Décimo: La discrepancia es motivo de los males y las sectas

Décimo: La discrepancia es motivo de los males y las sectas

 


Por esto dice Alá I en el Corán: (No seáis como quienes, después de haber recibido las pruebas claras, se dividieron y discreparon. Ésos tendrán un enorme castigo).[1]


El Profeta e aclaró este concepto diciendo: «Se dividieron los judíos en setenta y una sectas, se dividieron los cristianos en setenta y dos sectas, y se dividirá esta comunidad en setenta y tres sectas, todas ellas merecen el fuego excepto una» le fue preguntado: «¡¿Quiénes son Mensajero de Alá?!» dijo: «Los que siguen el mismo camino que yo y luego mis compañeros» y en otra versión «Al-Yama´a»[2]. Es decir: aquellos que sigan sus enseñanzas y metodología, y luego la de los Sahâbah.


Fue narrado que Hudaifah t dijo: «Las personas le preguntaban al Mensajero de Alá e acerca de las cosas buenas, pero yo le preguntaba acerca de las cosas malas, por temor de que éstas pudieran alcanzarme. Dije: “¡Mensajero de Alá! Nosotros vivíamos en la Yâhiliiah (el paganismo) y el mal, pero Alá nos trajo este bien (el Islam) ¿Habrá algún mal después de este bien?” Respondió: “Sí.” Pregunté: “¿Y después de este mal habrá algún bien? Respondió: “Sí, pero se corromperá con el dajan”. Dije: “¿Qué es el dajan?” Respondió: “Habrá personas que guíen a otros con algo que no es mi guía. Ustedes aprobarán algunas acciones y desaprobarán otras”. Dije: “¿Habrá un mal después de este bien?” Él dijo: “Sí, habrá predicadores en las puertas del Infierno, y quienquiera que responda a su llamada será arrojado en él”. Dije: “¡Mensajero de Alá! Descríbelos”. Me dijo: “Ellos serán de los nuestros y hablarán nuestro idioma”. Dije: “¿Qué me ordenas hacer si me los encuentro durante mi vida? Respondió: “Adhiérete a la Yamâ´ah (el grupo) de los musulmanes y a su Imâm (líder)”. Dije: “¿Y qué hago si no hay ninguna Yamâ´ah y ningún Imâm? Dijo finalmente: “Entonces mantente lejos de todos los grupos, aun cuando tengas que comer raíces de árboles hasta que la muerte te llegue estando tú en ese estado”. [3]


Dijo el Imâm Nawawi رحمه الله : «En el hadiz de Hudaifah se encuentran las siguientes indicaciones: Adherirse al grupo de los musulmanes, a sus líderes y la obligación de obedecerlos, aunque sean injustos y cometan faltas como; tomar dinero corruptamente, aun así es obligatorio obedecerlos excepto en los pecados. Pueden verse también los milagros y profecías del Mensajero de Alá e, que son todos estos asuntos sobre los cual informó, ya que sucedieron todos ellos»[4].


No hay duda que en la Ummah de Muhammad e continúa un grupo que prevalece sobre la verdad (At-Tâifah Al Mansûrah) que será exitosa finalmente, no les perjudica quien los traicione o contradiga hasta que sea la Hora Final. En un hadiz narrado por Mu´âuiah t dice: «No dejará un grupo de mi comunidad de estar establecido sobre el mandato de Alá, no les perjudicará quien los traicione o los contradiga, hasta que llegue la orden de Alá y ellos sobresaldrán entre los hombres»[5].


 

Alá sabe más y mejor. Que la paz y las bendiciones sean con nuestro Profeta Muhammad Ibn 'Abdullah, su familia, sus compañeros y con aquellos que los sigan con rectitud hasta el Día del Juicio Final.[6]  

 

 

 

 

www.islamhouse.com

 



[1] Sura La Familia de Imrân 3:105

[2] At Tirmîdhi # 2641 y Abî Dâûd #4596 e Ibn Mâyah # 3992, Sheij Al Albâni  lo clasificó sahih en Sahih Ibn Mâyah, 2/364.

[3] Mutafaqun ´alaîhi: Bujârî # 7084 y Muslim # 1847

[4] Sharh An Nauaui de Sahih Muslim 12/479 y ver: Fath Al-Bâri de Ibn Hayar 13/37

[5]Mutafaqun ´alaîhi: Bujârî # 3641 y Muslim # 1037

[6] Ver Yâmah al Usul Ibn Munzîr 1/277-293 Maymu´a Fatâuâ Sheij Ibn Taîmiah 5_8/91, 19/76-83 y 36/60 y Sahih At Targîb ua At Tarhîb de Al Albâni en 1/123-136 y Fiqh D´aua fî Sahih Al Imânsahih Al Bujâri 1/369, 2/1059-1062. 

 

Previous article Next article