La oración en momentos de temor (Salat Al-Jauf)

 La oración en momentos de temor (Salat Al-Jauf)


 

El Islam es una religión de facilidad y tolerancia, donde las oraciones obligatorias, por su importancia y beneficio, no se abandonan bajo ninguna circunstancia, pero  cuando los soldados musulmanes están en campos de batalla por la causa de Aláh y temen la hostilidad del enemigo, les es permitido rezar oración Al-Jauf en sus variadas formas. Éstas son las más conocidas:

Variantes de la oración en momentos de temor


Si el enemigo se encuentra en dirección a la Qiblah rezarán de la siguiente forma:

El Imám pronuncia el Takbir y el resto de los musulmanes, formados en dos filas detrás de él, también pronuncian el Takbir. Luego hacen el Ruku‘ y se levantan del mismo todos juntos. Luego hacen el Suyud con el Imám los de la primera fila detrás del Imám, y luego de que se levantan hacen el Suyud los de la segunda fila y se levantan también. Luego se adelanta la segunda fila y retrocede la primera, y rezan la segunda Rak‘ah tal como fue la primera, y finalmente saludan todos juntos.


Si el enemigo no está en dirección a la Qiblah, rezarán de la siguiente forma:

  1. El Imám pronuncia el Takbir y se forma con él parte de los orantes. El resto permanecerá vigilando al enemigo. El Imám reza con este grupo una Rak‘ah y luego se queda de pie, entonces los soldados completan la oración por su cuenta y se retiran para posicionarse vigilando al enemigo. Luego viene el segundo grupo y reza con el Imám la Rak‘ah restante. Cuando termina la Rak‘ah, el Imám se queda sentado y los soldados completan su oración mientras él espera sentado, luego saluda y termina la oración con ellos. Los soldados deben cargar armas ligeras durante la oración y permanecer atentos a la hostilidad enemiga.
  2. El Imám reza con una parte de los soldados dos Raka‘at, y luego ellos saludan y viene el segundo grupo, con los que reza otras dos Raka‘at. Así, el Imám reza cuatro Raka‘at y cada grupo de soldados dos.
  3. El Imám reza con el primer grupo una oración completa de dos Raka‘at y luego saluda. Después reza con el segundo grupo otra oración completa de dos Raka‘at y saluda.
  4. Cada grupo reza una Rak‘ah con el Imám. El Imám acaba rezando dos Raka‘at y cada grupo una, sin necesidad de compensar.

Todas estas formas han sido confirmadas en la Sunnah.


Si la batalla se desencadena y el enfrentamiento y el temor son constantes,

entonces rezan montados o a pie una sola Rak‘ah, inclinándose levemente para el Ruku‘ y un poco más para el Suyud. No es necesario que estén orientados a la Qiblah. Si ni siquiera esta forma es posible, deberán posponer su oración hasta que termine la batalla.


  1. Aláh dice en el Sagrado Corán: “Observad la oración prescripta, y especialmente la oración intermedia [oración Al ‘Asr], y cumplidla con sometimiento a Aláh. Si teméis [en situación de guerra o peligro], orad de pie o montados, pero cuando cese el temor, recordad y agradeced a Aláh que os enseñó lo que no sabíais”. (2:238-239)
  2. ‘Abdullah Ibn ‘Abbas (Aláh se complazca con él) dijo: “Aláh les prescribió hacer la oración a través de las palabras del Profeta, cuando se encuentren en sus lugares de residencia realicen cuatro Raka‘at, durante los viajes dos y en situación de inseguridad y temor una sola Rak‘ah”.[1]

 

Debido a que la oración del Magrib no acepta ninguna disminución, el Imám puede rezar dos Raka‘at con el primer grupo y una sola con el segundo,

 

 




[1] Muslim 687.

www.islamhouse.com

 

Previous article Next article