As-salamu alaikum – El saludo islámico

El Islam cubre todos los aspectos de la vida, no es una religión que solo se practica una vez a la semana o durante celebraciones específicas. El Islam, a través de las palabras de Dios en el Corán y las tradiciones del Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él), ofrece consejo y guía desde el amanecer hasta el anochecer, desde el nacimiento hasta la muerte. El Islam incluso les enseña a los creyentes la mejor forma de saludarse unos a otros; es una forma de vida completa.


¿Qué significa exactamente la palabra Islam? Es una palabra árabe que proviene de la raíz sa - la - ma, que significa sumisión a la voluntad de Dios. También comparte la misma raíz que la palabra árabe que significa paz. Sin embargo, es una palabra descriptiva que implica más que tranquilidad y calma, abarca también los conceptos de protección, seguridad y sumisión. De hecho, Islam, en el sentido legal, significa sumisión al Único Dios que nos otorga protección, seguridad, paz y armonía. La palabra musulmán (es decir, la persona que se somete a la voluntad de Dios) también deriva de la misma raíz, así como el saludo islámico: As-salam.


En artículos anteriores hemos expuesto el hecho de que todos los creyentes están enlazados unos a otros por diversos medios. El más importante es la creencia de que no existe divinidad merecedora de alabanza sino solo Al‑lah, y que Muhammad es Su Mensajero. Esto es lo que distingue a los creyentes de los incrédulos. Sin embargo, los creyentes también recuerdan los lazos que los unen cuando se saludan entre ellos. El saludo islámico, as-salam, es de hecho una invocación por la cual uno le pide a Dios que le otorgue protección y seguridad a su hermano musulmán. Este saludo anima a los creyentes a ser una comunidad mundial por encima de cualquier lealtad de tribu o nacionalidad, y unidos todos por la paz y la hermandad.

El Profeta Muhammad nos ordenó saludar a nuestros hermanos musulmanes que conocemos y también a los que no conocemos[1]. De modo que los creyentes tratan de establecer relaciones amistosas y pacíficas saludándose y conociéndose los unos a los otros. Cuando musulmanes de cualquier nacionalidad, etnia o color se encuentran, se saludan los unos a los otros como una familia. Los creyentes también tienen derechos los unos sobre los otros.

"El musulmán tiene cinco derechos sobre su hermano musulmán: debe saludarlo con ‘salam’, visitarlo cuando esté enfermo, asistir a su funeral, aceptar su invitación, y pedirle a Dios que tenga misericordia de él cuando estornude"[2].

El saludo islámico es as-salamu aláikum (que Dios te dé protección y seguridad). La respuesta a esto es wa aláikum as-salam. Estas breves palabras en árabe les hacen saber a los musulmanes que están entre amigos, no entre extraños. Unas pocas palabras de saludo revelan mucho.

"Si los saludan, respondan con un saludo igual o mejor. Dios tiene en cuenta todas las cosas". (Corán 4:86)

Los mejores saludos islámicos incluyen as-salamu aláikum wa rahmatul-lah, que significa "Dios te dé protección, seguridad y misericordia"; y as-salamu aláikum wa rahmatul-lah wa barakátuh, que significa "Dios te dé protección, seguridad, misericordia y Su bendición". Devolver el saludo con algo mejor sería, por ejemplo, después de escuchar las palabras as-salamu aláikum responder: wa aláikum as-salam wa rahmatul-lah.


Hacer este pequeño esfuerzo por saludar siempre a los demás de esta forma aumenta las recompensas. Cada vez que un creyente dice las palabras as-salamu aláikum o responde a este saludo, su registro de obras buenas aumenta.


"Un día, un hombre pasó al lado del Profeta Muhammad mientras estaba sentado con algunos hombres, y dijo: "As-salamu aláikum". El Profeta dijo: "Él recibirá 10 recompensas". Otro hombre pasó por su lado y dijo: "As-salamu aláikum wa rahmatul-lah". El Profeta dijo que él tendría 20 recompensas. Otro hombre pasó y dijo: "As-salamu aláikum wa rahmatul-lah wa barakátuh". El Profeta dijo que tendría 30 recompensas[3].


Además, por todo el Corán, Dios señala en repetidas ocasiones que este es el saludo islámico. Dios nos asegura que esforzarse por complacerlo resultará en paz y seguridad en el Paraíso, y cuando el creyente entre al Paraíso será recibido con las palabras as-salamu aláikum.


"Quienes hayan creído y obrado correctamente serán introducidos en jardines por donde corren ríos y donde morarán por toda la eternidad, con el permiso de Dios. El saludo allí será: ‘¡Salam!’"(Corán 14:23)

"¡La paz sea sobre ustedes! Porque fueron perseverantes [en la adoración]. ¡Qué hermosa es la recompensa de la morada eterna!"(Corán 13:24)

"Cuando se presenten ante ti aquellos que creen en Mis signos, diles: ‘¡La paz sea con ustedes! Su Señor ha prescrito para Sí mismo la misericordia. Quien cometa una falta por ignorancia, y luego se arrepienta y enmiende, sepa que Dios es Absolvedor, Misericordioso’".(Corán 6:54)

"Cuando los ángeles tomen las almas de los piadosos (es decir, los que adoran solo a Dios), les dirán: ‘¡As-salamu aláikum! Ingresen al Paraíso como recompensa por sus obras’". (Corán 16:32)


"Pero siempre que entren a [cualquiera de estas] casas, salúdense unos a otros con el saludo de la paz, un saludo bendecido y excelente, como Dios manda". (Corán 24:61)


"Pero quienes hayan tenido temor de su Señor, serán conducidos al Paraíso en grupos, y cuando lleguen a él, serán abiertas sus puertas y sus [ángeles] guardianes les dirán: ‘As-salamu aláikum, bienvenidos. Ingresen en él por toda la eternidad’".(Corán 39:73)


El Profeta Muhammad reiteró el mensaje de Dios cuando dijo: "Ustedes no entrarán al Paraíso hasta que crean, y no creerán hasta que se amen unos a otros. ¿Quieren que les diga algo que, si lo hacen, los hará amarse los unos a los otros? Salúdense con el Salam"[4].


Pie de página:[1] Sahih Al Bujari, Sahih

Previous article Next article