1. Artículos
  2. Cuarenta Consejos para el Hogar Musulmán
  3. 40 Consejos para el Hogar Musulmán - Introducción

40 Consejos para el Hogar Musulmán - Introducción

1489 2013/05/27 2021/11/30

40 Consejos para el Hogar Musulmán  - Introducción

 

 

En el nombre de Allah, el Clemente, el Misericordioso


 

Todas las alabanzas son para Allah, Lo elogiamos y buscamos Su ayuda y perdón. Buscamos refugio en Allah del mal de nuestras propias almas, y de nuestros propios pecados. Aquél a quien Allah guíe, nadie puede extraviarlo, y aquél a quien Allah deja extraviado, nadie puede guiarlo. Atestiguo que no hay más divinidad que Allah, sin compañero ni asociado, y atestiguo que Muhámmad es Su Servidor y Mensajero.


 

El hogar es una bendición

 

Allah dijo (traducción del significado):


 

Y Allah ha hecho para ustedes un hogar de vuestras moradas” (an-Nahl 16:30).

 

Ibn Kázir (que Allah tenga misericordia de él) dijo: “Aquí Allah, glorificado y exaltado sea, está mencionando Sus bendiciones sobre Sus servidores: Él les ha dado hogares que son una morada pacífica para ellos, a los cuales se retiran como a un cielo que los cubre y los provee de toda clase de beneficios”.

 

¿Qué representa el hogar para cada uno de ustedes? ¿No es un lugar donde comen, disfrutan de intimidad con su esposa, duermen y descansan? ¿No es el lugar donde pueden retirarse del mundo para estar con su familia? ¿No es el lugar que ofrece protección a la mujer?

 

 

 

Allah nos dijo (traducción del significado):

 

Y mejor permaneced en vuestras casas, [pero si salís] no os engalanéis como lo hacían [inadecuadamente] las mujeres de la época pre-islámica…” (al-Ahzab 33:33).

 

 

Si piensan acerca de aquellos que no tienen hogar, que viven en refugios o en las calles, o que están dispersos como refugiados en campamentos provisorios, entonces se darán cuenta de la enorme bendición que es tener un hogar. Si escuchan una persona sin hogar, diciendo angustiada: “No tengo ningún lugar donde establecerme, ni una residencia fija. A veces duermo en la casa de fulano, otras en un café, o frente al mar, y guardo mis ropas en una maleta”, entonces se darán cuenta lo que significa no tener la bendición de un hogar.

 

Cuando Allah castigó a la tribu judía de Banu Nadir, les quitó esa bendición y los expulsó de sus hogares, tal como Él dijo (traducción del significado):

 

Él es Quien hizo que los incrédulos de la Gente del Libro [la tribu judía Banu Nadîr] abandonaran sus hogares en el primer destierro. No creíais que saldrían y ellos pensaban que sus fortalezas les protegerían de Allah. Pero Allah les sorprendió de donde menos lo esperaban. Infundió el terror en sus corazones, a tal punto que destruían sus casas con sus propias manos y con la ayuda de los creyentes. Reflexionad sobre ello ¡Oh, sensatos!” (al-Hashr 59:2).

 

 

Hay muchos motivos para que un creyente ponga atención al orden de su hogar

 

Primero, protegerse a sí mismo y a su familia de las llamas del Infierno, y mantenerlos a salvo tal castigo:

 

¡Oh, creyentes! Guardaos a vosotros mismos y a vuestras familias del Fuego, cuyo combustible serán los hombres y las piedras, y en el que habrá Ángeles violentos y severos que no desobedecen a Allah en lo que les ordena, sino que ejecutan cabalmente Sus órdenes” (at-Tahrim 66:6, traducción del significado).

 

Segundo, la gran responsabilidad que cargará un jefe de familia en el Día de la Resurrección.

 

El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Allah le preguntará a cada pastor (persona responsable por otros) acerca de su rebaño (aquellos por quienes era responsable), si los cuidó o los descuidó. Le preguntará a un hombre acerca de su hogar”.

 

 

Tercero, el hogar es un lugar para protegerse a sí mismo, para resguardarse de los males y para proteger a la sociedad de nuestros propios males. Es el refugio prescripto por el Islam en los tiempos de tribulación. El Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Bendito es aquél que controla su lengua, aquél para quien su casa le satisface, y quien llora por sus errores”.

Y también dijo (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “Hay cinco cosas que, quien haga una de ellas, Allah estará con él: visitar al enfermo, salir a luchar por la defensa, visitar a su líder con la intención de rechazarlo y en lugar de eso honrarlo, y sentarse en su hogar para que la gente esté a salvo de él y él a salvo de la gente”.

 

También dijo nuestro Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él): “La seguridad de un hombre en tiempos de discordia y tentaciones, es quedarse en su casa”.

 

El musulmán puede ver el beneficio de este consejo cuando reside en una tierra extranjera donde es incapaz de cambiar muchos de los males que ve alrededor de él. Luego tendrá un refugio que, cuando ingresa en él, lo protegerá de hacer y mirar cosas prohibidas, protegerá a su esposa del exhibicionismo, y protegerá a sus hijos de las malas compañías y los malos ejemplos.

 

Cuarto, la gente usualmente pasa la mayor parte de su tiempo en su casa, especialmente cuando hace mucho calor o hace mucho frío, cuando está lloviendo, temprano o tarde en el día, después de trabajar o ir al colegio, por lo tanto este tiempo debe ser invertido en el culto y en la búsqueda de lo lícito, o de otra forma será gastado en cosas perjudiciales.

 

Quinto, lo más importante es tener en cuenta que el hogar musulmán es el medio más importante para construir una sociedad islámica, porque la sociedad está formada de muchos hogares y familias que la conforman como los ladrillos a un edificio. Los hogares formas vecindarios, y los vecindarios forman sociedades. Si los ladrillos del edificio están sanos y la sociedad está basada en las leyes de Allah, permanecerá firme ante los enemigos y llena de bondades que los males no podrán corromper. Entonces los hogares musulmanes producirán los pilares de la sociedad que la corregirán y guiarán, tal como los oradores ejemplares, los buscadores del conocimiento, los luchadores sinceros, las mujeres honradas, las madres amorosas y toda clase de personas de bien.

 

Como este asunto es tan importante, y nuestros hogares están llenos de tantas carencias, males y ejemplos de negligencia, surge una muy importante pregunta:


¿Cuáles son los medios para corregir nuestros hogares?

 

Este libro contiene consejos acerca de este asunto. Quiera Allah que se beneficien de ello, y haga que los musulmanes se enfoquen en sus esfuerzos para revivir el hogar musulmán.

 

Todos los consejos que mencionaré a continuación orbitan alrededor de dos asuntos fundamentales: lograr lo que buscamos, que es establecer el bien y la rectitud, y cómo evitar los males, evitando llevar a nuestros hogares lo que pueda causar dichos males.

 

Next article

Articles in the same category

El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day