Como protegerse del daño de los Yinn

Como protegerse del daño de los Yinn

 

 

Alabado sea Allah. 

Primero: 

Quien interroga está equivocada al decir que ha visto a un yinn porque los yinn pueden vernos pero no pueden ser vistos por nosotros. 


Al-Shaafi’i dijo: 

“Para quien sea sensato en su carلcter y afirme haber visto a un yinn, su testimonio ya no será válido, porque Allah dice en el Corán (interpretación del significado): 

“[Satanás] y sus secuaces os acechan desde donde vosotros no les veis. Por cierto que hicimos que los demonios fueran los aliados de los incrédulos.” 

[al-A’raaf 7:27] 


-         De lo contrario estaría afirmando ser un Profeta. 

(Ahkaam al-Qur’aan, 2/195, 196)


 Ibn Hazm dijo: 

“Los yinn son reales, y son criaturas creadas por Allah. Entre ellos hay incrédulos y creyentes. Pueden vernos pero nosotros no podemos verlos. Ellos comen, tienen hijos y mueren. Allah dice en el  Corán (interpretación de los significados): 

“[Y se les preguntarل:] ،Oh, genios y hombres! ؟Acaso no se presentaron ante vosotros Mensajeros para transmitiros Mis leyes y advertiros de este dيa en el que os encontráis? Responderán: Sí; y atestiguamos en nuestra contra. La vida les alucina, y reconocerán su incredulidad.” [al-An’aam 6: 130] 


“Y al genio lo creamos antes [que al hombre] de fuego”. [al-Hiyr 15:27] 

“Entre nosotros hay quienes se someten a Allah y quienes son injustos. Y por cierto que quienes se someten a Allah siguen la verdadera guía. Los injustos, en cambio, serán combustible para el Fuego.” [al-Yinn 72:14-15]   


‘ [Satanás] y sus secuaces os acechan desde donde vosotros no les veis. Por cierto que hicimos que los demonios fueran los aliados de los incrédulos.’ [al-A’raaf 7:27] 

“Y cuando dijimos a los ángeles: Haced una reverencia ante Adلn. La hicieron, excepto Iblîs que era uno de los genios y desobedeció la orden de su Señor. ؟Acaso toméis a él y a sus descendientes como protectores en vez de tomarme a Mí, a pesar de que son vuestros enemigos? ،Qué mal es lo que hacen los inicuos! [al-Kahf 18:50]  

‘Todo cuanto existe en la Tierra perecerá,’ [al-Rahmaan 55:26]  

‘Toda alma probará la muerte’ [Aal ‘Imraan 3:185].” 

 Tomado del libro (al-Muhallaa, 1/34/35) 


Entonces, lo que la interrogadora ha visto puede ser simplemente su imaginación o una ilusión, o pueden ser los yinn que aparecen de una forma distinta a aquella en la cual Allah los ha creado. 


Segundo: 

Con respecto a los yinn que lastiman a los humanos, está probado que ha ocurrido y ocurre. La protección de esto se obtiene al recitar el Corán y adhaakar (dhikr) prescrito en la shari’ah. 

Sheij Ibn ‘Uzaymin (que Allah tenga misericordia con él) dijo:  

“Sin duda, los yinn pueden tener un efecto dañino en los humanos, y hasta pueden matarlos. Pueden dañar a una persona arrojándole rocas, tratando de asustarla, o a través de otros medios que están comprobados en la Sunnah o indicados por hechos reales. Fue reportado que el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) le dio permiso a uno de sus Compañeros para ir a ver a su esposa durante una de las campañas militares- creo que fue la campaña de Al-Jandaq—ya que era un hombre joven que se había casado recientemente. Cuando llegó a su casa, encontró a su esposa parada en la puerta y objetó eso. Ella le dijo ‘Entra’, entonces él entró y encontró a una serpiente enroscada sobre la cama. Tenía una lanza con él, la apuñaló hasta que murió, y en el mismo instante que murió la serpiente, también murió el hombre. No se sabe cuál de ellos murió primero, si la serpiente o el hombre. Cuando el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) se enteró de eso, prohibió que se mataran a las clases de serpientes inofensivas que fueran encontradas en las casas, excepto aquellas que estuvieran mutiladas o que fueran rápidas y malignas. 


Esto indica que los yinn pueden atacar a los humanos, y que pueden dañarlos, tal como se conoce a través de los hechos reales. Hay numerosos informes que indican que un hombre puede llegar a un لrea desierta y recibir el golpe de una roca pero no ver a nadie; también puede escuchar voces o un susurro similar al susurro de los árboles. Además, otras cosas pueden hacerle sentir angustia o temor. Un yinn puede entrar al cuerpo de un humano por amor, con la intención de dañarlo, o por alguna otra razón. Esto está indicado en la aleya Coránica (interpretación del significado): 

“Los que lucren con la usura saldrán [de sus tumban el Día del Juicio] como aquel al que Satanás ha poseído dejándolo trastornado. [al-Baqarah 2:275] 


En tales casos, los yinn pueden hablar desde el interior de la persona y dirigirse a aquel que lee los versículos del Corán. A su vez, el que recita puede hacerle prometer al yinn que no volverá jamás, pero existen otros casos que se refieren a esto y sobre los cuales hay varios informes que se difunden entre las personas. 

 

Entonces la protección que evitará el mal del yinn se da cuando una persona recita aquello que está narrado en la Sunnah ya que es efectivo al proveer protección. Por ejemplo, puede recitar Aleya al-Kursiy, porque si una persona recita Aleya al-Kursiy en la noche, continuará teniendo la protección de Allah y ningún Shaytaan se acercará a él hasta la mañana. Y Allah es el Protector’. 

(Maymu’ Fataawa al-Sheij Ibn ‘Uzaymin, 1/287-288) 

 

La Sunnah menciona adhkaar (dhikr), a través del cual uno puede protegerse de los demonios. Algunos de éstos son: 

Buscar refugio en Allah de los yinn: 

“Si Satanás te susurra [y pretende tentarte a] obrar el mal, refúgiate en Allah, porque Él Todo lo Oye, Él es el Omnisciente.” [Fussilat 41:36] 

“Y si Satanás te susurra refúgiate en Allah; ciertamente Él es Omnioyente, Omnisciente.”

[al-A’raaf 7:200]   


Fue narrado de Sulaymaan ibn Sard que dos hombres estaban intercambiándose insultos en presencia del Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él), hasta que la cara de uno de ellos enrojeció. El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Conozco una palabra que, si él la dijera, aquello de lo que sufre desaparecería: ‘A’udhu Billaahi min al-Shaytaan il-rayim (Busco refugio en Allah del maldito Shaytaan)’.” 

(Narrado por al-Bujari, 3108; Muslim, 2610)  


2- Recitar al-Mu’wadhatayn (las últimas dos Surahs del Corán, al-Falaq y al-Naas).  

Fue narrado que Abu Sa’id al-Judri (que Allah se complazca de él) dijo: “El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) solía buscar refugio de los yinn y del mal de ojo en Allah hasta que los Mu’wadhatayn fueron reveladas, y cuando fueron reveladas, él comenzó a recitarlas sólo a ellas”  

(Narrado por al-Tirmidhi, 2058; él dice que es hasan gharib. También narrado por al-Nasaa’i, 5494; Ibn Maayah, 3511. El hadiz fue clasificado como sahih por al-Albaani (que Allah tenga misericordia con él) en Sahih al-Yaami’, 4905). 

 

3-Recitar Aleya al-Kursiy 

Fue narrado que Abu Hurayrah dijo: “El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) me puso a cargo de la protección del zakaah de Ramadلn. Alguien vino y comenzó a tomar puñados de comida. Lo sujeté y le dije: ‘Te llevaré con el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él)’. él dijo: ‘Te enseñaré algunas palabras a través de las cuales Allah te beneficiará’. Yo dije: ‘؟Cuáles son?’ él dijo: ‘Al ir a la cama recita esta aleya (interpretación del significado): ،Allah! Laa ilaaha illa Huwa (nadie más que él tiene derecho a ser adorado), al-Hayyul-Qayyum (El que vive para siempre, El que sostiene y protege todo lo que existe)...” [al-Baqarah 2:255]- hasta que completó la aleya. Luego Allah elegirل un guardia que permanecerá contigo y ningún shaytaan (demonio) se acercará a ti hasta la mañana’. El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) me preguntó: ‘؟Qué hizo tu prisionero anoche?’ Yo dije ‘Oh Mensajero de Allah, me enseñó algo, y afirmó que Allah me beneficiarيa con eso’. Él dijo: ‘؟Qué fue?’ Yo dije: ‘Me enseñó a recitar Aleya al-Kursiy al ir a la cama, y dijo que ningún shaytaan se acercaría a mí hasta la mañana, y que Allah elegiría a un guardia para mí que se quedaría conmigo’. El Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: ‘Te dijo la verdad, aunque es un mentiroso empedernido. Ese era el Shaytaan’.” 

(Narrado por al-Bujari, 3101) 


Fue narrado de Abu Hurayrah que el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “No conviertan sus casas en tumbas, porque el Shaytaan se escapa de una casa en la cual se recita Surat al-Baqarah” (Narrado por Muslim, 780) 


 5- Los  últimos dos versículos de Surat al-Baqarah 

Fue narrado que Abu Mas’ud al-Anssri dijo: “El Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: ‘Será suficiente para quien recite los últimos dos versículos de Surat al-Baqarah en la noche’.” (Narrado por al-Bujari, 4723; Muslim, 807) 

Fue narrado que al- Nu’maan ibn Bashir (que Allah se complazca de él) que el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Allah orden escribir un libro doscientos años antes de crear los Cielos y la tierra y de allí fueron reveladas las últimas dos aleyas de Surat al-Baqarah. Si se recitan durante tres noches, ningún shaytaan (demonio) permanecerá en la casa”. 

(Narrado por al-Tirmidhi, 2882. Este hadiz fue clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Yaami’, 1799). 


6- Recitar “Laa ilaaha ill-Allaah wahdahu laa sharika lah, lahu’l-mulk wa lahu’l-hamd wa huwa ‘Allah kulli shay’in qadir (No hay otro dios mلs que Allah, único, sin compañero o asociado; Suya es la Soberanía y la alabanza, y él es sobre toda cosa poderoso)” cien veces. 

Fue narrado de Abu Hurayrah que el Mensajero de Allah (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Quien diga “Laa ilaaha ill-Allaah wahdahu laa sharika lah, lahu’l-mulk wa lahu’l-hamd wa huwa ‘Allah kulli shay’in qadir” cien veces durante el día, tendrá una recompensa equivalente a la libertad de diez siervos, cien hasanats (buenas acciones) serán registradas para él, cien sayi’ahs (malas acciones) serán borradas de su registro y se lo protegerá de Shaytaan durante ese día, hasta que llegue el atardecer. Nadie podrá obtener nada mejor, excepto aquel que haga más que él”. 

(narrado por al-Bujari, 31119; Muslim, 2691) 

 

7- Recordar a Allah frecuentemente (dhikr) 

Fue narrado de al-Haariz al-Ash’ari que el Profeta (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Allah le encomendó a Yahyaa ibn Zakariyah (la paz sea con él) cinco cosas para que las siguiera y se las encomendara a los Hijos de Israel... y él les orden que recordaran a Allah. Es semejante al caso de un hombre que es perseguido por el enemigo hasta  llegar a un fuerte en donde encuentra protección; de manera similar, un hombre no puede protegerse de Shaytaan si no recuerda a Allah...”   

(Narrado por al-Tirmidhi, 2863; él dijo que es hasan sahih. El hadiz fue clasificado como sahih por al-Albaani en Sahih al-Yaami’, 1724) 

 

8 – El adhaan  

Fue narrado que Suhayl ibn Abi Saalih dijo: “Mi padre me envió a Bani Haarizah, y allí estaba yo con nuestro esclavo, o con un compañero nuestro. Alguien gritó su nombre desde un jardín, y quien estaba conmigo miró hacia el jardín pero no vio nada. Le mencioné eso a mi padre y él dijo: ‘Si hubiese sabido que esto iba a ocurrirte, no te habría enviado allí. Pero si escuchas una voz, entonces haz la llamada a la oración, porque escuché que Abu Hurayrah (paz y bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Cuando un Shaytaan escucha la llamada a la oración, huye rápidamente” (Narrado por Muslim, 389). 

 

9-Recitar el Corán ofrece protección contra Shaytaan. 

Allah dice en el Corán (interpretación del significado): 

“Cuando recitas el Corán, ponemos un velo protector entre ti y quienes no creen en la otra vida.”. [al-Israa’ 17:45]   

Y Allah sabe mejor.

 


 

Sheij Muhammed Salih Al-Munajjid

Islam Q & A

www.islamhouse.com

 

 

Previous article Next article