Perlas de la Ciencia de la Sunnah

Perlas de la Ciencia de la Sunnah



{Ni habla de acuerdo a sus pasiones. Él sólo trasmite lo que le ha sido revelado.}

[Corán 53:3-4]

 

 Los esfuerzos de los seguidores para preservar la Sunnah:


Los seguidores (tabi’in) fueron los más cercanos, de todas las generaciones de musulmanes, a la generación de los compañeros, que Al-lah esté complacido con todos ellos, en términos de virtud, conocimiento, iytihad, entusiasmo en seguir la guía de la sunnah, y seriedad en difundir el din (la religión).

Esto era de esperarse porque ellos fueron los alumnos de los compañeros, que Al-lah esté complacido con todos ellos, fueron los primeros en recibir el din y el conocimiento de ellos, e hicieron todos los esfuerzos posibles para preservarlos.

 

En su época, el islam se esparció por una gran área del mundo conocido, la gente de todas las religiones, naciones y razas entraron al islam; y los seguidores, que Al-lah tenga misericordia de todos ellos, tuvieron una gran responsabilidad en preservar la religión, así como en llevar el mensaje a todas aquellas personas, de forma auténtica y efectiva.

 

Esto resultó ser una tarea importante pues el número de los recién llegados a esta nueva religión era por mucho superior al número de eruditos, maestros y predicadores. Lo que hizo su trabajo aún más difícil fue el hecho de que algunos de aquellos que no querían que el islam prevaleciera, decidieron luchar contra él desde adentro: simulando ser musulmanes mientras que su meta final era perjudicar al islam.

 

 

El desafío con el que los seguidores tuvieron que lidiar era nuevo y difícil, pero Al-lah los guio a hacer lo que era correcto: seguir la metodología establecida y provista por los compañeros del Profeta, sal-la Al-lahu ‘alaihi wa sal-lam.

Los libros de la Sirah (biografía del profeta, sallallahu ‘alaihi wa sallam), historia islámica y biografías, están llenos de historias de sus esfuerzos y éxitos. Todos los musulmanes deben consultar esos libros, ya que ellos son una fuente increíble de conocimiento e inspiración.

 

 

Observando la era de los seguidores (salaf us-salih), que Al-lah tenga misericordia de todos ellos, puede verse fácilmente que ellos siguieron exactamente los pasos de los compañeros, que Al-lah esté complacido con todos ellos, en su metodología para preservar la Sunnah. Sin embargo, un análisis más de cerca revela que los esfuerzos de los seguidores para preservar la sunna y expandir el din (la religión) se caracterizaron por al menos cuatro puntos:

 

 

·        Ellos siguieron la misma metodología que aprendieron de los compañeros, que Al-lah esté complacido con todos ellos, en amar la sunna, aprenderla, seguirla y enseñarla. Ellos se aferraron fuertemente a esta y de forma honesta.

Sin embargo, ellos tuvieron que añadirle nuevas reglas, así como extender algunas de las que ya existían. Ellos estaban enfrentando una situación en la cual los esfuerzos para distorsionar la sunnah se acentuaban, especialmente en algunos lugares como kufah. Shu’bah ibnul hayyay, por ejemplo, solía decir: “acepta el conocimiento sólo de aquellos que son bien conocidos para ti”.

 

·         Ellos demostraron un entusiasmo y una sed por el conocimiento que no tiene comparación. Algunos de los compañeros, que Al-lah esté complacido con todos ellos, tenían que enseñar a grupos formados por miles de personas. Ibn ‘Asaker escribió en At-tarij al Kabir (la gran historia), que Dbu Darda’ tenía más de 1500 estudiantes solamente en su círculo en la mezquita de damasco. Ellos se animaban unos a otros, así como a sus hijos y a los jóvenes entre ellos, a buscar el conocimiento y a dedicar todo el tiempo necesario a dominarlo. Ellos aprendieron la sunnah tan bien que eran capaces de aplicarla de forma similar a la de los compañeros, que Al-lah esté complacido con todos ellos.

 

·         Ellos hicieron un marcado esfuerzo para pasar la sunnah por escrito, tanto a nivel personal como oficial. Registros de esos escritos personales y oficiales (por orden del califa Omar Ibn ‘Abdul Aziz) se encuentran disponibles hasta nuestros días. Este punto será discutido más a fondo en la siguiente sección de estas series.

·         Ellos hicieron un esfuerzo sorprendente en difundir la sunnah por todas partes y enseñarla a todos. La gran cantidad de círculos de estudio era un fenómeno de la era de los seguidores, que Al-lah tenga misericordia de todos ellos. Habían eruditos disponibles en gran cantidad en todas las regiones de los países musulmanes: Egipto, Kufah, Basrah, Siria, África del Norte Y España, Persia y partes del subcontinente indio.

 

 

www.alssunnahnet.com

 


Previous article