1. Artículos
  2. Las Enseñanzas de Muhammad
  3. Sus enseñanzas sobre comer

Sus enseñanzas sobre comer

Auther : Dr. Ahmad bin Uzman al-Mazyad
28 2022/05/23 2022/07/05
Article translated to : العربية English Indonesia Português
  • Nunca rechazó lo que estaba disponible ni tampoco se esforzó por obtener lo que no lo estaba. Comía todas las cosas buenas, y si no le gustaba, lo dejaría sin rechazarlo ni forzarse a sí mismo a comerlo. Pero nunca criticó una comida; si le gustaba, la comía, de otra forma la dejaba, como cuando hizo cuando se le ofreció lagarto, debido a que no estaba acostumbrado a comerlo.
  • Solía comer lo que hubiese disponible, y si no había nada era paciente, hasta el punto que ataba una piedra a su estómago a causa del hambre. Algunas veces pasaban tres meses en los que no se prendía fuego en su hogar para cocinar.
  • No era de sus enseñanzas restringirse a sí mismo a un solo tipo de comida.
  • Solía comer dulces y miel, y le gustaban. Comía carne de camello, oveja, pollo, pájaros, cebra y conejo. También comía comida de mar, carne rostizada y dátiles frescos o secos. Comía zarid, lo que es pan empapado con caldo y carne, y comía pan con aceite y pepino con dátiles frescos. Comía calabaza cocida y le gustaba, y también comía carne seca y dátiles con mantequilla.
  • Le gustaba la carne, especialmente el antebrazo y la parte delantera de la oveja.
  • Solía comer las frutas locales en su temporada, y no las evitaba.
  • La mayoría de su comida era puesta sobre una estera en el piso.
  • Ordenaba a la gente que comiera con la mano derecha y les prohibía que comieran con la mano izquierda, diciendo: “En verdad, Satán come y bebe con su mano izquierda”.
  • Solía comer con tres dedos y los chupaba cuando terminaba.
  • No comía recostado, sentado con las piernas cruzadas o descansando sobre una mano y comiendo con la otra; estas tres posiciones son de mal gusto. Solía comer sentado sobre sus nalgas con sus piernas derechas. Decía: “Yo me siento como un esclavo y como de la manera en que come un esclavo”.
  • Cuando extendía su mano hacia la comida decía: “Bismillah” (En el nombre de Allah.) Le enseñaba a la gente que hicieran lo mismo, diciendo: “Cuando uno de ustedes come, debe pronunciar el nombre de Allah. Si se le olvida pronunciar el nombre de Allah al comienzo, debe decir: “Bismillah awwalahu wa ajirahu” (En el nombre de Allah al comienzo y al final)”.[1]
  • Decía: “En verdad, Satán considera lícita para él la comida sobre la cual no es mencionado el nombre de Allah”.[2]
  • Solía hablar durante la comida, y le ofrecía repetidamente más comida a sus invitados, como la gente generosa siempre hace.
  • Cuando la comida era quitada solía decir: “Al-hamdulillahi hamdan kaziran taiban mubaarakan fihi ghaira makfiin wa la muwadda`in wa la mustaghnan `anhu rabbuna” (La alabanza sea para Allah, abundante, pura, y bendita, somos dependientes y necesitados de nuestro Señor)”.[3]
  • Cuando era invitado a comer no se iría de la casa de su anfitrión hasta suplicar por ellos diciendo: “Aftara `indakumus-sa'imun wa akala ta`amakumul-abraar, wa sallat `alaikumul-mala'ikah” (Que aquellos que ayunan rompan su ayuno en vuestro hogar, y que los piadosos coman su comida, y que los ángeles invoquen bendiciones sobre ustedes.)[4]
  • Solía suplicar por aquellos que invitaban a los pobres, y los elogiaba.
  • Jamás mostró desdén por comer con alguna persona, joven o vieja, libre o esclava, beduina o emigrante.
  • Si era invitado a comer mientras estaba ayunando, diría: “estoy ayunando”[5]. Le decía a aquellos que se les ofrecía comida que oraran por el anfitrión si estaban ayunando, y que aceptaran la invitación si no estaban ayunando.
  • Cuando era invitado a comer y alguien lo seguía, le informaba al anfitrión, diciendo: “Este hombre nos siguió, por lo tanto si lo desea, permítale entrar, de lo contrario él deberá irse”.[6]
  • Le decía a aquellos que se quejaban ante él de que la comida no era suficiente para satisfacer su hambre que se reunieran para la comida y que no se separaran, y que pronunciaran el nombre de Allah sobre ella para que Él la bendijera.
  • El Profeta r decía: “Un ser humano no llena un recipiente peor que su estómago; unos cuantos bocados son suficientes para soportar su espalda. Pero si debe comer, entonces solo un tercio de su estómago para comida, un tercio para bebida y un tercio para aire”.[7]
  • Entró en su casa una noche buscando comida y no encontró nada, por lo tanto dijo: “Allaahumma at`im man at`amani waski man sakaani.” (Oh Allah, dale de comer a quien me dé de comer y dale de beber a quien me dé de beber.)[8]

[1] At-Tirmidhi.

[2] Muslim.

[3] Al-Bujari.

[4] Abu Dawud.

[5] Al-Bujari y Muslim.

[6] Al-Bujari.

[7] At-Tirmidhi e Ibn Mayah.

[8] Muslim.

Previous article Next article

Articles in the same category

El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day