1. Artículos
  2. Las Enseñanzas de Muhammad
  3. Sus enseñanzas sobre glorificar a Allah durante el día y la noche

Sus enseñanzas sobre glorificar a Allah durante el día y la noche

Auther : Dr. Ahmad bin Uzman al-Mazyad
78 2022/06/11 2022/10/02
Article translated to : العربية English Português
  • Cuando llegaba la mañana solía decir: “Comenzamos la mañana en el estado natural del Islam siendo monoteístas, en la religión de nuestro Profeta Muhámmad, y en el camino de nuestro padre Abraham, un monoteísta inclinado hacia la verdad; quien no era de los que asociaban iguales a Allah”.[1]
  • Decía: “Oh Señor, por Ti alcanzamos la mañana y por Ti alcanzamos la tarde. Por Ti vivimos y por Ti morimos, ante Ti seremos resucitados”.[2]
  • También dijo: “Cuando los alcance la mañana, digan: ’La mañana ha venido a nosotros y el dominio le pertenece a Allah, el Señor de los Mundos. Oh Señor, pido de Ti el bien de este día, su éxito, su victoria, su luz, su bendición y guía recta. Y busco refugio en Ti del mal que éste contiene y del mal que lo sigue’”. Al llegar la tarde decía algo similar.[3]
  • Dijo: “La mejor súplica para buscar el perdón es decir: ‘Oh Señor, Tu eres mi Señor –no hay dios sino Tú. Tú me creaste y yo soy Tu servidor; y mantengo Tu pacto y mi promesa hacia Ti tanto como me es posible hacerlo. Busco refugio en Ti del mal que yo mismo he hecho. Reconozco ante Ti mi pecado; perdóname. En verdad, nadie puede perdonar mis pecados excepto Tú’. Quien recite esto en la mañana con fe y muera el mismo día entrará al Paraíso. Y quien recite esto en la tarde con fe y muera esa noche entrará al Paraíso.[4]
  • También dijo: “Quien recite cada mañana: ‘La ilaaha'ill-Allaahu wahdahu la sharika lahu, lahul-mulku wa lahul-hamdu wa huwa `ala kulli shai'in qadir’ (No hay divinidad sino Allah, Único, sin asociados. Suya es la soberanía, a Él pertenece toda alabanza y Él es sobre toda cosa poderoso) cien veces al día, será recompensado con el equivalente a liberar a diez esclavos, cien buenas acciones le serán registradas y cien malas acciones le serán borradas. Ese día será protegido de Satán hasta la noche, y nadie podrá presentar algo mejor que eso [el Día del Juicio] excepto quien haya hecho más (obras de bien)”.[5]
  • Solía suplicar en la mañana y en la noche con estas súplicas:  “Oh Señor, te pido por buen juicio en este mundo y en el Más Allá. Oh Señor, te pido el perdón y el buen juicio en mi religión y mi vida mundana, mi familia y mi propiedad. Oh Señor, cubre mis faltas y calma mis temores. Oh Allah protégeme por delante, por detrás, por mi derecha y por mi izquierda y por encima de mí. Busco refugio en tu grandeza de ser tragado por la tierra”.[6]
  • Dijo: “No hay servidor de Allah que recite cada mañana y cada tarde: 'En el nombre de Allah con cuyo nombre nada puede causar daño en la tierra o en los cielos, Él todo lo escucha, todo lo sabe' tres veces sin obtener protección contra todo perjuicio”.[7]
  • Abu Bakr as-Siddiq t le preguntó: “Oh Mensajero de Allah, enséñame qué decir cuando llegue la mañana y cuando llegue la tarde”. Le dijo: “Di: ’Oh Señor, Creador de los cielos y de la tierra, Conocedor de lo oculto y lo manifiesto, Señor, soberano y dueño de todas las cosas, atestiguo que no hay dios sino Tu. Busco refugio del mal de mí mismo y del mal de Satán y sus socios, de que me perjudique a mí mismo, o perjudique a otra persona’”. El Profeta r añadió: “Di esto en la mañana, en la tarde y cuando vayas a la cama”.[8]

[1] Ahmad.

[2] Abu Dawud, at-Tirmidhi e Ibn Mayah.

[3] Abu Dawud.

[4] Al-Bujari.

[5] Al- Bujari y Muslim.

[6] Abu Dawud e Ibn Mayah.

[7] Abu Dawud, at-Tirmidhi e Ibn Mayah.

[8] Abu Dawud y at- Tirmidhi.

Previous article Next article

Articles in the same category

El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day