1. Artículos
  2. Las Predicciones Acerca de la Aparición del Mensajero
  3. Nacimiento del Mensajero Muhammad, hijo de Abdullah, hijo de Abdul-Muttalib y, el sacrificio de su abuelo Abdul-Muttalib a favor de su hijo Abdullah

Nacimiento del Mensajero Muhammad, hijo de Abdullah, hijo de Abdul-Muttalib y, el sacrificio de su abuelo Abdul-Muttalib a favor de su hijo Abdullah

Auther : Muhammad El Sayed Muhammad
31 2024/05/11 2024/05/11

Al meditar en la historia del sacrificio que hizo el abuelo Abdul-Muttalib para su hijo, vemos que se asimila a la de Abraham, la paz sea con él, cuando quiso degollar a su hijo Ismael después de haberlo soñado más de una vez, sabiendo que los sueños de los profetas son verdades. Pero la misericordia de nuestro Señor, Glorificado sea, sacrificó a Ismael por un gran carnero.                     

  En lugar de que Abraham degollara a su hijo Ismael, degolló el carnero por el cual Dios sacrificó a Ismael, para que la gente no tenga la costumbre de matar a sus hijos en nombre de Dios. Al igual cuando Abdul-Muttalib quiso degollar a su hijo Abdullah. Cuando Abdul-Muttalib se encargó del oficio de dar agua a los peregrinos en La Meca, estaba pensando en el esfuerzo que hacen estos por la escasez de agua, y se acordó que el pozo de Zamzam fue el motivo de salvar la vida de su abuelo Ismael cuando  Dios ordenó a Abraham dejarle con su madre Agar en este lugar seco de agua, por una razón que Dios el Altísimo sabe, y se acordó del pozo de Zamzam que atrajo a las caravanas gracias a los pastores.

Y se acordó de lo que decían los padres,  que estos escucharon de los abuelos,  de que enterraron  el pozo cuando estuvieron obligados a dejar La Meca. Pues deseaba que Dios le ayudara a encontrar  la localidad del bendecido pozo tapado. Cuando la encontró y empezó la excavación con Al Harez , su único hijo en aquel entonces. Al excavar entre los dos ídolos – Asaf  y Naila-  Quraysh no aceptó y quiso resistirse contra él diciendo “No te permitiremos excavar entre los dos ídolos donde inmolamos los animales”. Quraysh se puso en contra de la excavación del pozo de Zamzam y lo que les animó es que Abdul-Muttalib no tenía muchos hijos. Pero él insistió seguir la excavación del pozo y cuando apareció la piedra que tapa el pozo, y Quraysh se enteró de que ya consiguió lo que quería, le dijeron “¡Abdul-Muttalib!,  este pozo pertenece a nuestro padre Ismael y tenemos el derecho de aprovecharlo contigo” pues  les contestó “ No les voy a permitir, estoy encargado de este asunto y no vosotros”  Después del intento fracasado por parte de Quraysh, Abdul-Muttalib construyó la fuente de Zamzam para  los peregrinos y ya nadie se lo pudo discutir más.  

Entonces, consagró a Dios que el día que tuviera 10 hijos, inmolaría a uno de ellos en la La Ka'ba), porque se acordó de la codicia de la gente de Quraysh  al momento de excavar el pozo ya que no tenía muchos hijos. Abdul-Muttalib salió con sus diez hijos y cada uno llevaba una flecha con su nombre para hacer un sorteo. Quien saque su nombre, será inmolado para cumplir la promesa de su padre. Salió el nombre del hijo menor, Abdullah el padre de Muhammadﷺ.Cuando Abdul-Muttalib estaba a punto de inmolar a su hijo, la gente de Quraysh se levantó y dijo: “¡¿Qué quieres hacer Abdul-Mutalib?!”. Respondió: “Cumplir mi promesa”. Sus hijos y la gente de Quraysh le dijeron: “Por Dios no lo vas a inmolar nunca hasta que valgas tanto como él, porque si no, los hombres vendrán a matar a sus hijos, en forma indiscriminada, ¡¿y cómo va a seguir la gente así?!”

  Al final llegaron a un acuerdo: que ponga diez camellos ante su hijo y sortea, si le toca a su hijo, añade 10 camellos más y sortea de nuevo hasta que les toque a los camellos. Después de conseguir que tocara a los camellos, estos fueron inmolados en lugar de Abdullah. Gracias a este sacrificio, se salvó Abdullah, el padre de Muhammad ﷺ

Tal vez esta historia nos hace recordar de Abraham y su hijo Ismael, la paz sea con ellos, que son ellos quienes construyeron la Ka'ba, pues Dios les entregó el honor del mensaje y la profecía.

Y Muhammad, el hijo de Abdullah que fue salvado de ser degollado por su padre, es el elegido por Dios para purificar la Casa Antigua de los ídolos y de la inmundicia del asociacionismo y el paganismo.

  Los mensajeros venían de entre los hijos de Israel, pero los israelíes siempre los desmentían y los asesinaban. Y pensaban que el último profeta también iba a venir de entre ellos.

Pero la sabiduría de Dios hizo que este último profeta Muhammad ﷺ fuera árabe de entre los hijos de Ismael, o sea, los primos de los israelíes. Quiera Dios exaltar la mención de Su Profeta y protegerlo de todo mal hasta el día del Juicio.

Previous article Next article
El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day