1. Artículos
  2. Las Predicciones Acerca de la Aparición del Mensajero
  3. El linaje del Mensajero de Dios ﷺ, sus características Y el estado de su llamado

El linaje del Mensajero de Dios ﷺ, sus características Y el estado de su llamado

Auther : Muhammad El Sayed Muhammad
53 2024/05/12 2024/05/30

El linaje del Mensajero de Diosﷺ

 Muhammadﷺ tiene el linaje más noble de la tribu de Quraysh. Su familia se conoce como la Familia Hachemí. El nombre de hachemíes se debe a su bisabuelo Hashim ibn Abd Al-Manaf.

  • Hashim: Es quien se encargó, de entre los hijos de Abd al-Manaf, de dar de comer y beber a los peregrinos en La Meca. Era muy rico y muy noble. Es el primero que ofreció a los peregrinos a comer Zarid (un plato basado en pedazos de pan, caldo y carne). Su nombre es Amr, y fue llamado Hashim o (quebrador) por quebrar el pan. Es el primero que puso a Quraysh la norma de los dos viajes comerciales (El viaje de invierno hacia Abisinia y Yemen, y el del verano hacia Sham).

2-      Abdul-Muttalib: Es quien se encargó de dar de comer y beber a los peregrinos, después de Hashim, fue noble, respetado y tiene muchas virtudes sobre su pueblo. La gente de Quraysh le llamaba el Magnánimo debido a su generosidad. Era el jefe de La Meca, mientras Muhammad ﷺ era el mejor en cuanto a sus modales y características, toda la gente de Quraysh lo sabía y nadie lo puede negar.

Muhammad ﷺes ‘As-Sadiq’, o ‘El Sincero’ y ‘Al-Amin’, o ‘El confiable’. Toda la gente de Quraysh afirma su sinceridad y dignidad de confianza, El Bujari confirma lo mismo en sus narraciones sobre la carta que el Profetaﷺ envió a Heraclio, rey de los bizantinos. La carta decía:

En el nombre de Dios, el Misericordioso, el Compasivo

  De Muhammad, el siervo de Dios y Su mensajero a Heraclio, soberano de los bizantinos. Paz para quien sigue la guía: Te invito al Islam, hazte musulmán y estarás a salvo y Dios te dará tu recompensa dos veces. Pero si das la espalda, sobre ti recaerá el pecado de tus súbditos. (Gente del Libro!, venid a una palabra igual entre nosotros: Que no adoréis sino a Dios y no le asociéis nada ni os toméis unos a otros por señores aparte de Dios y si dan la espalda, decid: Atestiguad que somos musulmanes) "

(Corán 3: 64)

Muhammad ﷺ eligió a Dihya ibn Jalifa Al-kalbi para entregar esta carta al Gobernador de Busra,  quien a su vez se la reenvió a César.

 Al-Bujari narró también que Ibn Abbas le dijo que (En ese momento, Abu Sufyan bin Harb se encontraba en Sham con unos hombres de Quraysh que habían venido como mercaderes durante la tregua que había concluido entre el Mensajero de Dios y los incrédulos de Quraysh. Abu Sufyan dijo: El mensajero de César nos encontró en algún lugar de Sham y me llevó a mí y a mis compañeros a Ilya ante la presencia de César y lo encontramos sentado en su corte real con su corona y rodeado de altos dignatarios bizantinos. Él le dijo a su traductor: " Pregúntales quién de ellos tiene algún parentesco con el hombre que dice ser profeta". Abu Sufyan agregó:

‘Le respondí:" Soy su pariente más cercano". Me preguntó: "¿Cuál es tu parentesco con él?. Le respondí: " Es mi primo". César dijo: " Que se acerque". Y luego ordenó que mis compañeros se quedaran detrás de mí y le dijo a su traductor: " Dile a sus compañeros que le voy a preguntar a este hombre acerca del hombre que dice ser profeta. Si miente, deben contradecirlo inmediatamente".

Abu Sufyan agregó:

‘¡Por Dios! Si no hubiera sido una pena que mis compañeros me tildaran de mentiroso, no habría dicho la verdad sobre él cuando me preguntó. Pero me pareció una deshonra que mis compañeros me llamaran mentiroso, por lo que dije la verdad’.

‘Le dijo luego a su traductor: Pregúntale a qué tipo de familia pertenece". Le respondí: " Pertenece a una familia noble" Luego dijo: "¿Alguna vez otra persona ha afirmado ser lo mismo que él dice ser?. Le respondí: "No". Luego dijo: "¿Alguna vez se lo ha acusado de mentir ". Le respondí "No". Dijo entonces "¿Alguno de sus ancestros fue rey ". Mi respuesta fue: "No". "¿ Lo siguen los nobles o los pobres? ". Le respondí" Los pobres lo siguen". Me dijo luego" ¿Lo siguen más o menos personas (cada día)? ". Le respondí" Lo siguen cada día más". Me dijo" ¿Algunos de los que adoptan su religión se desilusionan y luego dejan de lado su religión? ". Le respondí: "No". "¿ Rompe sus promesas? ", me preguntó. Le respondí " No, pero en este momento estamos en una tregua con él y tenemos miedo de que nos traicione"

Abu Sufyan añadió:

‘Fuera de la última oración, no pude decir nada en su contra‘.‘Entonces César preguntó: "¿Alguna vez han tenido guerra con él ". "Sí " le respondí. Me dijo" ¿Cuál fue el resultado de esas batallas con él? ". "A veces él gana, a veces nosotros", fue mi respuesta. Dijo entonces" ¿qué cosos les ordena hacer? ". Le dije" Nos dice que adoremos solamente a Dios, y que no adoremos a otros junto con ÉL, y que dejemos de lado todo aquello que adoraban nuestros ancestros. Nos ordena que oremos, que demos en caridad, que mantengamos la castidad conyugal, que cumplamos nuestras promesas y que devolvemos aquello que se nos confía".

Cuando dije eso, César le dijo a su traductor: " Dile: Te pregunté sobre su linaje y tu respuesta fue que pertenecía a una familia noble. De hecho, todos los Mensajeros venían del más noble de los linajes de sus respectivos pueblos. Luego te pregunté si alguien más decía ser lo que él dice ser, y tu respuesta fue negativa. Si la respuesta hubiera sido afirmativa, habría pensado que este hombre dice ser algo que ya se había dicho antes que él. Cuando te pregunté si alguna vez lo acusaron de mentir, tu respuesta fue negativa, por lo que di por sentado que una persona que no le miente a la gente tampoco puede mentir sobre Dios. Luego te pregunté si alguno de sus ancestros fue rey. Tu respuesta fue negativa, y si hubiera sido afirmativa, habría pensado que este hombre pretende recuperar so pasado real. Cuando te pregunté si lo siguen los ricos o los pobres, me respondiste que son los pobres quienes lo siguen. De hecho, ellos son los seguidores de los Mensajeros. Luego te pregunté si sus seguidores son más o menos cada día. Me respondiste que cada vez son más. De hecho, eso es resultado de la verdadera fe hasta que está completa (en todo sentido). Te pregunté si había alguien quien, luego de adoptar su religión, se desilusionó y descartó su religión; tu respuesta fue negativa. De hecho, es una señal de la verdadera fe, pues cuando su placer entra y se mezcla completamente en los corazones, nadie se desilusiona. Te pregunté si alguna vez había roto una promesa. Tu respuesta fue negativa. Y así son los Mensajeros; nunca rompen sus promesas. Luego te pregunté qué cosas les ordenaba hacer. Me respondiste que les ordenaba adorar solamente a Dios y no adorar a otros junto con Él, dejar de lado lo que sus ancestros solían adorar, ofrecer plegarias, decir la verdad, ser castos, cumplir las promesas, y devolver aquello que se le confía a uno. Esas son en realidad las cualidades de un profeta que yo sabía que vendría (según las escrituras anteriores), pero no imaginaba que sería uno de ustedes. Si lo que dices es verdad, muy pronto él ocupará el suelo que está bajo mis pies, y si pudiera iría hacia él de inmediato para conocerlo  y lavaría sus pies".

Abu Sufyan agregó:

‘César pidió la carta del Mensajero de Dios, la cual fue leída. Y cuando Heraclio terminó su discurso, se produjo un enorme clamor y un grito por parte de los dignatarios bizantinos que lo rodeaban, y había tanto ruido que no entendía lo que decían. Entonces, nos ordenaron que salgamos de la corte‘

‘Cuando salí con mis compañeros y estábamos solos, les dije ‘‘Ciertamente, el asunto del Profeta ha ganado poder.  El Rey de los bizantinos le teme‘‘

Abu Sufyan agregó:

‘Por Dios, cada vez estaba más seguro de que su religión obtendría la victoria hasta que terminé por aceptar el Islam‘. [Sahih Bujari 1/4 y Sahih Muslim 2/ 97,98,99]

  Volviendo a la época en la que fue criado el Profeta, vemos que era una época llena de ignorancia y extravíos, de personas analfabetas, paganas, que niegan el Día del Juicio, viven una vida de distracción y se ponen fanáticos por lo más insípido. Eran unas tribus desunidas y se mataban mutuamente. No tenían un estado con los factores conocidos de un estado como un gobierno que tiene el poder, un ejército que lo defiende de las agresiones, una constitución que determina los deberes y los derechos y una ley que muestra las sanciones.

En esta época y este medio social: El Mensajero de Diosﷺ ha crecido como un hombre digno, de intelecto excelente y modales éticos muy nobles.

Mencionemos las características del profeta antes y después de recibir El Mensaje, para poder juzgar a base de pruebas: El Profetaﷺ vivió los 40 años, antes del Mensaje, teniendo muy buena fama, conocido entre su gente como hombre de confianza y honestidad. Para confirmar lo dicho, referimos solamente a estos dos acontecimientos:   

Primer acontecimiento

  Al construir la ka'ba: Las diferentes tribus discutían sobre quién pondría La piedra Negra. Cada tribu la quería colocar. Entonces Abu Omaya (que era el mayor de edad entre ellos) les dijo: “Tomad como juez al primer hombre que entre por la puerta”. Aceptaron. El primero que entró era Muhammadﷺ, cuando lo vieron, dijeron en la misma voz “Es El Honesto Muhammad, aceptamos”. Después de informarle del asunto, Muhammadﷺ tomó La Piedra Negra y la puso sobre una tela, y ordenó que viniera uno de cada tribu para sostener una parte de la tela. Así todos la llevaron hasta que se acercaron a su lugar, Muhammad ﷺla llevó con ellos para ponerla y terminó de colocarla.

  Este acontecimiento muestra el gran prestigio que tenía Muhammadﷺentre su gente y que todos lo conocían  por su inteligencia y capacidad de solucionar los problemas aunque fueran complicados para ellos. Muhammadﷺ pudo satisfacer a todos y hacer que todos participaran en llevar la Piedra y al mismo tiempo ganó el honor de ponerla él mismo.

Segundo acontecimiento: 

Ibn Abbas, que Dios esté complacido con él, narró que: Cuando se reveló la aleya que dice (Atemoriza con el  castigo, que acarrean la idolatría y los pecados, a cada uno de los miembros de tu tribu)[26:214], Muhammadﷺ subió a la montaña As-Safa y empezó a llamar a las tribus como Bani Fehr y Bani Adi, hasta que vinieron todos y les dijo: “¿Si os digo que hay caballos por el valle y están por atacaros, me van a creer?”. Le respondieron: “Sí, nunca te vimos mintiendo”. Les dijo: “Les advierto de un severo castigo”. Abu Lahab dijo: “¡Que perezcas Muhammad!, ¿para eso nos has reunido?!”. Entonces fue revelada la siguiente aleya (Que perezcan las manos de Abu Lahab con las cuales perjudicaba a los musulmanes, y que él perezca junto a ellas)[ 111:1] 

  Este acontecimiento refleja la previsión y sabiduría de Muhammad; vio que antes de sorprender a su gente con el Mensaje, es mejor hacer que dieran su opinión sobre él ﷺ , sinceramente fuera de rabia o tensión y fue que contestaron en seguida “nunca te vimos mintiendo”.

  Deducimos de estos dos acontecimientos que, la confianza y la honestidad, han sido dos características de  Muhammadﷺ anteriores al Mensaje.

 Cuando Muhammadﷺ decidió emigrar a la cuidad de Medina, 13 años después de recibir la revelación de Dios, encargó a su primo Ali ben Abi Talib de devolver a la gente sus objetos. Ya que la gente le confiaba a Muhammad sus objetos de valor cuando se iban de viaje porque era conocido como El Confiable y El Honesto.

  También desde su adolescenciaﷺ, evitaba la adoración de ídolos y no le gustaba acercarse a ellos.

Tampoco le interesaban las diversiones. Antes de recibir el Mensaje de Dios, un par de veces quería ir a escuchar música de flautas y adufes pero Dios le preservó y se quedó dormido hasta que se despertó con la luz del día.

  Pasando a la juventud, Dios le hizo interesarse por el aislamiento y la adoración durante noches seguidas antes de dirigirse a su familia y  proveerse de lo que necesitara durante su meditación, y volver otra vez a proveerse para más noches.

Preguntamos: ¿Quien es conocido como honesto y sincero entre la gente, es posible que se atreva a mentir, y que la primera vez que mienta sea sobre Dios, El Creador y El Señor de toda la gente?!   

Preguntamos también: ¿Por qué se puso en contra de su entorno, aunque es sabido que el medio social tiene su poder e influencia sobre uno?

Estaba viviendoﷺ cuarenta años con gente inmersa en la ignorancia, absorta en el extravío pero no le contagiaron con sus desgracias.  

 Ha pasadoﷺla juventud inestable, momento en el cual los corazones se llenan de esperanzas y aspiraciones, sin pronunciar ninguna palabra que menciona al Mensaje ni a ninguna señal de profecía, con todo lo que vio de la muerte de su madre que era joven, teniendo él seis años, luego la muerte de su abuelo Abdul- Muttalib y después la muerte de su tío Abu-Talib, sabiendo ya que su padre se murió joven antes de que é l ﷺnaciera.

 Todos los acontecimientos que le pasaron no le hacían tener mucha esperanza en la vida que vivía, sin embargo, nunca mencionó al Mensaje ni  refería a ninguna señal de profecía. En el momento que se calman los sentimientos rebeldes y se tranquilizan las esperanzas hirvientes, comenzóﷺuna revolución que ha cambiado la historia; se declaró el Mensajero de Dios, y que su Mensaje no se limita solamente a los árabes, ni solamente a la gente de alguna época, sino, es un Mensaje universal que incluye a todos los que vivían en su época y a todos los que vendrán después de él. ¿Y cómo no? Siendo el Sello de los mensajeros cuando ha llegado el momento de enviar su Mensajeﷺ

  La sabiduría de Dios, Glorificado sea, quiso que Muhammadﷺ sea el último Mensajero y por eso, su Mensaje llega para toda la gente en todo lugar y tiempo, y Dios lo guarda de toda distorsión y protege su Libro –El Sagrado Corán- de toda manipulación, sea por añadirle o quitarle cosas, como pasó con los libros sagrados anteriores a través de los cambios que hizo la gente según sus deseos y caprichos.

  Era consciente de que desde el primer momento que recibió la revelación y el Mensaje de Dios, tenía que esforzarse mucho y ser paciente hasta que Dios le otorgara la victoria, ya que el Mensaje iba a llevar tiempo hasta que se difundiera.

  Ahora, la pregunta que se impone: ¿Qué le obligaría a Muhammadﷺa hacer todo eso; de declararse Profeta y que tiene un Mensaje de Dios?. Seguramente lo hizo porque es realmente un Mensajero de Dios que cumple la orden de su Señor, Alabado sea, en el momento que Dios quiso y de acuerdo con Su Voluntad y Sabiduría.

Previous article Next article
El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day