Política

Article translated to : Deutsch

La legislación islámica ha establecido principios básicos y normas generales en asuntos políticos que sirven como base para la construcción del Estado islámico. El gobernante del Estado musulmán ejecuta e implementa las órdenes de Dios. Dios dijo:

“¿Acaso pretenden un juicio pagano? ¿Y quién mejor juez que Dios para quienes están convencidos de su fe?” (5:50)


El gobernante de un país islámico es de hecho un diputado o designado por la comunidad, que los obliga implementar lo siguiente:


1. Hacer todo lo posible para implementar las leyes y normas de Dios proveyendo formas honestas y honorables de vivir para la nación, para salvaguardar la religión, la vida y la propiedad. El Profeta r dijo:

“Si a un servidor de Dios le es confiado algún asunto de gobierno de los musulmanes y falla en ser honesto y sincero en él, se le negará percibir el aroma del Paraíso” (Al-Bujari).


El gobernante del Estado islámico debe tener las características necesarias, como ha descripto el segundo califa del Islam, ‘Umar Ibn al-Jattáb y, cuando dijo a sus compañeros:


“Muéstrenme un hombre a quien yo pueda poner a cuidar algún asunto de los musulmanes que sea de interés para mí”. Ellos respondieron: “Abdur Rahman Ibn ‘Auf”. Él respondió: “Es débil”. Ellos mencionaron a otro hombre, y él dijo “No lo necesitamos”. Entonces ellos preguntaron: “¿Qué tipo de persona buscas?”, y él respondió: “Busco a un hombre quien, si es vuestro líder, se comporte como si fuera uno de ustedes, y que si no es vuestro líder, pareciera que lo es”. Ellos respondieron: “Nadie más es apropiado para eso que Rabi’ah Ibn ul-Hariz”. ‘Umar respondió: “Han dicho la verdad”, y lo designó.


2. El gobernante musulmán no debe designar a alguien que no esté capacitado para ese puesto de confianza. No debe hacerle un favor a un amigo ni a un pariente por encima de un candidato meritorio para cierto puesto de gobierno. El Profeta r dijo:

“Si a un siervo de Dios se le da responsabilidad de gobernar a los demás y muere habiéndolos traicionado, Dios le prohibirá el Paraíso” (Muslim).

Previous article Next article