Gibbon y Ocklay

Article translated to : العربية English Deutsch עברית 中文

gibbon y ocklay

"no es la propagación sino la permanencia del islam lo que merece nuestro asombro; la misma impresión pura y perfecta que él grabó en meca y medina es preservada, después de las revoluciones de doce siglos por los indios, africanos y los turcos prosélitos del corán.

los musulmanes se han resistido uniformemente a la tentación de reducir el objeto de su fe y devoción al nivel de los sentidos y la imaginación del hombre. “yo creo en un solo dios y muhammad es el apóstol de allah”, es la simple e invariable profesión del islam. la imagen intelectual de deidad nunca ha sido degradada por ningún ídolo visible; los honores de profeta nunca han transgredido la virtud humana; y sus preceptos de vida han moderado la gratitud de sus discípulos dentro de los límites de la razón y la religión."

edward gibbon y simon ocklay, "historia del imperio sarraceno", londres, 1870, p.54.

Previous article Next article

Articles in the same category