عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

Under category La Sunnah en Nuestras Vidas
Creation date 2012-07-05 11:55:17
Article translated to
English   
Hits 1017
Envíe esta página a un amigo
English   
Envíe esta página a un amigo Imprimir Download article Word format Share Compaign Bookmark and Share

   

¡Cuidado con las innovaciones! - la noche 15 de sha’ban

   

¡Alabado sea Allah! Nos dio una religión completa con toda Su gracia. La Paz y las bendiciones de Allah sean con Su siervo y Mensajero Muhammad, Profeta del arrepentimiento y la misericordia.

 

Allah dijo:

 “Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado mi gracia en vosotros y me satisface que sea el Islam vuestra religión.” (5:3)

 

“¿Tienen asociados que les hayan prescrito en materna de religión lo que Allah no ha sancionado? Si no se hubiera ya pronunciado la sentencia decisiva, se habría decidido entre ellos. Los impíos tendrán un castigo doloroso.” (42:21)

 

‘Aisha relató que el Profeta (pbuh) dijo: “Quien altere algo de nuestro asunto (Islam, Sunna), introduciendo algo ajeno al mismo, será rechazado” recopilado por Al Bujari y Muslim.

 

    Yáber relató que el Profeta (pbuh) dijo: “Por cierto que las mejores palabras son el libro de Allah y la mejor guía es la guía de Muhammad. Lo peor de todo son las bid’as (innovación) y toda bid’a significa perdición”.

 

    Un sinnúmero de aleyas y hadices nos aclaran el hecho de que Allah nos dio una religión completa y Su gracia es definitiva, y que el Mensajero de Allah falleció solamente después de haber hecho llegar el mensaje y haber informado a la gente todo lo que Allah mandó hacer en los rituales (palabras, movimientos). El Profeta (pbuh) también nos aclaró que todo lo que la gente innove después de su muerte en los ritos islámicos será una bid’a rechazada por la religión islámica, aun si el innovador tiene buena intención. Todos los sahabas sabían esto, y los sabios ulamás que vinieron después de ellos; es por eso que rechazaron toda bid’a y advirtieron a la gente no practicarlas. Entre los sabios que así lo hicieron, podemos mencionar a los que escribieron libros sobre la elevada posición de la Sunna y contra la práctica de bid’as innovadas. Podemos citar a: Iba Uaddah, At Tartushi, Ibn Shnma y varios otros.

 

 

    Una de las bid’as que la gente ha introducido entre los rituales islámicos es la celebración de ritos especiales en la noche del 15 de Sha’ban y el ayuno del mismo 15. Es de notar que no existe ninguna prueba, digna de contarse, a favor de la legalidad de estas prácticas.

 

    Se han relatado unos hadices sobre las bendiciones que hay en esta noche. Sin embargo todos estos hadices son relatos de dudosa procedencia (Dha’if) que no pueden ser admitidos como prueba legal.

 

    También se han transmitido algunos relatos sobre lo beneficioso que es la práctica de la vigilia y la oración (Salat) en esta noche. Pero estos relatos también son falsos e infundados, como lo aclararon muchos sabios expertos del tema.

 

    Además de estos relatos dudosos adjudicados al Profeta (pbuh), existen relatos sobre los Salaf de Sham (Palestina, Siria, Libano y Jordania) apoyando la celebración de esta noche en cuestión. Sin embargo, la gran mayoría de los sabios ulamás está de acuerdo que celebrar la noche del 15 de Sha’ban es una Bid’a rechazada por la Ley Islámica y que todos los relatos que se aducen en su favor son dudosos o falsos. Entre los que defienden esta posición esta Ibn Rayab, que así lo expresa en su libro: “Lataef al Ma’arif” y en otras de sus obras.

 

    Cabe notar que, entre los expertos de la Ley Islámica (Al Fuqahá) se suele aceptar hadices dudosos cuando confirman un rito de adoración que fue originalmente confirmado por pruebas claras y evidentes. Sin embargo, la celebración de la noche del 15 de Sha’ban, no cuenta con ninguna prueba auténtica que confirme su legalidad y que facilite aceptar los relatos dudosos que la apoyan. Esta regla fue mencionada por el Imam Ibn Taimía.

 

    A continuación citaré las palabras de algunos sabios sobre esta celebración; lo hago para que estés consciente, querido hermano, que la diferencia de opiniones en el Islam se somete siempre al veredicto del Corán y de la Sunna del Profeta (pbuh). Lo que el Corán y la Sunna mandan es nuestra Ley y debemos seguirla ante todo, el veredicto de ambos anula cualquier opinión distinta. Cualquier ritual de adoración que no esté prescrito en el Corán o en la Sunna es una Bid’a que no podemos practicar ni invitar a la gente a practicar.

 

Allah dijo:

 “¡Creyentes! Obedeced a Allah, obedeced al enviado y a aquellos de vosotros que tengan autoridad y, discutís por algo, referidlo a Allah y al enviado, si es que creéis en Allah y en el Ultimo Día. Es lo mejor y la solución más apropiada.” (4:59)

 

“Allah es quien arbitra vuestras discrepancias, cualesquiera que sean”.

 “Di: Si amáis a Allah, ¡Seguidme! Allah os amará y os perdonará vuestros pecados.” (3:31)

 

“Pero ¡No, por tu Señor! No creerán hasta que te hayan hecho juez de su disputa; entonces, ya no encontrarán en sí mismos dificultad en aceptar tu decisión y se adherirán plenamente.” (4:65)

 

    Estas y muchas otras aleyas son prueba de que, en casos de diferencias de opinión, debemos someter el asunto al veredicto del Corán y de la Sunna y que debe haber total complacencia por el veredicto de ambos, esto es lo que la verdadera fe implica y es lo que más nos conviene para esta vida y la otra por venir. Ibn Rayab nos dice en su libro “Lataef al Ma’arif” sobre el tema de la noche del 15 de Sha’ban:

 

“La noche del 15 de Sha’ban era elogiada por algunos tabí un de Sham (entre ellos: Mi’dan, Makhul y Luqmán bin Amer) que se ocupaban en ella de hacer la mayor cantidad de alabanzas y adoración a Allah. Tal vez fue de ellos que la gente tomó la costumbre de alabar a Allah y adorarle  en vigilias esa noche específica. Se dice que estos tabí un supieron de los favores de esta noche a través de los relatos de los israelíes. Cuando su actuar se hizo conocido en otras regiones los sabios se dividieron al respecto: Algunos lo aceptaron y aprobaron las vigilias de esa noche –entre ellos están los devotos de Basra sin embargo, la mayoría de los sabios del Hiyaz (Región occidental de Saudí donde se encuentran Meca y Medina) condenaran esta práctica- entre ellos están: Atá, Ibn Malkía, los fuqahá de Medina y la escuela Máliki. En fin, la opinión general es que estas prácticas son una bid’a. Los propios sabios de Sham se diferían sobre la forma de celebrar esta noche: se dividieron en dos opiniones:

 

    La primera: recomienda celebrar vigilias colectivas dentro de la mezquita, Jálid bin Mi’dán, Luqmán bin ‘Amer, y otros, solían vestir sus mejores galas, perfumarse y pasar la noche en vigilias dentro de la mezquita.

 

    Ishaq bin Rahauei dijo que no había mal en lo que hacían y que ello no era bid’a. Lo transmitió Harb Al Kirmani en sus ‘Masael’.

 

    La segunda: Se detestan las vigilias en grupo para hacer salat, contar historias o elevar plegarías. Lo que no es detestable es que la persona realice algunas oraciones en solitario. Está opinión la emitió Al Auza’i, Imam de la gente de Sham, y parece más cercana a la verdad.

 

    Luego añadió Ibn Rayab: “El Imam Ahmad bin Hambal no emitió ninguna opinión respecto a la noche del 15 de Sha’ban. Algunos asumen que él recomendaba pasarla orando. Basan esto en la opinión del Imam sobre la celebración del Eid (Otro asunto, en el cual, al parecer, recomendó hacerlo así). Pero existen dos versiones sobre esto. En la primera opina que es detestable, pues el Profeta (Las Benciones y la Paz sean con él) nunca hizo algo parecido y tampoco lo hicieron sus sahabis. En la segunda versión se recomienda hacerlo así, porque Abdurrahmán bin Jazid bin Al Asuad solía hacerlo de esta forma, y él era de los tabí ‘un.

 

    Se hace evidente pues, que cualquier tipo de ritual celebrando la noche del 15 de Sha’ban no se remonta al Profeta (pbuh) ni a sus sahabis, sino que fue la práctica de algunos tabi’un de Sham.

 

    Así terminan las palabras de Ibn Rayab, en las cuales expresa claramente que no hay prueba alguna que demuestre que el Profeta (pbuh) o sus sahabis hayan celebrado esta noche de forma especial.

 

    Cabe notar también, que la opinión de Al Auza’i, secundada por Ibn Rayab, de pasar la noche practicando el salat solitario, es, a su vez, muy extraña y discutible; pues, lo que no cuenta con una prueba legal como origen no puede instituirse como parte de la religión de Allah, y no importa si se practica en grupo o en solitario, en secreto o en público. Recordemos que el Profeta (pbuh) dijo: “Quien altere algo de nuestro asunto, introduciendo algo ajeno al mismo, será rechazado”. Este y otros hadices rechazan las bid’as y advierten a la gente contra su práctica.

 

    El Imam Abu Bakr At Tartushi, en su libro “Al Hauádith ual Vida’ dijo: “Ibn Uaddab relató que Zaid bin Aslam dijo: Ninguno de nuestros sheijes ni de nuestros fuqabá tuvo alguna consideración especial por la noche del 15 de Sha’bán ni veían en ella ninguna gracia especial que lo distinguiese de las otras noches, tampoco seguían el supuesto hadiz de Makhul...”.

 

    Alguien dijo a Ibn Abí Malkía: Ziad An Numeiri dice que la recompensa por la vigilia de la noche del 15 de Sha’bán es igual que la recompensa por la vigilia de Lailat ul Qadr. Ibn Abi Malkia respondió: “Si lo llego a escuchar y tengo una vara en mi mano, lo golpearé con ellas”. Este Ziad era un narrador de cuentos.

 

    El Imam Ash Shaukani dijo, en su libro “al Faued al Maymu’a”: “El hadiz que dice: ¡Oh Alí! Quien reza cien rakát en la noche del 15 de Sha’bán, recitando en cada una Al Fatiha y El Monoteísmo diez veces, recibe todo lo que quiere de Allah...” Este relato es obviamente falso. Esto se evidencia por la promesa de satisfacer toda necesidad por el simple hecho de rezar cien rak’at. Además está el hecho de que los que transmitieron oralmente el relato son personas desconocidas de quienes no se sabe nada. Esto afecta a todas las cadenas de transmisión (Isnad); son falsas y transmitidas por gente de incierta fidelidad. El autor de Mujtasar dijo: El hadiz sobre el salat en la noche del 15 de Sha’bán es falso. Ibn Habbán citó un hadiz que dice Pasad la noche del 15 de Sha’bán en oración y ayunad durante ese dio. Luego dijo: Este hadiz es Dha’if (De dudosa autenticidad). También dijo en su “Al Lali”: El hadiz de las cien rak’at la noche del 15 de Sha’bán recitando El Monoteísmo 10 veces es falso, inventando; con todo el respeto que se merecen Ad Dailami y otros.

 

    Cabe notar que este relato tiene tres distintas cadenas de transmisión y los hombres de todas las cadenas son personas desconocidas de dudosa fidelidad. Hay también una versión que dice: Doce rak’at recitando El Monoteísmo 30 veces. Esta versión es igualmente falsa. La versión que dice: 14 rak’at es falsa también.

 

    Algunos fuqahá aceptaron equivocadamente este hadiz, como es el caso del autor de “Ihiá ‘Ulum ad Din!” y otros, también lo hicieron así algunos mufassirin (Exégetas del Corán).

 

     Hay varios relatos del Profeta (pbuh) recomendando la celebración de esta noche, existen versiones muy diferentes; pero todas las versiones son falsas e inventadas. Esto no tiene nada que ver con el relato del Imam At Tirmidi, del hadiz de A’sha que habla del Profeta (pbuh) visitando el cementerio de Al Baqui’ y que el Señor desciende al cielo más cercano en la noche del 15 del Sha’bán o que Allah perdona en ella mucha gente. Es evidente que no se puede sacar de este relato la legalidad de celebrar ritos nuevos y especiales en esa noche, porque no están siquiera mencionados en el relato. Existe, además, el problema de que este relato de ‘Aisha padece de serios cortes y lagunas en su cadena de transmisión (Isnad). El relato de Alí, suponiendo que sea correcto, tampoco implicaría la legalidad de estos ritos de la noche del 15 de Sha’bán; sin embargo, su falsedad está comprobada.


 

    El Hadifh Al Iraqui dijo: “El relato sobre el salat en la noche del 15 de Sha’bán es un relato falso y es una mentira adjudicada injustamente al Profeta.”

 

    El Imam An Nauauí dijo en su “Al Maymu”: “La oración conocida como ‘salat ul ragael’, que consta de doce rak’at que se efectúan entre el magrib y el Ishá de la primera noche de viernes del mes de Rayab, y el salat de la noche del 15 de Sha’bán, que consta de cien rak’at, son ambos bid’a, detestables. No hay que engañarse por encontrarlos mencionados en ‘Qut al Qulub’ o en ‘Ihíá ‘Ulum ad Din’, tampoco hay que dejarse engañar por el hadiz que siempre se menciona para darles legalidad; estos dos ritos son una falsa invención. No debemos confundirlos por la opinión de algunos imames que, equivocadamente, han llegado a recomendarlos, pues estos sabios están errados en este tema.”

 

    El Imam Abu Muhammad Abdurrahmán bin Ismail al Maqdisi escribió un libro estupendo refutando muy bien las celebraciones de esta noche: Muchos otros sabios han escrito bastante sobre este tema; pero lo breve del tratado implica que no los mencionaremos a todos. Dios quiera que lo mencionado sea suficiente para convencer a quienes buscan la verdad.

 

    Ante la abrumadora cantidad de pruebas presentadas, se hace claro que: Cualquier tipo de celebración que se haga en la noche del 15 de Sha’bán, ya sea con oraciones y ayunos, es un invento, una bid’a rechazada por los sabios musulmanes. Estos ritos no tienen ninguna prueba legal que los apoye, al contrario, son una invención tardía muy posterior a la época de los sahabas.

 

 

Bastaría con mencionar las palabras de Allah:

 

“Hoy os he perfeccionado vuestra religión, he completado mi gracia en vosotros y me satisface que sea el Islam vuestra religión.” (5:3)

 

o las palabras del Profeta (pbuh): “Quien altere algo de nuestro asunto (Islam, Sunna), introduciendo algo ajeno al mismo, será rechazado” y otros textos similares.

 

    El Profeta (pbuh) dijo: “No destaquéis la noche del viernes con oraciones especiales ni el día con un ayuno especial, excepto que sea con alguna otra causa” (Lo registró Muslim). De estas sus palabras se nos aclara algo: Si hubiese una noche que merezca ser celebrada con algún tipo de ritos, la noche del viernes sería la primera sobre las demás, pués el Profeta (pbuh) dijo que el viernes es el mejor día en el cual salió el sol; y si el Profeta (pbuh) nos advirtió de no hacer ningún rito especial la noche del viernes, se hace evidente que las otras noches tampoco podemos hacerlo más motivo.

 

    Está vedado destacar una noche específica con ritos especiales, excepto que haya una prueba legal y específica para ello; tal es el caso de la “Noche del Destino” y las demás noches del mes de Ramadán, en las que el Profeta (pbuh) nos mandó orar más y esforzarnos en la adoración y la alabanza. El Profeta (pbuh) mismo lo hizo así y lo aconsejó a su nación cuando dijo: “Aquel que pasa las noches del mes de Ramadán en oración, por fe en Allah y confianza en Su recompensa, Allah le perdona todos sus pecados pasados. Y aquel que pasa la Noche del Destino en oración, con fe en Allah y esperando Su recompensa, pues a él también perdonará Allah todos sus pecados pasados” (Lo registró Al Bujari y Muslim).

 

 

    Si hubiese alguna celebración de rituales especiales en la noche del 15 de Sha’bán, o el primer viernes de Rayab o en la noche del Isrá y el Mi’ray, el Profeta (pbuh) lo hubiese aconsejado a su nación o los hubiera realizado él mismo; y si lo anterior hubiese ocurrido, los sahabis lo hubiesen transmitido a las siguientes generaciones de musulmanes y no lo hubiesen escondido, pues son la mejor gente de entre los musulmanes y son los que más se han preocupado por transmitir el mensaje de los profetas para bien de la humanidad. Ya hemos visto la opinión de los sabios expertos en el campo y hemos constatado que no existe ningún relato auténtico del Profeta (pbuh) ni de sus sahabis sobre las gracias y celebraciones del primer viernes de Rayab ni de la noche del 15 de Sha’bán. Con esto, está por demás evidente que la celebración que hay en estas noches es una bid’a introducida en el Islam y la realización de ritos especiales en estas ocasiones es también una bid’a / innovación/ asuntos inventados.

 

    Algo similar ocurre con la noche del 27 de Rayab, que mucha gente considera la fecha del Isrá y el Mi’ray. No es permitido destacar esta noche con rituales especiales, como tampoco está permitido hacer fiestas y celebraciones por la ocasión. Cabe notar que esto se aplica suponiendo que esta fecha es con certeza la del isrá y el mi’ray; pero los expertos en el tema opinan que la fecha exacta es desconocida y que esta fecha (El 27 de Rayab) no tiene ningún sustento y es, por lo tanto, una equivocación.

 

¡Pedimos a Allah que nos de éxito en el cumplimiento de la tradición de Su Profeta (pbuh) y que nos aparte de las desviaciones! ¡Ciertamente que Él es generoso y clemente!

 

Que la Paz y las bendiciones de Allah sean con Muhammad, su siervo y mensajero.

 

 

 

-------------------------------------------------------------------- 

Fuente:   

ADVERTENCIA CONTRA LAS INNOVACIONES

Sheij Abdul-Aziz ibn Baz

Tercer tratado: LA CELEBRACIÓN DE LA NOCHE 15 DE SHA’BAN

http://www.islammexico.net/aaquida.htm




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا