respuesta adecuada a esas dudas, con el Corán y la Sunnah como base.

 

5)Con respecto a invitar a la gente a la religión de Allah (Da’uah) y la auténtica Sunnah, debes tener buen conocimiento de lo que enseñas y predicas. De esta manera, todas las dudas que los enemigos del Islam plantean pueden ser respondidas fácilmente. Hay que hacer Da’uah como dice Dios:

( Convoca al sendero de tu Señor con sabiduría y  bellas palabras. Arguméntales de la mejor manera. Tu Señor sabe bien quién se extravía de Su camino y quién sigue la guía. ) (16:125) 

 

Salva a los demás del Infierno, de la misma manera que El Creador te salvó de él, y comienza con aquellos más cercanos a ti. Ten en cuenta las palabras del Profeta: “Allah no me envió para hacer las cosas difíciles, sino como un maestro y para facilitar las cosas”. (Muslim)

 

Debes saber que se obtiene mucha recompensa y Gracia de Allah al ayudar a una persona a que abrace el Islam; el Mensajero de Allah le dijo a Ali, que Allah esté complacido con él: “Si Allah guía a una persona a través de ti, esto es mejor  para ti que todo lo que hay en la Tierra”.

Tendrás la misma recompensa que aquellos a quienes Dios guió a través tuyo, sin que ellos pierdan nada de ella. El Profeta dijo:

 

“Aquel que llama a la guía tendrá una recompensa igual a la que tendrán los que le siguen, sin mermar en nada la de  estos. El que llame al desvío recibirá el castigo de aquellos que le siguieron también, sin que el de estos decrezca en lo   más mínimo”. (Muslim)

 

Debes aprender que difundir esta religión entre los no musulmanes e invitarlos a ella es un deber de todo musulmán, así que no descuides esta tarea. El Mensajero de Allah r dijo:

“Enseñen esta religión a los demás, aunque sea un solo versículo”. (At-Tirmidhi)

 

Debes hacer que la gente ame la religión de Allah. El Profeta dijo:

“Den buenas noticias, y no hagan que la gente se aleje de la religión; hagan las cosas fáciles para la gente y no las dificulten”. (Muslim)

 

Sabe, hermano, que al invitar a la gente al Islam no eres responsable del resultado, porque esto se limita a solamente explicar los preceptos y mostrar la verdad a la gente. Allah I dice:

( …y tú [¡Oh, Muhammad!] en verdad, guías al  sendero recto; el sendero de Allah, a Quien pertenece cuanto hay en los cielos y la Tierra. A Allah    retornan  todos los asuntos? ) (42:52-53) 

 

Con respecto a la guía por la cual uno lleva el Islam, esto  proviene únicamente de Dios. Allah dice:

( Por cierto que tú [¡Oh, Muhammad!] no puedes guiar a quien amas, sino que Allah guía a quien Él  quiere. Él sabe quienes seguirán la guía. ) (28:56)

 

6) Trata de elegir compañeros piadosos que te alienten a hacer el bien, te prevengan del mal, y que sean un apoyo para ti en la vida. El Profeta Muhammad dijo:

“El ejemplo del buen y del mal compañero es como aquel que vende perfumes y el herrero. El que vende perfumes puede darte un poco, puedes comprarle un poco, o (al menos) encontrarás que tiene una buena fragancia. En cuanto al herrero, o quema tu ropa, o desprenderá un olor horrible”. (Al-Bujari)

 

7)Ten mucho cuidado de no llevar la religión a un extremo. No hay ni laxitud ni fanatismo en el Islam. Dios dice:

 ( Allah desea facilitaros las cosas y no dificultárosla… ) (2:185)

 

Anas bin Malik, que Allah esté complacido con él, dijo:

“Tres personas vinieron a las casas de las esposas del Profeta preguntando sobre su religión. Cuando se les    informó, pensaron que era poco lo que pedía la religión, entonces dijeron: “¿Quiénes somos nosotros en comparación con el Profeta, a quien Allah le ha perdonado sus pecados pasados y futuros?”. Uno de   ellos agregó: “En lo que respecta a mi, rezaré toda la noche”. Otro dijo: “Yo ayunaré todos los días sin dejar un día no ayunado”, y el tercero dijo: “Me alejaré de las   mujeres y nunca me casaré”. En ese momento llegó el  Mensajero de Allah y al escuchar esto dijo: “¿Son ustedes los que dijeron tal y tal cosa? Yo soy el que más le       teme a Allah y el más piadoso, pero ayuno algunos días y otros no, rezo una parte de la noche y descanso otra parte, y contraigo matrimonio. Aquel que quiera algo fuera  de mi Sunnah no es de los nuestros”. (Al-Bujari)

 

Por otro lado, no debe haber términos medios o laxitud en la religión. El Profeta dijo:

 “Quédense con lo que les he ordenado. Ciertamente aquellos que vinieron antes de ustedes fueron destrozados por su cuestionamiento persistente y por oponerse a sus Profetas. Si   les prohíbo algo, déjenlo, y si les ordeno algo, háganlo lo mejor que puedan”. (Al-Bujari)

 

8) Vas a ver a muchos musulmanes que no cumplen con sus obligaciones y que no se alejan de las prohibiciones de la religión. Tampoco cumplen con su parte de Da’uah (difusión). Los casos varían: hay quienes cumplen en mayor o menor medida con el Islam. Sea cual sea el caso, la razón por la que esto pasa es que el Demonio (Shaitán) trata lo más que puede para desviar a los hijos de Adán. Allah dice:

(Dijo: ¡Oh, Señor mío! Por haberme descarriado, les seduciré y descarriaré a todos. Excepto a quienes de Tus siervos hayas protegido. ) (15:39-40)

 

Satán ha prometido hacer todo lo posible para desviar a los hijos de Adán, o sea, la humanidad. Dios, Exaltado sea, dice:

 ( Creamos a vuestro padre Adán dándole una noble figura. Luego dijimos a los Ángeles: ¡Haced una      reverencia ante Adán! La hicieron excepto Iblîs, quien desobedeció la orden. Allah le preguntó: ¿Qué te impidió hacer la reverencia cuando te lo ordené?   Respondió: Yo soy mejor que él, pues a mí me creaste de fuego y a él de barro. Dijo [Allah]: ¡Sal del aquí  [del Paraíso]! No debiste ensoberbecerte. ¡Vete, pues  [a partir de ahora] serás maldecido! Dijo [Iblîs]: permíteme vivir hasta el Día de la Resurrección. Dijo Allah]: Te concedo la prórroga que me pides [porque     he decretado probar a los hombres con tu seducción].    Dijo [Iblîs al apercibirse que había quedado completamente fuera de la misericordia de Allah]: Por haberme descarriado acecharé a los hombres para apartarlos de Tu sendero recto. Procuraré seducirles por delante, por detrás, por la derecha y por la    izquierda; y verás que la mayoría de ellos no son agradecidos. Dijo [Allah]: ¡Sal de aquí maldecido y   condenado! Por cierto que llenaré el Infierno con  todos aquellos que te sigan. ) (7:11-18)

 

No te desalientes de cumplir con tu deber en el área de la difusión de la religión de Allah; debes estar siempre motivado para enseñarla y explicarla.

 

9)Siempre ten una conducta islámica en tu vida cotidiana, por ejemplo, ayudando a alguien con necesidades, lo conozcas o no, y sonriendo a tus hermanos. El Profeta dijo:

 “Sonreír a un hermano es una caridad; ordenar el bien y prohibir el mal es una caridad; mostrarle a alguien el camino del que se desvió es una caridad; ayudar al débil de vista es     caridad; quitar una roca, una rama, o huesos del camino de    alguien es también caridad; y pasar agua de tu balde al de otra persona es un acto de caridad”. (Sahíh ibn Hibbán)

 

Tu ropa y todo lo que tienes debe estar limpio. Un musulmán siempre debe ser limpio, porque su religión es la religión de la higiene. Dios dice:

( ¡Oh, hijos de Adán! Cubríos [para rezar] y engalanaos cuando acudáis a las mezquitas. Y comed y bebed con mesura, porque Allah no ama a los inmoderados. ) (7:31)

 

El Islam enfatiza que uno se diferencie de las otras religiones y sus malos hábitos. El Profeta Muhammad dijo sobre esto:

“Limpien sus patios, porque ciertamente los judíos no limpiaban los suyos”. (Sahíh Al-Yámi)

 

Debes tratar de hacer la mayor cantidad de buenas obras posibles, como dar caridades, hacer oraciones voluntarias y otros actos de adoración.

 

Cuando uno lleva estas acciones (mencionadas arriba) a cabo, indirectamente difunde su religión a los musulmanes que no practican su religión. También la muestra a los no musulmanes, que pueden tener curiosidad y preguntar sobre el Islam para aprender sobre sus aspectos más bellos.

 

Trata bien a tus parientes, y no cortes relaciones con ellos incluso si se oponen al hecho de que hayas abrazado el Islam. Justamente, debes tener mejor relación con ellos para que se acerquen a la religión. Sabrán que tu conducta mejoró después de que convertiste musulmán, y que eres mejor persona. Asmá, que Allah esté complacido con ella, dijo:

 

“Mi madre, que era pagana durante la vida del Mensajero de Allah, me visitó, y le pregunté luego a él: Mi madre me ha visitado… ¿debo mantener buena       relación con ella? Él dijo: “Sí, mantén la buena relación con tu madre”. (Al-Bujari)

 

10)  Debes saber también que la lucha entre el bien y el mal durará hasta el Último Día. La fortaleza de los musulmanes y la fuerza de los incrédulos, la minoría de los musulmanes y la mayoría de no creyentes, el retraso de los musulmanes y el avance de los incrédulos, la humildad de los creyentes y el poder de los no creyentes no son evidencias que indican que el Islam sea falso. Es todo un resultado inmediato del alejamiento de la legislación de nuestro Señor y el abandono de las buenas acciones y el llamado hacia el camino de Allah.

 

‘Umar ibn Al-Jattab, que Allah esté complacido con él, el segundo Califa del Islam, dijo:

 

“Somos gente a la que Allah honró y le dio poder a través del Islam. Si buscamos honor en cualquier otra cosa, Dios nos humillará. Debemos seguir la verdad, porque ciertamente Allah creó el Paraíso y el Infierno, y ha prometido que ambos serán llenados con gente”.

 

11)  También debes saber, hermano, que estamos en el final de los tiempos (el Último Día se aproxima), y con cada día que pasa  nos acercamos al final del mundo y el establecimiento de la Hora Final. El Profeta Muhammad dijo:

“Yo mismo y la Hora estamos así de cerca”, y juntó sus dedos índice y mayor. (Al-Bujari)

 

El Mensajero de Dios anticipó el estado del Islam (y los musulmanes) en este tiempo. Dijo:

 “El Islam comenzó como algo extraño y volverá a ser así. Bienaventurados sean los extraños”. (Muslim)

 

El que haya muchos seguidores no indica que la metodología con que se practica la religión sea la correcta. El Profeta dijo:

“¡Bienaventurados sean los extraños! ¡Bienaventurados sean   los extraños! Alguien preguntó: ¿Quiénes son los extraños, Mensajero de Allah? Dijo: “La gente correcta de   entre los malvados. Aquellos que les desobedecen son más que los que obedecen”. (Ahmad)

 

También aclaró (el Profeta) la situación en que estarán los musulmanes que se aferran a la religión, y todas las dificultades que encontrarán (al practicarla), sean físicas o psicológicas. El Enviado de Dios dijo:

 

“Ordenen el bien y prohíban el mal, pero cuando vean que se   persigue la codicia, que se satisfacen los deseos, que la vida de  este mundo afecta a la gente, y que todos están contentos con   sus propias opiniones, resguárdense en vosotros mismos y dejen de recomendar el bien al público en general, porque ciertamente vendrán días en los que tener paciencia será     como sostener una brasa en la mano. Aquel que  haga buenas acciones en esos días recibirá la recompensa de cincuenta personas”. (Sahíh ibn Hibbán)

 

El Profeta nos informó que cuando el Día de la Resurrección esté cerca, la religión decrecerá. Nadie que diga “La Ilaha illallah” permanecerá en la faz de la Tierra. Sólo permanecerán los más malvados de la creación, y sobre ellos se establecerá la Hora Final.

 

Nauás ibn Sam’án narró el hadiz del Profeta Muhammad en el que describe la historia del Dayyal (Anticristo), el descenso de ‘Isa ibn Mariam  (Jesús), y la llegada de Iayúy ua Ma’yúy (Gog y Magog), diciendo:

 “…entonces Allah enviará un viento puro y bueno que los levantará de sus axilas. Tomará el alma de cada    creyente y musulmán, y sólo los más malvados      permanecerán. Tendrán relaciones sexuales frente al público como burros, y la Hora será decretada sobre ellos”. (Muslim)

 

12)  Debes saber que todos los asuntos son juzgados acorde a cómo terminan, así que ten presente pedirle a Allah que te mantenga firme en el Islam, y que fallezcas de buena manera (como creyente). Asegúrate de que tus acciones y palabras sean puramente para Dios, que sean de acuerdo a lo que legisló, y que pases el tiempo obedeciéndole. Sé responsable de tus acciones antes de tener que rendir cuenta, y deja que Allah te vea haciendo lo que ordenó, no lo que prohibió.

 

Que Allah nos mantenga firmes en esta religión, y que nos ayude a morir como musulmanes.



[1] Yama’ah: el grupo o comunidad.

Previous article
El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day