1. Artículos
  2. Las Enseñanzas de Muhammad
  3. Sus enseñanzas acerca del Hadi

Sus enseñanzas acerca del Hadi

Auther : Dr. Ahmad bin Uzman al-Mazyad
14 2022/05/11 2022/05/24
Article translated to : العربية Indonesia Português
  • El Profeta r ofreció ovejas y camellos como hadi y ofreció ganado de parte de sus esposas. Ofreció un hadi en su residencia así como durante su Hayy y su ‘Umrah.
  • Era su práctica marcar ovejas con guirnaldas pero no cortarlas ni marcarlas con hierro caliente. Cuando envió un hadi desde su residencia, nada permisible le sería prohibido.
  • Cuando ofreció camellos como hadi solía adornarlos y marcarlos cortándolos levemente en el lado derecho de su joroba.
  • Si enviaba su hadi, le decía a su mensajero que si cualquier cosa pasaba en el camino que le causara un defecto al animal, debería sacrificarlo, hundir su sandalia en su sangre, colgarlo a su lado y no comer de ello, ni dejar que alguien de quienes lo acompañaban comiera de ello.[1] En lugar de eso, su carne debería ser distribuida entre los pobres.
  • Solía compartir un hadi con sus compañeros. Siete de ellos compartirían el sacrificio de un camello o una vaca.
  • Le permitía al hombre que estaba llevando un hadi que lo montara cuando era necesario hasta que encontrara otra montura.
  • Es de sus enseñanzas sacrificar a los camellos mientras ellos están de pie con la pata izquierda amarrada, y decía: “Bismillah, Aláhu akbar” cuando sacrificaba.
  • Solía ofrecer sus sacrificios con su propia mano, pero en ocasiones nombraba a alguien para completar una parte de ellos.
  • Cuando sacrificaba una oveja, ponía el pie en su costado, decía “Bismillah, Aláhu akbar” y la sacrificaba.
  • Le permitió a su ummah comer de su hadi y sacrificios y guardar algo de carne.
  • Algunas veces distribuía la carne del hadi y otras veces decía: “Quien lo desee puede cortarse un pedazo.”
  • Su práctica era sacrificar el hadi de la Umrah en Marwah y el hadi de Hayy en Mina.
  • Siempre sacrificaba su hadi luego de terminar el estado de ihrám y luego de la salida del sol, tras la primera lapidación. Nunca permitía el sacrificio antes de la salida del sol.

[1] Tal vez para protegerlo de ser sacrificado para comida antes de que el defecto fuera obvio.

Previous article Next article

Articles in the same category

El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day