عربي English עברית Deutsch Italiano 中文 Español Français Русский Indonesia Português Nederlands हिन्दी 日本の
Conocer a Alá
  
  

   

 

El Profeta Instó a los Hombres a Mantener una Buena Relación con Sus Esposas


 

El Profeta (paz y bendiciones sean con él) mostró  a su nación cómo debía ser la vida en común entre los cónyuges, por sus discursos, así como por sus acciones. Han sido citados muchos hadices de nuestro profeta Muhammad (paz y bendiciones sean con él) sobre este asunto, y hemos seleccionado algunos, como sigue:

 

1- Bujari y Muslim narraron que abu huraira (Allah esté complacido con él) dijo que el profeta Muhammad (paz y bendiciones sean con él) dijo: “traten a las mujeres amablemente, ellas fueron creadas de una costilla, y la parte más curvada de la costilla es su parte superior; entonces, si ustedes tratan de rectificarla, se romperá, y si la dejan tal cual es, permanecerá curvada; y las mujeres son así.”

 

Y en otra narración de Muslim leemos: “la mujer fue creada de una costilla, si usted trata de rectificarla, se romperá, y su rotura es su divorcio.”

 

El profeta (la paz sea con él) hizo el vínculo entre la recomendación que hizo para las mujeres y la muestra de su verdadera naturaleza, a fin de fortalecer y de aceptar su recomendación. En efecto, si el carácter de la mujer muestra alguna distorsión, el hombre tiene la obligación de ejercitar la paciencia hacia ella, y no esperar que sea derecha de forma espontánea porque está actuando por su propia naturaleza. 

 

Por lo tanto, insistir a la mujer de ser recta al nivel ideal es un punto de sorpresa y de asombro para los poetas, y uno de ellos dijo: “la mujer es como una costilla torcida que no puede ser rectificada, por lo que de otro modo la rectificación de las costillas es su rotura.”


Otro poeta dijo: “el que intenta utilizar las cosas más allá de su naturaleza es como el que quiere una antorcha de fuego en el agua.”

 

2- El Profeta Muhammad (paz y bendiciones sean con él) repetía esta recomendación en cada oportunidad que se presentaba. En la última peregrinación: peregrinación de despedida (Hayy al waddaa), nuestro profeta (la paz sea con él) ha dedicado una parte esencial de su gran sermón a esta recomendación diciendo: “traten con amabilidad a las mujeres, son cautivos en sus casas, no hay manera, salvo en tratar con amabilidad a menos que cometan una clara abominación, en cuyo caso, abandono en la cama; si no fuera posible, golpearlas suavemente, pero no les causen ningún daño; entonces, si ustedes no obedecen son injustos con ellas. Ellas tienen derechos sobre ustedes, y ustedes tienen derechos sobre ellas. Sus derechos sobre ellas es que deben mantener su honor y no permitir que cualquier persona entre en su casa si no les gusta que entre, y sus derechos es que sean tratadas con amabilidad y que les proporcionen ropa y alimentos.” Narrado por Muslim.

 

El profeta (la paz sea con él) reiteró su recomendación para la mujer porque él conocía bien su naturaleza. Esta naturaleza no puede ser tolerada por algunos de los hombres que no tienen control sobre sí mismos cuando se enfadan, por lo que su intolerancia sobre la tortuosidad de las mujeres les lleva a ellos al divorcio y, por consiguiente, pierden a sus esposas y dispersan a sus familiares.

 

Por lo tanto, en otro hadiz, el profeta (la paz sea con él) ha dirigido a las parejas a lo que es beneficioso para sus familias, diciendo:

 

3 - “el creyente no debe odiar a su mujer creyente, porque si él odia determinada manera de su personalidad, entonces él no debe olvidar los otros buenos modales en su carácter.” Narrado por Muslim.


4 - el Profeta (la paz sea con él) dijo también: “el creyente que tenga la más perfecta fe es el que tiene la mejor moral y el que es más amable hacia su familia.” Narrada por al Tirmidhi y otros.

 

5 - el profeta (la paz sea con él) dijo también: “el mejor de ustedes es el que es mejor con su familia, y yo soy el mejor de ustedes con mi familia.”

 

6 - el profeta (la paz sea con él) también dijo: “todo lo que no implique la alabanza a Allah, es vanidad o negligencia, salvo cuatro cosas: el ejercicio de tiro, entrenar con el caballo, jugar con su familia y el aprendizaje de la natación.” Narrado por al Nasai.

 

Hay muchas tradiciones instando a los musulmanes a tener buenos modales con sus familias y parientes.

 

Muhammad (la paz sea con él) disciplina a sus esposas si es necesario.

Sin embargo, a pesar de las buenas relaciones, aprobada por el profeta (la paz sea con él) con sus esposas, madres de los creyentes (Allah esté complacido con ellas) y la conmiseración, misericordia, ternura y delicadeza, el querido profeta no era siempre de este estilo en todas las circunstancias, porque el profeta (la paz sea con él) fue sabio y prudente, puso cada acto en el lugar que le corresponde y tomó la actitud correcta en las circunstancias adecuadas. La amabilidad y las buenas relaciones son más apropiadas a su paso. Pero si la disciplina, el castigo y el abandono se requerían, él las elegía.

 

Un poeta dijo sobre este tema:

La paciencia y la benevolencia no serán viables ni útiles si no hay determinación y rigor.

 

Las mujeres son, por naturaleza, curvadas, tienden a sus sentimientos y siempre necesitan ser educadas, cultivadas y disciplinadas; por lo que Allah todopoderoso les ha asignado esa responsabilidad a los hombres diciendo: “los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Allah manda que cuiden. ¡amonestad a aquéllas de quienes temáis que se revelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas. Allah es excelso, grande.” Sura an Nisaá (de las mujeres): 34.

 

El profeta (la paz sea con él) ha aplicado esta forma con su familia para enseñar a los musulmanes la manera correcta de la educación y disciplina como él les enseñó a ser amables y benevolentes con sus familias. 

Cuando las esposas del profeta (la paz sea con él) le pidieron que gastara en ellas más que los límites normales, y querían que disfrutara de más placeres y delicias en esta vida transitoria más allá de lo que el profeta (la paz sea con él) determinó y eligió para él mismo, las dejó por un mes hasta que Allah todopoderoso reveló esta aleya: “¡profeta! Di a tus esposas: ‘si deseáis la vida de acá y su ornato, ¡venid, que os proveeré y os dejaré en libertad decorosamente! Pero, si buscáis a Allah, a su enviado y la morada postrera, entonces, Allah ha preparado una recompensa magnífica para aquéllas de vosotras que hagan el bien.’” sura al Ahzab (de los Coligados): 28 – 29.

 

Por lo tanto, el profeta (la paz sea con él) les dio la opción tanto de estar con él con lo mínimo necesario para vivir, o separarse; entonces, ellas eligieron obedecer a Allah todopoderoso y a su profeta (la paz sea con él) como fue mencionado antes en la narración de Anas, Um Salama y Abdullah Bin Abbas en al Bujari y Muslim.

 

 El profeta (paz y bendiciones sean con él) era de esta manera si el asunto requería determinación en el trato con sus esposas, como en el caso de cometer cualquier error religioso que no pudiese ser ignorado. En tal caso, el profeta (la paz sea con él) denunciaba tales errores sin tener ninguna consideración con nada, excepto el placer de Allah todopoderoso; más aún, el utilizaba varios métodos como la predicación, dirección, atemorización, y el enojo según las circunstancias de cada caso.

 

Todo esto demuestra la moral sublime, los modales y la sabiduría del Profeta (paz y bendiciones sean con él) como fue el tomar las acciones correctas en las circunstancias correctas.

 

 

 

 

 

 

 

 




                      Previous article                       Next article




Bookmark and Share


أضف تعليق

You need the following programs: الحجم : 2.26 ميجا الحجم : 19.8 ميجا