1. Artículos
  2. Cuarenta Encuentros con el Amado Profeta
  3. Derechos del Profeta (saaw) – Parte 2

Derechos del Profeta (saaw) – Parte 2

Auther : Dr. Adel ibn ‘Ali al-Shiddy
1183 2012/11/19 2022/10/06

Continuamos con la mención de los derechos del Profeta (saaw) sobre sus seguidores:

Difundir su mensaje

La lealtad con el Mensajero de Alá  incluye difundir su invitación al Islam por toda la Tierra, porque él  dijo:

“Hagan llegar de mí, aunque sea una palabra”. (Al-Bujari) 

También dijo:

 “Si Alá guía a través tuyo a un solo hombre es mejor para ti que poseer los más valiosos camellos rojos”.  (Al-Bujari y Muslim) 

Y dijo:

“A través de ustedes [los musulmanes] tendré más seguidores que el resto de las naciones en el Día de la Resurrección”. (Ahmad) 

Una de las formas por las que su nación se incrementará es a través de la da`wah, o divulgación, que lleva a la gente al Islam. Alá declaró que la divulgación ha sido siempre la ocupación de los Profetas y sus seguidores. 

“Diles [a los hombres ¡Oh, Mujámmad!]: Éste es mi sendero, tanto yo como quienes me siguen exhortamos [a creer y a adorar] a Alá con conocimiento [y certeza]. ¡Glorificado sea Alá! Por cierto que no me cuento entre los idólatras”. (12:108)

La Ummah musulmana debe cumplir el deber que Alá le asignó, que es la da`wah y la entrega del mensaje, ordenando el bien y prohibiendo el mal. Como el Todopoderoso dijo:

“Sois la mejor nación que haya surgido de la humanidad: Ordenáis el bien, prohibís el mal y creéis en Alá. Si la Gente del Libro creyera, sería mejor para ellos; algunos son creyentes pero la mayoría desviados”. (3:110)

 Reverenciarlo durante su vida y luego de su muerte

Esto está entre los derechos que muchas personas han descuidado. En el Corán, Alá dijo:

“Por cierto que te enviamos [¡Oh, Muhámmad!] como testigo [de la unicidad divina], albriciador y amonestador. Creed en Alá y en Su Mensajero, asistidle y honradle [al Profeta], y glorificad a Alá por la mañana y la tarde.” (48:8-9)

El sabio Ibn Sa`di explicó: “Asistir y honrar al Mensajero  significa reverenciarlo, tenerlo en estima y cumplir sus derechos debido a la gran deuda de gratitud que tenemos con él”.

Los compañeros del Profeta  solían honrarlo, respetarlo y tenerlo en gran estima, tanto que cuando él  hablaba ellos lo oían atentamente, como si pájaros estuvieran parados sobres sus cabezas. Ya que Alá había revelado:

“¡Oh, creyentes! No levantéis vuestras voces sobre la voz del Profeta, y no habléis con él del mismo modo que habláis entre vosotros, pues vuestras obras se malograrán sin que os deis cuenta”. (49:2)

Abu Bakr  dijo: “Por Alá, no te hablaré luego de esto excepto sino como si fuera en secreto”.

La forma de respetarlo luego de su muerte, es siguiendo su Sunnah, por consideración a sus órdenes, por aceptación de sus mandatos,  por cortesía hacia sus enseñanzas, no dando prioridad a ninguna opinión o escuela de pensamiento sobre sus enseñanzas. El Imám Shafi`i dijo: “Todos los eruditos musulmanes concuerdan en que quien haya entendido la Sunnah del Mensajero  de Alá no le es permitido abandonarla por la opinión de otra persona”.

 

 Invocar las bendiciones de Alá sobre él cuando él sea mencionado

Alá ha ordenado a los creyentes invocar bendiciones sobre él, diciendo:

“En verdad Alá y Sus ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pedid bendiciones y paz por él”. (33:56)

Y el Profeta  dijo:

“Pobre del hombre que cuando yo sea mencionado ante él, no invoque bendiciones sobre mí”. (Muslim)

También dijo:

“La gente más cercana a mí en el Día de la Resurrección serán aquellos que invocaron más bendiciones sobre mí”. (At-Tirmidhi – considerado Hasan por al-Albani) 

Y dijo: “El tacaño es aquel ante quien soy mencionado y no invoca bendiciones sobre mí”. (Ahmad y at-Tirmidhi – considerado Sahih por al-Albani)

Es de hecho un acto de descortesía para un musulmán oír la mención del Mensajero  de Alá y luego ser tan mezquino para no invocar bendiciones sobre él. El Imán Ibn al-Qayyim mencionó muchos de los beneficios de invocar bendiciones sobre el Profeta  en su libro titulado “yalaa’ al-Afhaam fis-Salaati was-Salaami `ala jayr il-Anaam”.

 Aliarse con sus aliados y enemistarse con sus enemigos

Alá dijo en el Corán:

“No encontrarás ningún pueblo que crea en Alá y en el Día del Juicio que sienta afecto por quienes combaten a Alá y a Su Mensajero, aunque éstos sean sus padres, sus hijos, sus hermanos o sus parientes. A éstos [Alá] ha grabado la fe en sus corazones, les ha fortalecido con Su luz y les ingresará eternamente en jardines por donde corren los ríos. Alá se complace de ellos y ellos de Él. Éstos son quienes creen en Alá. ¿Acaso no son quienes creen en Alá los triunfadores?” (58:22)

Aliarse al Profeta  también significa la alianza con sus compañeros, mostrando amor, respeto, reconocimiento, elogio, seguir su ejemplo, pedir perdón por ellos, restringirse de discutir sus desacuerdos, así como una posición firme contra sus enemigos y aquellos que los insultan o difaman.

Aliarse al Profeta  también significa aliarse con los miembros de su familia, apoyarlos y defenderlos, pero al mismo tiempo, evitar la alabanza excesiva y la exageración en sus atributos.

La alianza con el Profeta, incluye el amor y respeto por los eruditos de Ahl as-Sunnah, evitar el desdén o deshonrarlos. E incluye una fuerte posición contra sus enemigos entre los no creyentes, los hipócritas y aquellos que defienden la innovación y el error.

Previous article Next article

Articles in the same category

El sitio web de apoyo a Muhammad el Mensajero de AllahIt's a beautiful day