عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

   

la octava mentira: la seducción por parte del profeta a sus seguidores con el dinero:

 

afirma que el objetivo es meramente  económico-político... la fundación de un reino y que consiguió reunir a sus seguidores por medio de su seducción con el dinero y el poder, pues les alegraba con que futuramente conseguirán los tesoros de kisrâ (el rey de persia) y de césar. (11)

 

antes de explicar la mentira y la falsedad en este tema, me gustaría mencionar algo, se trata de que tanto para los musulmanes como para los cristianos es obvio que una de las señales de la profecía es predecir lo desconocido y lo divino (12), y el profeta mohammad (saaws) predijo la conquista de las tierras de persia y roma, y la extensión de la seguridad después de la inseguridad en la península arábiga, en el mismo dicho con el que se guía zacarías botros, y el dicho en su totalidad como se cita en al bujârî, narrado por ‘adiyy ibnu hâtim que dijo: “mientras estaba con el profeta entró un hombre que vino para quejarse de su pobreza y luego vino otro quejándose de los robos en el camino de los viajeros, y dijo: oh, ‘adiyy, has visto la ciudad de  al hîra, respondió: no la vi pero me hablaron de ella. dijo el profeta: si tu vida es bien larga, verás a las mujeres partiendo de al hîra hasta llegar a la meca donde realizarán la circunvalación alrededor de la ka'ba sin tener temor a nadie excepto a al·lâh. dice ‘adiyy: me dije a mí mismo ¿dónde estarán los gamberros de la tribu de tayyi’ que atemorizan a la gente?  dijo el profeta: y si tu vida es bien larga, los musulmanes se apoderarán de los tesoros de kisrâ. dije: ¿kisrâ  hijo de hormos?, dijo: sí, hijo de hormos, y si tu vida es bien larga verás al hombre sacando su mano llena de oro y plata pidiendo que alguien lo acepte sin encontrar a nadie que lo acepte de él.

dijo ‘adiyy: y permanecí vivo hasta ver a  las mujeres partiendo de al hîra hasta hacer la circunvalación alrededor de al ka‘ba sin temer a alguien excepto a al·lâh y estaba  con los que abrieron los tesoros de kisrâ hijo de hormos, y si vuestra vida es bien larga veréis hecho realidad todo lo que dijo el profeta mohammad” 13.

 

en el dicho hay predicciones de lo desconocido... buenas noticias... y la pregunta es ¿quién informó al profeta, que los rezos y la paz de al·lâh sean sobre él, de todo ello?  le informó el conocedor de todo que lo envió con buenas noticias y como persuasor para todo el mundo.

 

y la historia en la cual viene relatado el dicho niega lo que pretende botros, cuando dice que el profeta era un rey o pedía el reino de los árabes y de los no árabes. escuchad a ‘adiyy relatando la historia de su conversión al islam: “partí de mi tierra hasta llegar al profeta en la medina, y entré mientras él estaba en la mezquita, y le saludé. y dijo: “¡‘adiyy ibnu hâtim!”. se levantó el profeta y me llevó hacia su casa, en el camino nos encontramos con una señora mayor y débil que le hizo detenerse. y se detuvo un  largo tiempo hablándole de su asunto; me dije a mi mismo: éste no es un rey. dijo: después continuó el profeta su camino conmigo hasta su casa, cogió una almohada rellena de fibra, me la dio y dijo: “siéntate sobre ésta”. dije: no, usted siéntese sobre ella. dijo: no, siéntate tú. y me senté sobre ella, y se sentó el profeta sobre la tierra. me dije a mi mismo: juro que éste no es un rey. luego me dijo: 'adiyy ibnu hâtim, ¿tú fuiste un señor entre tu gente? dije: sí, dijo: "¿cobrabas el cuarto de los botines de guerra?". dije: "sí." dijo: ¿ y no era lícito según tu doctrina religiosa?. dije: por dios que sí…entonces  supe que se trataba de un profeta enviado que sabe lo que  debería ignorar....14”

 

‘adiyy fue un señor en su pueblo y era de los que más odiaban al profeta, como zacarías botros hoy en día, y la historia de su conversión al islam demuestra claramente que el profeta  no era un rey, ya que caminaba solo y se detuvo para hablar con la mujer anciana. se sentaba sobre la tierra, y vivía en una habitación cuyos únicos muebles consistían en una pequeña almohada que se puede tirar con la mano por su ligereza y ‘adiyy que fue testigo de ello siendo él anteriormente cristiano y una persona de gran autoridad en la sociedad árabe, dice: esto no es propio de un rey. y en la historia hay muchas señales que demuestran la profecía, como se ha mencionado anteriormente.

 

¡querido lector!

el islam no presenta a la a riqueza mundana como incitante para abrazarlo, jamás fue mencionado esto por el profeta, ni siquiera forma parte de la filosofía de la jurisdicción islámica, y voy a extenderme un poquito  más  en este punto a fin de aclararlo más.

 

el profeta, que los rezos y la paz de al·lâh sean sobre él, obtuvo el compromiso de los medinenses auxiliadores del profeta, en el segundo compromiso de al 'akaba, para la obediencia de sus órdenes en la actividad y la pereza, el apoyo económico en los tiempos duros y buenos, ordenar hacer el bien y prohibir hacer lo incorrecto, decir siempre la verdad sin tener temor a nadie ,  auxiliar al profeta al llegar a su ciudad y defenderle al igual que defienden a sus mujeres e hijos.

y cuando le preguntaron sobre la recompensa: “¿y qué recibiremos a cambio si hacemos todo esto? “, les respondió “vuestra recompensa es el paraíso”.

 

el profeta estaba totalmente seguro de que al·lâh les realizaría todas las promesas, como la conquista de persia que no llevaría más que un ataque o dos para luego ser tomada por los musulmanes, y que la capital del estado islámico iba a ser en la zona de ash-shân (jordania, líbano, siria y palestina), aún así el profeta no quiso basar su juramento en alguna recompensa mundana. porque quería que las almas se dirijan a lo que tiene al·lâh.

 

y en la meca donde padecían de la debilidad, decaimiento, escasez de hombres e inexistencia de provisiones y materiales, además las tribus árabes se  habían unido al ateísmo, y habían cerrado sus oídos en cara a la razón e insistieron en la perdición y en arrastrar a la gente a dicha perdición. también invirtieron sus recursos económicos para que la palabra de al·lâh no sea la superior. pero a pesar de ello, la predicación del mensaje islámico no hablaba más que del último día, empezando desde la tumba y lo relacionado a ella,  del día del juicio y lo que conlleva, el paraíso y el infierno, hasta alcanzar a ser una principal característica de las aleyas del corán reveladas en la meca.

 

la predicación insistió en empezar a partir del último día con la finalidad de atraer y aterrorizar. en un intento de hacer que los corazones estén ligados por lo que tiene al·lâh, deseando su misericordia y temiendo su castigo, para que todos sus esfuerzos sean para impedir el castigo y pedir la recompensa. de esta manera la vida mundana se convierte en un puente para la última vida, y no habló de la vida mundana, no pidió que se conviertan al islam para hacerse con los tesoros de kisrâ y de césar, sino que dijo: [… sino que es alguien que viene a advertiros de un terrible castigo] la sura de saba’ (46).

 

el profeta también fue educado sobre este principio, pues le era revelado: [y tanto si te mostramos parte de lo que les hemos prometido como si te llevamos con nosotros (se refiere a al·lâh, alabado sea, utilizando el plural como forma de reverencia en la lengua árabe), ellos volverán a nosotros.  y al·lâh es testigo de lo que hacían] la sura de yûnos “jonás” (46).  [tanto si te hacemos ver parte de lo que te prometemos como si te llevamos con nosotros, a ti sólo te incumbe transmitir y a nosotros pedir cuentas] la sura de arra‘d, el trueno (40).

 

así, los espíritus de los creyentes se enderezaron, esforzándose al máximo en los asuntos de la vida mundana con el objetivo de obtener lo que tiene al·lâh, de esta manera su estado era tal como lo describió al·lâh, alabado sea: [los ves inclinados y postrados buscando el favor de al·lâh y su aceptación] la sura de al fathla conquista” (29). vemos una descripción externa (los ves inclinados y postrados) y la descripción interna (buscando favor el de al·lâh y su aceptación). el contexto da la impresión que este estado es característico de ellos, se les ve así siempre. tal como afirma el autor de las sombras- que al·lâh lo tenga en su misericordia: “quien reflexiona en las aleyas de los juicios en el libro de al·lâh encuentra una insistencia por parte del texto coránico en poner una imagen de la última vida en cada orden o prohibición, dentro del contexto con la ayuda de alguno de los significados de las palabras, directas o indirectas (significado de la señal, el contenido, la consecuencia o el significado de la infracción....etc.), por ejemplo dice al·lâh enaltecido sea: [¡perdición para los defraudadores! que cuando le compran a la gente le exigen la medida y el peso cumplidos, pero cuando son ellos los que miden o pesan, cometen fraude. ¿es que no tienen certeza de que serán devueltos a la vida para un día trascendente? el día en que los hombres se levantarán ante el señor de los mundos]  los defraudadores (1-6). y de esta manera observamos cómo viene la orden de no defraudar la balanza a la hora de comprar y vender.

 

otro caso parecido: [él es quien ha hecho la tierra dócil para vosotros, caminad pues por sus confines y comed de su provisión. a él es el retorno] la soberanía (15). aquí viene la orden de buscar los recursos de la vida, y un recordatorio de que tendremos que presentarnos ante al·lâh, y entonces seremos preguntados  sobre nuestras ganancias, ¿de dónde las hemos conseguido y para qué?

 

si lees las aleyas que hablan del divorcio en la sura de la vaca, encontrarás que finalizan con un nombre o dos nombres de los nombres más bellos de al·lâh, alabado y enaltecido sea... [al·lâh es perdonador e indulgente] (la vaca 225)... [y sabed que al·lâh tiene conocimiento de todas las cosas]. (la vaca 231)... [al·lâh conoce al detalle lo que hacéis] (la vaca 234)... [y sabed que al·lâh ve lo que hacéis] (la vaca 233).

sin duda alguna, se trata de que tengamos presente la recompensa y el castigo.

 

este es el majestuoso estilo del sagrado corán, en su exposición de los casos de la jurisdicción a sus seguidores, no contiene ninguna motivación excepto la petición de lo que ha preparado al·lâh para quienes le temen, se trata de pedir la recompensa y evitar el castigo que espera a los criminales, es el principio sobre el cual fueron educados los compañeros del profeta, que al·lâh esté complacido con ellos, y por supuesto así fue educado nuestro profeta, que los rezos y la paz de al·lâh sean sobre él.

 

así afirmamos que jamás la predicación estuvo basada en la recompensa mundana como cambio a la conversión al islam, tampoco fue el profeta un rey o pretendía ser rey, todo lo contrario, era un siervo de al·lâh que vivía en habitaciones construidas de barro, y su techo de derivados de las palmeras, al que se puede alcanzar con la mano, dormía sobre la tierra, incluso podían pasar días sin que encuentren algo de comer… sacrificaría todo lo que tengo por él, que los rezos y la paz de al·lâh sean sobre él.

 




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا