Los beneficios de convertirte al Islam (parte1 de 3)

Muchos artículos en este sitio web explican lo fácil que es convertirse al Islam. También hay artículos y videos que tratan sobre los obstáculos que pueden impedir que uno acepte el Islam. Conversos cuentan sus historias y podemos compartir su alegría y emoción. Incluso hay un artículo que explica exactamente cómo hacerse musulmán. Convertirse al Islam está cubierto desde muchos ángulos distintos, y esta serie de artículos trata sobre los beneficios de convertirte al Islam.


Obtienes muchas ventajas al convertirte al Islam, la más obvia es la sensación de tranquilidad, calma y bienestar que desciende sobre toda persona que se da cuenta de que ha descubierto una de las verdades más básicas de la vida. Establecer una relación con Dios en la forma más pura y simple es liberador y estimulante, y el resultado es la serenidad. Sin embargo, no es la única ventaja de convertirte al Islam, hay otros beneficios que experimentarás y que trataremos aquí, uno por uno.


1.  Convertirte al Islam te libera de la esclavitud a los sistemas y formas de vida hechos por los seres humanos.


El Islam emancipa la mente de supersticiones e incertidumbres, libera al alma del pecado y la corrupción, y libera a la consciencia de la opresión y el miedo. La sumisión a la voluntad de Dios no restringe la libertad, por el contrario, da un alto grado de libertad al liberar la mente de las supersticiones y llenarla con la verdad y el conocimiento.


En cuanto una persona acepta el Islam ya no es esclava de la moda ni el consumismo, y está libre de la esclavitud del sistema monetario diseñado para subyugar a la gente. En una escala menor pero igual de importante, el Islam libera a la persona de la superstición que rige la vida de quienes no se someten verdaderamente a Dios. Un creyente sabe que la suerte buena o mala no existe. Tanto los aspectos buenos como malos de nuestras vidas provienen de Dios, y como explicó el Profeta Muhammad, que Dios lo bendiga, todos los asuntos del creyente son buenos: “Si se le concede la facilidad es agradecido, y esto es bueno para él. Y si se ve afligido con una dificultad, persevera, y esto es bueno para él”[1].


Una vez te liberas de los sistemas y las formas de vida creados por los seres humanos, eres libre para adorar a Dios de la forma correcta. Un creyente es capaz de poner su confianza y esperanza en Dios, y buscar sinceramente Su misericordia.


2.     Convertirte al Islam te permite experimentar realmente el amor de Dios.

La conversión al Islam te permite lograr el amor de Dios siguiendo Su guía de vida: el Corán y las enseñanzas auténticas del Profeta Muhammad. Cuando Dios creó el mundo no lo abandonó a la inestabilidad e inseguridad. Envió una cuerda, firme y constante, y al agarrarse con fuerza a esa cuerda, un insignificante ser humano puede alcanzar grandeza y paz eterna. En palabras del Corán, Dios hace Sus deseos perfectamente claros; sin embargo, los seres humanos tienen libre albedrío y son libres de agradar o desagradar a Dios.


“Di: Si verdaderamente aman a Dios, ¡síganme! [es decir, acepten el monoteísmo islámico, sigan el Corán y la Sunnah], que Dios los amará y perdonará sus pecados. Dios es Absolvedor, Misericordioso”. (Corán 3:31)


“Quien profese una religión diferente al Islam no le será aceptada, y en la otra vida se contará entre los perdedores”. (Corán 3:85)


“Una vez establecida la diferencia entre la guía correcta y el desvío no se puede forzar a nadie a creer. Quien descrea de Tagut[2] y crea en Dios, se habrá aferrado al asidero más firme [el Islam], que es irrompible. Dios todo lo oye, todo lo sabe”. (Corán 2:256)


3.  Un beneficio de convertirte al Islam es que Dios le promete el Paraíso al creyente.


El Paraíso, como está descrito en muchos versículos del Corán, es un lugar de felicidad eterna y está prometido a los creyentes. Dios muestra Su misericordia hacia los creyentes al recompensarlos con el Paraíso. Quienquiera que niegue a Dios o adore a otros junto con Él o en lugar de Él, o que afirme que Dios tiene un hijo o hija o un asociado, estará condenado al Infierno en el Más Allá. Convertirte al Islam te salvará del tormento de la tumba, del sufrimiento durante el Día del Juicio, y del fuego eterno.


“A quienes hayan creído y hecho obras de bien los alojaré en mansiones del Paraíso, bajo las cuales corren ríos, y donde morarán por toda la eternidad. ¡Qué placentera será la recompensa de los que obran [el bien]!” (Corán 29: 58) 


4. La felicidad, la tranquilidad y la paz interior pueden alcanzarse con la conversión al Islam.


El propio Islam está asociado intrínsecamente con la paz interior y la tranquilidad. Las palabras Islam, muslim (musulmán) y salam (paz) vienen todas de la palabra raíz “Sa - la - ma”, que denota paz y seguridad. Cuando te sometes a la voluntad de Dios, experimentas una sensación innata de seguridad y tranquilidad.


La felicidad perfecta solo existe en el Paraíso. Allí hallaremos paz, tranquilidad y seguridad totales, y estaremos libres de todo temor, ansiedad y dolor, que son parte de la condición humana. Sin embargo, las directrices que proporciona el Islam nos permiten buscar la felicidad en este mundo. La clave para ser feliz en este mundo y en el próximo es buscar la complacencia de Dios, y adorarlo a Él sin asociarle nada ni nadie.


En el próximo artículo continuaremos nuestra exposición de los beneficios de convertirte al Islam mencionando el perdón y la misericordia, así como las pruebas y tribulaciones.



Footnotes:

[1] Sahih Muslim.

[2] Tagut: Palabra árabe que cubre una amplia gama de significados. Básicamente, es cualquiera que sea adorado, distinto del Dios Único y Verdadero, lo que incluye a Satanás, demonios, ídolos, piedras, el sol o la luna, las estrellas, los santos, tumbas, gobernantes, líderes, etc.

Previous article Next article