¿Qué es Más Importante: Repetir la Palabra del Adhan o Apresurarse a Romper el Ayuno?

Article translated to : English العربية

¿Qué es Más Importante: Repetir la Palabra del Adhan o Apresurarse a Romper el Ayuno?

 

     Los expertos difieren sobre las reglas referidas a la repetición después del muecín y la repetición de las palabras del adhan. La opinión correcta – que es la de la mayoría de los expertos – dice que repetir es mustahab, no obligatorio. Ésta es la opinión de los Maalikis, Shaafi’is y Hanbalis.


Al-Nawawi (que Allah tenga piedad de él) dijo en al-Maymu’ (3/127): 

Nosotros opinamos que repetir (las palabras del adhan) es Sunnah, no obligatorio. Ésta es la opinión de la mayoría de los expertos.  Al-Tahhaawi narró que algunos de los Salaf tenían una opinión diferente y decían que era obligatorio. Fin de cita.


En al-Mughni (1/256) se narró que el Imám Ahmad dijo: Si no repite las palabras del muecín no hay nada de malo. Fin de cita.


Esto está indicado por las palabras del Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) hacia Maalik ibn al-Huwayriz y aquellos que estaban con él:

“Cuando llegue el momento de la oración, que uno de ustedes pronuncie el adhan y que el mayor guíe la oración”.


Esto indica que repetir las palabras del adhan no es obligatorio. Esta conclusión se basa en el hecho que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) les estaba enseñando, y en este caso existía la necesidad de explicarles todo lo que tenían que saber.

Esta delegación podría no haber sabido nada de lo que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo sobre la repetición de las palabras del adhan, y el hecho de que el Profeta (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) no lo mencionara, incluso cuando hubiera existido la necesidad de explicárselos, y esta delegación se quedó con él por veinte días antes de volver a su pueblo, indica que repetir las palabras del adhan no es obligatorio. Ésta es la opinión más correcta. Fin de cita extraída de al-Sharh al-Mumti’ (2/75).

 

 

Maalik narró en al-Muwatta’ (1/103) de Ibn Shihaab que Za’labah ibn Abi Maalik al-Qurazi le dijo: En tiempos de ‘Umar ibn al-Jattaab oraban el viernes hasta que ‘Umar salía. Cuando ‘Umar salía y se sentaba en el mimbar y el muecín decía el adhan, Za’labah dijo: Nos sentamos y hablamos, luego el muecín se calló y ‘Umar se levantó para pronunciar la jutbah, entonces nosotros escuchábamos atentamente y ninguno hablaba.


Ibn Shihaab dijo: Cuando sale el imám, la oración (voluntaria) se detiene, y cuando él habla, la conversación se detiene.

El Sheij al-Albaani (que Allah tenga piedad de él) dijo en Tamaam al-Minnah (340): 

Este informe indica que no es obligatorio repetir las palabras del muecín, porque lo que se hacía en tiempos de ‘Umar era que la gente hablara durante el adhan, y ‘Umar no decía nada sobre eso. Muchas veces se me ha preguntado sobre la evidencia que dice que repetir las palabras del adhan no es obligatorio, y he respondido así. Fin de cita.


Basados en lo anterior, no comete pecado quien no repite las palabras del muecín, ya sea porque está ocupado comiendo o haciendo cualquier otra cosa. Pero al hacerlo se está perdiendo una gran recompensa de Allah.

 

 

Muslim (385) narró que ‘Umar ibn al-Jattaab (que Allah esté complacido con él) dijo: El Mensajero de Allah (la paz y las bendiciones de Allah desciendan sobre él) dijo: “Si el muecín dice: ‘Allaahu akbar, Allaahu akbar (Allah es el más grande, Allah es el más grande), y ustedes dicen ‘Allaahu akbar, Allaahu akbar (Allah es el más grande, Allah es el más grande); luego él dice: ‘Ashhadu an laa ilaaha ill-Allaah (Atestiguo que no hay más divinidad que Allah), luego ustedes dicen: ‘Ashhadu an laa ilaaha ill-Allaah (Atestiguo que no hay más divinidad que Allah); luego él dice: ‘Ashhadu anna Muhammadan rasul-Allaah (Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah), y ustedes dicen: ‘Ashhadu anna Muhammadan rasul-Allaah (Atestiguo que Muhammad es el Mensajero de Allah); y él dice: ‘Hayya ‘ala’l-salaah (Vengan a orar), y ustedes dicen: ‘La hawla wa laa quwwata illa Billaah (No hay fuerza ni poder, salvo en Allah); luego el dice: ‘Hayya ‘ala’l-falaah (Vengan a la prosperidad), y ustedes dicen ‘Laa hawla wa laa quwwata illa Billaah (No hay fuerza ni poder, salvo en Allah); luego el dice: ‘Allaahu akbar, Allaahu akbar (Allah es el más grande, Allah es el más grande), luego ustedes dicen: (Allah es el más grande, Allah es el más grande); luego él dice: ‘Laa ilaaha ill-Allaah (No hay más divinidad que Allah), y luego ustedes dicen: ‘Laa ilaaha ill-Allaah (No hay más divinidad que Allah)”; desde el corazón, entrará al Paraíso”.

 


No existe conflicto entre apresurarse a romper el ayuno y repetir las palabras del muecín. La persona que ayuna puede apresurarse a romper su ayuno ni bien se ponga el sol, y al mismo tiempo puede repetir las palabras del muecín. Así habrá conseguido ambas virtudes, la de apresurarse a romper el ayuno y la de repetir las palabras del muecín.


Las personas desde épocas antiguas hasta ahora han hablado mientras comen; ellos no creen que comer les impide hablar. Pero debe señalarse que apresurarse para romper el ayuno puede hacerse con cualquier alimento, incluso si es algo pequeño como un dátil o bebiendo agua. Esto no significa que debe comer hasta quedar satisfecho.


Lo mismo se aplica si el adhan del Fayr se pronuncia cuando un está comiendo el suhur; pueden combinarse ambas tareas sin dificultades.

Pero si el muecín pronuncia el adhan del Fayr después de que comenzó su momento, uno debe dejar de tomar y beber al escuchar el adhan.

 

 

 

Y Allah sabe mejor.

Islam Q&A

 

Previous article Next article